Juzgado concursal da un mes a perito para presentar informe sobre Aldesa

Resultado será determinante para decidir proceso de Administración por Intervención

El Juzgado Concursal del Primer Circuito Judicial otorgó un mes plazo al perito encargado de hacer las investigaciones pertinentes y definir si es viable llevar a cabo la Administración por Intervención Judicial que solicitó Aldesa Corporación de Inversiones para salvarse de la quiebra.

Precisamente, el 14 de febrero de este año, dicho juzgado nombró al perito Hansel Antonio Miranda como encargado de emitir un informe sobre la viabilidad del plan de negocio planteado por el presidente de Aldesa, Javier Cháves y que ha pasado un tortuoso camino de incertidumbre y dudas.

Al ser notificado, Miranda hizo una solicitud a los jueces para que le otorgaran un tiempo superior para llevar a cabo dicha investigación, sin embargo, el Juzgado Concursal la denegó y le indicó que comenzara con el proceso y al acercarse la fecha de vencimiento, si era necesario, solicitara nuevamente una extensión del período.

De acuerdo con el abogado Ronny García, defensor de una de las inversionistas que perdieron sus dineros en proyectos de Aldesa, indicó que la solicitud del perito estaba relacionada a que éste considera que necesitará más tiempo para dar el dictamen, pero el Juzgado primero le pide intentar en ese plazo y de lo contrario más adelante lo solicite.

Por su parte, mediante un comunicado Aldesa aseguró que continuará colaborando con todos los insumos que requieran para desarrollar el informe, pues éste será determinante para que el Juzgado emita una resolución sobre la apertura o rechazo del proceso.

El asunto es que el plan de salvamento planteado por Aldesa contenía una serie terrenos, propiedades y bienes que ya fueron negociados por la compañía, por lo que eso podría incidir en la decisión del perito.

Precisamente, la empresa ha impulsado una serie de acuerdos con diversos inversionistas de proyectos liderados por la empresa, como en el caso del desarrollo inmobiliario Terra Verbena que fue cedido por la empresa como parte de un arreglo de pago por $54 millones que firmó con más de 100 inversionistas.

O cuando cedió el edificio de Aldesa, en el cual unos 15 inversionistas habían puestos sus dineros. Para ello, cinco inversionistas grandes compraron su parte al resto de personas, pero dándoles entre el 50% y 30% de lo que habían invertido.

Además, varios inversionistas de la subsidiaria de Aldesa, Gravitón firmaron finiquitos en los que se establece que la compañía les pagaría un 10% de la deuda en los siguientes tres años y el 70% al cuarto año, con una cláusula en la que se comprometen a no demandar a la empresa.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments