País

Marcha de la Diversidad fue una fiesta de color, indignación y amor

Si bien la mayor parte del desfile tuvo un tono celebratorio y colorido, no faltaron los ritmos y cantos de protesta, que claman por el cumplimiento efectivo de todos los derechos de todas las personas de las comunidades LGBTAQI+.

La Marcha de la Diversidad, que tuvo lugar el pasado domingo 26 de junio fue una jornada de celebración del amor en sus diversas formas y de la diversidad humana en todos sus extremos, pero no dejó de lado los gritos que piden justicia, paz e igualdad para las poblaciones históricamente oprimidas.

Si bien la mayor parte del desfile tuvo un tono celebratorio y colorido, no faltaron los ritmos y cantos de protesta, que claman por el cumplimiento efectivo de todos los derechos de todas las personas de las comunidades LGBTAQI+.

La marcha fue encabezadda por una manta con que las organizaciones alzaron el grito para exigir el fin de las torturas con las que se pretende «corregir» o «convertir» las orientaciones sexuales e identidades de género diversas por parte de sectores conservadores.

Otras consignas fueron a favor de una ley de identidad de género, mayor y mejor educación sobre diversidad en escuelas y colegios, fin a la discriminación y los discursos de odio desde el poder, y otras, que llenaron las calles de la capital.

A continuación un recuento fotográfico de la jornada, realizado por estudiantes de la Escuela de Ciencias de la Comunicación Colectiva de la UCR.

Suscríbase al boletín

Ir al contenido