Bernardo Alfaro, superintendente de Entidades Financieras

 “La morosidad por sí misma no es suficiente para intervenir un banco”  

El jefe de la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef), Bernardo Alfaro, se refirió con detalle a los riesgos que la devaluación del colón y el alto endeudamiento en dólares pueden traer a la estabilidad financiera del país.

Recientemente, la calificadora de riesgos Moody´s publicó un análisis sobre el riesgo de algunos bancos debido a la situación del déficit fiscal y al alto endeudamiento en dólares de personas o empresas que no tienen ingresos en esa moneda. A raíz de la fuerte alza registrada por el dólar esta semana y, en general, la mayor volatilidad que muestra el tipo de cambio ¿la Sugef lleva un monitoreo cercano de la morosidad en esos bancos?

–En efecto, la morosidad se mide de modo mensual para cada una de las entidades supervisadas. Es uno de los indicadores fundamentales que se miden y permiten otorgar una calificación a los entes en función de su nivel. La Sugef complementa el seguimiento de este indicador con otros, tales como la cobertura de la cartera morosa con las estimaciones registradas.

Si la situación se saliera de control, ¿podría ocurrir que la Sugef interviniera en esos bancos?

–La Sugef tiene todo un esquema de calificación de las entidades que incluye indicadores cuantitativos y cualitativos. Se interviene una entidad cuando los niveles generales de un supervisado exceden los límites establecidos y, por ende, debe valorarse su viabilidad financiera.

Eso no se detona por un solo indicador particular, con la excepción de la Suficiencia Patrimonial, que mide la capacidad de la entidad para soportar pérdidas inesperadas. En este sentido, la morosidad por sí misma no es suficiente para intervenir un banco.

¿Qué medidas tomó la Sugef para evitar que se ofreciera a las personas consumidoras el acceso a deudas en dólares, sabiendo que el problema del déficit se hacía cada vez más riesgoso para la estabilidad macroeconómica?

–Desde hace ya varios años la Sugef estableció que los deudores en dólares no generadores, tenían que superar varios umbrales.

Se consideran de riesgo medio cuando superan el umbral moderado, es decir, cuando su capacidad de pago no se altera, aunque el colón se deprecie un 15%, y se consideran de riesgo bajo cuando su capacidad se mantiene incólume ante una devaluación de un 30%.

Es decir, un Banco que ha sido prudente y ha manejado este tema de manera correcta, tendría deudores capaces de soportar devaluaciones del 30%. Estas valoraciones son consideradas por las entidades para calificar la capacidad de pago de los deudores.

Además, desde hace dos años se pide a las entidades supervisadas que realicen una estimación adicional de 100 puntos base cuando le otorgan un crédito en dólares a un no generador. Eso le da a los supervisados mayor capacidad de soportar la morosidad en esas carteras, y desincentiva la colocación de esos créditos, pues obliga a cobrar tasas de interés mayores.

¿Tomarán alguna clase de medidas hacia el futuro?

–De no aprobarse el Plan Fiscal es de esperarse que las tasas de interés suban de modo más agresivo, y que también el colón se deprecie con mayor fuerza. En tal caso, tendríamos que adoptar las medidas que permitan mantener la estabilidad del sistema financiero, que es nuestro principal objetivo.

0 comments