Carlos Araya, Vicerrector de Administración:

“Lo que perseguimos es garantizar el equilibrio financiero de la Universidad”

Urgente. Ese es el calificativo que utiliza el vicerrector de Administración de la Universidad de Costa Rica, Carlos Araya, sobre la medida

Urgente. Ese es el calificativo que utiliza el vicerrector de Administración de la Universidad de Costa Rica, Carlos Araya, sobre la medida de reducir el porcentaje de anualidad de un 5,5% a un 3% en los salarios universitarios.

Según el vicerrector, el mantener el “régimen de mérito” (pluses) tal y como está en el rubro de anualidades, llevaría a la Universidad a un desequilibrio presupuestario que arrancaría en 2016 consumiendo las reservas financieras de la institución, hasta crear un déficit tres o cuatro años después.

Araya comentó que desde 2013, la administración empezó a detectar un comportamiento “atípico” en la relación entre el salario base y el régimen de méritos, la cual tras mantenerse estable durante toda la década, empezó a incrementarse a partir del 2010.

Durante la década anterior, la relación entre el salario base y el régimen de méritos se mantuvo alrededor del 142% (por cada 1000 colones de salario, se apagaron 2.142 en el régimen de méritos), pero 2010 se incrementó a 150,5% y ahora se ubica en 157%.

“Al ver un comportamiento atípico como es la masa salarial, pues nos dimos a la tarea de investigar que estaba generando ese incremento, que se origina a partir de las decisiones del 2009 por parte del Consejo con el incremento del 3% al 5,5% en la anualidad, y rompimiento del tope de 30 años”, comentó Araya.

De acuerdo con Araya en el 2010 el pago del salario base representaba el 40,9% del total de remuneraciones, mientras que en el 2014 representó el 37,5%.

“Mientras que la anualidad en el 2009 representaba el 29,5%, en 2014 representa el 34,6%, eso nos permite tener claridad de que el problema que se está generando desde el punto de vista del crecimiento de la masa salarial, en estándares fuera de lo normal, lo está generando la anualidad, al punto de que no hacer nada, a mediados del año próximo pagaríamos menos por salario base que por anualidad”, explicó el vicerrector.

Araya añadió que el crecimiento de los salarios ha oscilado entre el 11% y 10,5% durante los últimos años, pero en contraste, los ingresos de la universidad registraron un incremento de entre 12%y 14%, lo que permitió mantener el equilibrio.

“En el momento en que lleguemos a la inversión del 1,5% del PIB para la educación superior, los ingresos van a crecer con el PIB nominal, que ha crecido en promedio 9,5%. En ese escenario tendríamos ingresos a ritmo del 9,5% y gastos que crecen al 10,5%. No hay que ser especialistas financieros para ver que vamos a tener un problema importante”, añadió.

El funcionario negó que la rebaja en la anualidad signifique se vayan a dar rebajas en los salarios, pues lo que se va a variar es el ritmo al que crecen por anualidades, lo que significa que el 5,5% pagado entre 2010 y 2015 queda en el acumulado de cada trabajador.

Ante la disposición del Consejo Universitario para que la administración se siente a negociar con el Sindicato de Empleados de la Universidad de Costa Rica (Sindeu), Araya indicó que existe una “relación muy cordial” con la parte sindical y aseguró que la dirigencia del Sindeu ya contaba con la información relativa al problema salarial desde julio del 2013.

“Afortunadamente tendremos la oportunidad de conversar, estoy girando una invitación al sindicato formalmente para tener una primer reunión el jueves (3 de septiembre), para conformar los equipos de trabajo y no solo escucharlos, sino que puedan hacer sus proyecciones financieras y nos puedan dar propuestas”, concluyó.

 


 

Rosemary Gómez, secretaria general del Sindeu:

“La administración ha venido decidiendo sola, nunca nos sentamos a hablar”

JAVIER CÓRDOBA MORALES

Javier.cordoba@ucr.ac.cr

Falta de diálogo e información por parte de la Rectoría de la Universidad de Costa Rica (UCR) en la discusión sobre el tema salarial es el principal reclamo que hace la secretaria general del Sindicato de Empleados de esta casa de estudios (Sindeu), Rosemary Gómez.

Para Gómez, es un “error” que se entre a tratar de rebajar un rubro del salario como es la anualidad, sin realizar una discusión más integral sobre el modelo de universidad, el presupuesto y la forma en que se invierte.

“La UCR se ha caracterizado por años por tener una masa salarial muy sana, han tenido cuidado de que no se exceda de lo que puede cubrir con su presupuesto”, afirmó Gómez.

La dirigente sindical asegura que si bien en la convención colectiva de la UCR se establece un 3% de anualidad, que fue incrementado por acuerdo del Consejo Universitario del 2009, añadió que la misma convención en el artículo 79 salvaguarda las mejoras y derechos que han adquirido los trabajadores universitarios.

Gómez cuestiona la gestión del rector, Henning Jensen, durante la última negociación del Fondo Especial para la Educación Superior (FEES), pues aseguró que no han recibido la información relativa al Plan Nacional de la Educación Superior Universitaria Estatal (Planes) y los rubros que no se podrán cumplir cuando la oferta del gobierno en la negociación fue más baja de lo solicitado por las universidades inicialmente.

“Dentro de Planes va la masa salarial, se tiene que saber con cuanta masa salarial se tienen que hacer proyecciones y estudios. Ahí entran instancias como la Oficina de Planificación Universitaria (Oplau), la Oficina de Administración Financiera y la Contraloría como vigilante para garantizar la sostenibilidad.

“Necesitamos saber cuánto está invirtiendo la universidad en fideicomisos, en el tema del crédito del Banco Mundial, qué deudas tiene la universidad. La comunidad universitaria no son 1800 docentes que votan para elegir al rector, somos todos los funcionarios y estudiantes”, aseguró.

Para Gómez, el hecho de que la administración del rector Jensen introdujera esta discusión un día antes de firmar el FEES, muestra que se cedió a los discursos que en la Asamblea Legislativa y el gobierno piden recortes para las universidades.

“Tenemos que resolver la defensa del presupuesto, si es que lo van a recortar, pero el problema es que hemos caído en el juego político de la crisis y el desmantelamiento del sector público”, añadió.

Gómez cuestionó la rebaja de las anualidades como solución a los “posibles” problemas financieros de la universidad y aseguró que no están cerrados ante la posibilidad de cambios, pero reclaman más información y participación de parte de la Rectoría.

“Todos queremos defender la institución, que se maneje de manera y con respeto a la autonomía, eso nos lo pide la convención colectiva. Pero no vamos a ser irresponsables, no tenemos los instrumentos y la información necesaria, eso significa que la administración fue decidiendo sola, saben que solo se algunas presentaciones”, reclamó.

El Sindeu pide una presencia más activa del rector en las discusiones sobre el tema salarial y asegura que en el pasado cuando se presentaron problemas con el FEES, los rectores salían a la calle a pedir más presupuesto, pero con el rector Jensen esto no ha sucedido.


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/pais/lo-que-perseguimos-es-garantizar-el-equilibrio-financiero-de-la-universidad/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments