País

La Nación tendrá que pagar ₡9.911 millones por inversiones a pensiones de la CCSS y tres operadoras del ROP entre 2024 y 2025

Gerentes de CCSS piden saber cómo se pagarán los casi ₡6 mil millones invertidos con CCSS y fondo de retiro de empleados, porque La Nación generó pérdidas de ¢350 millones a inicios del 2022, mientras gasta en proyecto inmobiliario y reparte dividendos a sus accionistas

Datos recopilados de los portafolios de inversión de la Superintendencia de Pensiones (Supen) y consultas previas con las operadoras del Régimen Obligatorio de Pensiones (ROP), muestran que La Nación S.A. tendrá que cancelar ₡9.911 millones a cinco fondos de pensiones que realizaron inversiones entre 2019 y 2020.

Los bonos comprados por la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) con las pensiones básicas de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) y el Fondo de Retiro de Empleados (FRE) de la institución se vencerán entre el 2024 y 2025, afirma un oficio firmado por el gerente Financiero, Gustavo Picado, y el gerente de Pensiones, Jaime Barrantes.

Los gerentes de la CCSS piden al regulador de la Superintendencia General de Valores (Sugeval) que obtenga información de La Nación sobre “¿Cómo se planea atender los vencimientos de pasivos, asociados a las emisiones estandarizadas (Serie A-14 y Serie B-14) que mantiene La Nación, S.A.”, entre otros temas.

La Caja compró casi ₡6 mil millones en bonos, con dinero de las pensiones básicas del IVM (₡2.950 millones) y del FRE (₡2.950 millones). Un reportaje previo de UNIVERSIDAD mostró también la compra de ₡494 millones con el ROP que administra la operadora complementaria de la CCSS.

Las dudas de los gerentes Picado y Barrantes surgen porque existen incongruencias en el comportamiento financiero de la empresa, que reporta grandes pérdidas recientes, pero continúa repartiendo dividendos a accionistas y también generando gastos para cumplir un proyecto de fideicomiso inmobiliario.

El oficio GF 365-06-2022-GP-1046-2022 del pasado 29 de junio, asegura que “al 31 de marzo 2022, las inversiones financieras muestran un crecimiento interanual del orden del 15%” pero buscan entender “¿cómo se financia dicho incremento: generación operativa de flujo de caja o nuevos pasivos financieros?”.

“Al cierre del primer trimestre 2022, se visualiza una pérdida neta del periodo de ¢350 millones, casi un 35% superior a la pérdida reflejada en marzo 2021; de no haberse registrado una ganancia por diferencial cambiario la pérdida hubiera sido mayor”, afirman los gerentes.

La representante sindical ante la Junta Directiva de la CCSS, Martha Rodríguez, aseguró a UNIVERSIDAD que las inversiones en La Nación no es un tema que hayan discutido dentro de ese órgano. No obstante, prevé que esté en agenda para la próxima sesión, es decir, el 7 de julio.

Rodríguez dijo que la directiva sí dio instrucciones al área de análisis de riesgos de la Caja “de darle seguimiento riguroso a las inversiones de La Nación por la situación que se había venido dando. Sin embargo, lo que se había dicho es que no había un riesgo en ese momento. Pareciera que la situación ha cambiado”.

Para la directiva de la CCSS, la Junta Directiva también debe analizar “el caso de la operadora de pensiones (la OPC de la CCSS funciona aparte de la institución) y la pensión complementaria”.

Desde el pasado 15 de junio, UNIVERSIDAD solicitó a prensa de la CCSS información sobre los vencimientos de los bonos adquiridos con el IVM. Este mismo viernes se reiteró que «Hemos estado tratando de obtener la información que nos solicita de forma manual pero no ha sido posible a falta de sistemas. En el momento en que éstos sean rehabilitados retomaremos su solicitud. Por lo que solicitamos su comprensión en este momento, apenas se reestablezcan los sistemas, buscaremos la información y la haremos llegar a la brevedad».

Información recopilada con datos de SUPEN, consultas a las operadoras y el oficio de la CCSS «GF 365-06-2022-GP-1046-2022».

Gerentes CCSS piden información financiera de La Nación

Entre las preguntas enviadas a la Sugeval para su traslado hacia La Nación se enumeran “¿Qué acciones concretas está tomando La Nación, S.A. tendientes a mejorar la utilidad operativa que genera la empresa?”, se piden los supuestos con los cuáles calculan los resultados financieros de la empresa y preguntan sobre “¿a partir de qué momento la empresa empezará nuevamente a tener resultados financieros positivos?”.

Los gerentes de la CCSS piden responder sobre cuál es el  el “impacto en (el) flujo de efectivo” después de que la Asamblea de Accionistas de La Nación decidió  “distribuir dividendos en un contexto donde la empresa continúa teniendo una pérdida neta y se visualiza una menor generación de efectivo neto de las actividades de operación”.

El oficio también pregunta sobre el impacto financiero que tiene un fideicomiso creado para un proyecto inmobiliario.

Los gerentes aseguran que, en el 2020,  “La Nación, S.A. suscribió un Contrato de Fideicomiso, identificado como FIDEICOMISO DE DESARROLLO VÍA NACION – CERO SESENTA Y CINCO – 2020 («Fideicomiso») con el objetivo primario de desarrollar un Proyecto Inmobiliario de uso mixto en los terrenos propiedad de LA NACIÓN, S.A. en donde se ubican sus instalaciones en Llorente de Tibás, San José y algunas otras propiedades que ha adquirido”.

Los gerentes Picado y Barrantes piden que Sugeval obtenga información sobre el impacto financiero que tuvo el proyecto, que incluye la compra de terrenos “por un monto de $1,371 millones”.

Según de desprende del oficio de la CCSS, los dueños de bonos actualmente carecen información sobre el proyecto inmobiliario, por lo que piden, entre otros, saber “¿Cuál es el impacto financiero futuro que espera la Administración de La Nación, S.A.? ¿Cuánto es el valor total del proyecto a desarrollar? ¿A cuánto asciende el monto total de los activos y/o gastos asumidos que La Nación, S.A. aportará al fideicomiso?”.

Suscríbase al boletín

Ir al contenido