País Asamblea Legislativa detectó nuevos casos de COVID-19

Legisladores denuncian irrespeto a protocolos de Salud por urgencia de tramitar Empleo Público

Tres asesores del despacho del diputado Óscar Cascante, del PUSC, dan positivo a prueba de COVID-19.

Mientras el presidente del Congreso, Eduardo Cruickshank, aseguró que el médico de la Asamblea Legislativa le afirmó que no había riesgo de contagio para los legisladores tras detectarse casos positivos de COVID-19 entre asesores del despacho del diputado Óscar Cascante, un grupo de diputados criticó que prosigan en sesiones maratónicas de cuatro o cinco horas para discutir la Ley Marco de Empleo Público.

Según se confirmó esta tarde desde la fracción del Partido Unidad Socialcristiana (PUSC), “efectivamente colaboradores del despacho del diputado Óscar Cascante salieron positivos en la prueba de Covid-19. El diputado no tuvo contacto con ninguno de sus colaboradores y ellos desde el día lunes se encuentran en aislamiento”.

El presidente del directorio legislativo, Eduardo Cruickshank, indicó que esta tarde el médico de la Asamblea, Walter Rodríguez le envió una nota en la que señalaba: “Ante la consulta sobre el contacto del señor diputado Óscar Cascante con sus asesores, les informo que esta no se dio. Los asesores fueron evaluados en horas de la mañana y el señor diputado llegó en horas de la tarde al plenario. Por ende no hay riesgo para el resto de los congresistas”.

No obstante, varios diputados y diputadas criticaron que se continúen con las extensas sesiones para discutir la Ley Marco de Empleo Público, de 9 de la mañana a 6 de la tarde, sin respetar las recomendaciones y lineamientos del Ministerio de Salud con el único fin de tramitar el proyecto citado.

La diputada del Partido Acción Ciudadana (PAC), Paola Vega, criticó las directrices de Cruickshank y del médico de la Asamblea. También cuestionó los cambios de posiciones recordando que en diciembre cuando una legisladora no quería votar el préstamo con el BID los diputados salieron corriendo ante el miedo de contagio; pero que ahora con tres diputados vinculados a personas con COVID-19, se afirma que no han tenido contacto alguno. “Servicios médicos se está prestando para decir que no hay riesgo alguno”.

“Yo sé que hay una urgencia por tramitar proyectos de ley; pero no es posible que se nos informe a estas horas que tres asesores de un diputado salieron positivos y el diputado ha pasado aquí encerrado todos estos días y, perdón, pero yo no me creo el cuento de que el diputado no ha visto a nadie de su despacho y no ha tenido contacto”, dijo Vega.

“Yo no creo que si hay tres asesores directos de un despacho con COVID-19 ya confirmados no tengamos riesgo alguno y mucho menos tolero que se nos informe a última hora, exponiendo aquí nuestra salud, sabiendo que hay personas de alto riesgo por su edad o sus padecimientos. Me parece que ya es excesivo. Ningún proyecto de ley puede estar por encima de la vida humana”, expresó.

El legislador frenteamplista José María Villalta afirmó que en el plenario “no se respetan las recomendaciones ni las disposiciones de la autoridad sanitaria; hay una recomendación y un señalamiento claro de que no se deben realizar reuniones por más de dos horas en recintos cerrados porque eso multiplica los riesgos de contagio y aquí sesionamos por cuatro, cinco horas seguidas”.

“Ha habido recomendaciones que efectivamente no se han acatado, se han ignorado por conveniencia política dejando la salud en un segundo plano, no solo de los diputados y diputadas sino de todo el personal que trabaja en este plenario, que también tiene familias, también tiene derecho a la salud”, destacó Villalta.

La diputada independiente Zoila Volio leyó un oficio enviado por el ministro de Salud, Daniel Salas: “El desarrollo de actividades en el plenario y en cualquiera de los recintos de la Asamblea, en ausencia de cumplimiento de los lineamientos sanitarios, favorecerá el surgimiento de cadenas de transmisión simultánea”. “Señor Cruickshank, ¿usted se va a hacer responsable cuando alguno de nosotros se muera?”

Ante las críticas, Cruickshank respondió que la decisión de realizar sesiones extraordinarias fue una “decisión soberana” de 48 diputados y diputadas. “No se vale venir a decir que no se respeta porque ha sido decisión de una amplia mayoría de este plenario.

La diputada Laura Guido, del PAC, más bien criticó a sus compañeros por hablar. Dijo que “las disposiciones de salud deben ser emitidas por las personas que tratan a los pacientes, en las consultas médicas técnicas, y no son temas opinables en el plenario legislativo”. “Las disposiciones sanitarias y la atención personal de cada individuo no es un tema de debate público, a menos que la autoridad sanitaria indique que hay una condición que debe ser de conocimiento de los demás. Esto no es un tema opinable del debate parlamentario”, agregó la legisladora oficialista.

Walter Muñoz, del PIN, respondió a Guido argumentando: “Me parece que debemos ser consecuentes y respetar el criterio médico; pero en ningún momento en el plenario legislativo se nos puede coartar la libertad de poder opinar con propiedad. Yo hago una recomendación, no una orden. Con el aprecio que le tengo al diputado Óscar Cascante, son de 8 a 10 días de ventana en que puede contagiarse cualquier persona que esté portando el coronavirus”.

Ir al contenido