País Crisis por COVID-19

«La Caja no está quebrada, pero obviamente hay un embate financiero», asegura Macaya

El presidente ejecutivo de la institución afirma que la CCSS tiene recursos en reserva, pero que muchos están comprometidos en la construcción de infraestructura.

El presidente ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Román Macaya, afirmó este viernes que la institución aún tiene recursos para sobrevivir, aunque reconoció que los ingresos se han hecho más escasos durante la emergencia por el COVID-19.

«La CCSS no está quebrada; sin embargo, en una pandemia donde la principal institución que lidia con la crisis sanitaria es la Caja, obviamente hay un embate financiero de dos lados: uno en el lado de inversión y gasto y, por otro lado, un bajonazo por el desempleo, producto de la crisis económica», dijo Macaya.

El jerarca explicó que alrededor del 80% de los ingresos de la entidad provienen de las cuotas obrero-patronales, por lo que la falta de empleo formal y el mayor subempleo causa una reducción sustancial en los ingresos.

Macaya agregó que las reservas de la CCSS están distribuidos en el seguro de enfermedad y en el seguro de invalidez, vejez y muerte (IVM) para las pensiones. Pese a contar con estos recursos, mucho del dinero ya está destinado para proyectos propios de la institución.

«La Caja tiene reservas, pero no son dinero extra que están sin uso, tienen un destino y están comprometidas para un portafolio de inversión que es necesario de realizar. Ahí hay hospitales, áreas de salud, Ebais y diferente tipo de infraestructura que se requiere hacer. Esos fondos están ahí, están invertidos en títulos que se pueden liquidar, pero usarlos no es gratis, porque es dinero que está comprometido para obras de infraestructura», afirmó el presidente ejecutivo de la CCSS.

Estos títulos rondan alrededor de los ¢1,3 billones y están destinados a construcciones como la del Hospital de Puntarenas, el Hospital de Turrialba, la nueva torre del Hospital Calderón Guardia y la torre del Hospital México, según señaló Macaya.

Ante esta problemática, el jerarca aseguró que se creó una mesa de trabajo donde se buscarán soluciones financieras para la institución. Además, se abordará la deuda del Estado con la CCSS.

«Lo que queremos trabajar en la mesa con el Ejecutivo es en un mecanismo para que el Estado pueda irle repagando la deuda que tiene con la Caja. Esta es una deuda que se ha acumulado a lo largo de décadas y tiene diferentes rubros, pero es un monto muy importante. Esos fondos están en nuestra contabilidad, pero si no ingresan no podemos tomar decisiones», manifestó Macaya.

Ir al contenido