Johnny Araya busca prolongar su caudillaje en San José

Electores capitalinos demostrarán si votan por un partido o por una figura.

Alianza por San José reta continuidad de Liberación Nacional y quiere garantizar regreso de Johnny Araya, tras dos años fuera de la alcaldía capitalina.

Alianza por San José, un ignoto partido que ni siquiera tenía planes de meterse en la contienda electoral 2016,  podría convertirse en el primer partido cantonal  en controlar la municipalidad más grande del país: San José.

El escenario no es descabellado si se parte del hecho de que su candidato es Johnny Araya, quien ha ganado las tres elecciones municipales realizadas en San José.

Araya regresa a la actividad política dos años después de la paliza que recibió en el balotaje por la presidencia del país. Esa derrota incluso le valió una suspensión de hasta cuatro años en el Partido Liberación Nacional, ya que se le acusó de faltar a la ética de la agrupación al anunciar su retiro de la contienda semanas antes de la votación en segunda ronda, previendo de antemano una derrota estrepitosa.

Contenido Relacionado

La imposibilidad de participar con los liberacionistas en las municipales de 2016 pudo haber significado la pausa más larga de Araya en su actividad política desde que inició como regidor en 1982, por la coalición de izquierda, Movimiento Revolucionario del Pueblo. Desde aquel entonces han transcurrido 33 años y de los cuales tan solo en los períodos 1986-1991 y julio 2013 a la actualidad, Johnny Araya ha estado sin un cargo municipal.

En total registra una suma de más de ocho mil días como funcionario de la Municipalidad de San José, desempeñándose como regidor, ejecutivo municipal y alcalde. Todo un récord a nivel nacional, considerando que inició a los 25 años.

Meses atrás, al mantenerse inamovible el castigo de Liberación Nacional, Johnny Araya señaló a UNIVERSIDAD que “es evidente que una parte de la cúpula ha emprendido una persecución en mi contra, incluyo al presidente del partido, José María Figueres, no sé si es que él no quiere ningún tipo de competidor al lado”. Araya agregó: “Seguiré siendo liberacionista, moriré pensando que la propuesta que le dio origen al partido es la mejor ruta para el país”.

Ahora, Alianza por San José salvó a Araya o Araya salvó a Alianza por San José. El partido cantonal no tenía previsto participar en las elecciones municipales, fue hasta que acordó con el exalcalde que se decidieron retar la estadística perfecta que registra el PLN en el municipio capitalino.

El fundador del Partido Alianza por San José, José Zamora, prefiere ser discreto con relación a quién dio el primer paso para formalizar la candidatura de Araya con la agrupación cantonal, “no importa quien fue”, asegura Zamora.

Igual, el margen para que Araya se enrolara en una agrupación más tradicional parecía bastante estrecho. Por lo que la relación que se ha generado entre la agrupación política y el ahora candidato parece ser la más idónea para ambos bandos. Aunque de previo a conocer su vinculación con la agrupación cantonal el exalcalde recordó: “Yo no me estoy separando de Liberación Nacional. Liberación Nacional me está separando injustamente”.

“Independientemente de lo que haya sucedido en el pasado con don Johnny Araya, es un beneficio para el cantón central de San José tenerlo”, justificó Zamora.

P-15-recuadro-JohnnyCANDIDATOS PRESTADOS

Las tres elecciones en las que ha participado Alianza por San José tienen algo en común: sus candidatos siempre han sido figuras de partidos tradicionales.

En 2002 fue la primera vez que en la papeleta josefina apareció la bandera de Alianza por San José. En aquel entonces el candidato para alcalde fue Fernando Zumbado, exministro de Vivienda en la segunda administración de Óscar Arias (2006-2010).

Zumbado quería ser candidato para la alcaldía josefina por Liberación Nacional pero la postulación de Johnny Araya le cerró la puerta, por lo que terminó compitiendo con Alianza por San José. En aquel momento obtuvo 5 mil votos, el mejor resultado que ha registrado hasta ahora la agrupación cantonal, pero muy por detrás de los 13 mil que llevaron a Araya a la alcaldía hace 13 años.

Nuevamente intentaron ganar el control de la alcaldía capitalina en 2006 y se presentaron con Luis Marino Castillo como candidato, cuatro años antes Castillo se postuló por la Unidad Social Cristiana en las elecciones municipales, pero de nuevo perdieron en manos de Johnny Araya y Liberación Nacional. En los comicios de 2010, Alianza por San José no participó de la contienda.

Actualmente, en las elecciones municipales de febrero de 2016, el candidato es Johnny Araya, quien fue separado de Liberación Nacional. Por lo que en estas elecciones se sabrá si los electores del cantón de San José votan por un partido político o por un candidato.

El fundador del Partido, José Zamora, ve con optimismo el futuro, “estamos haciendo historia”, repite.

ARAYA NO COMPITE SOLO, PERO…

Sus rivales parecen estar más ocupados en ordenar la casa. Liberación Nacional presenta al exdiputado Guido Vargas, quien es el esposo de la actual alcaldesa josefina, Sandra García.

Granados tiene como fortaleza el hecho de que su partido controla la Municipalidad de San José desde hace más de 20 años, pero compite contra Johnny Araya, quien ha ganado las tres elecciones municipales pasadas.

Granados redobla esfuerzos para desligarse  del mandato de su cónyuge. La gestión de García inició luego de la renuncia de Araya, para postularse a las elecciones presidenciales de 2014, y durante los últimos dos años, su trabajo como alcaldesa se ha visto empañado por hechos puntuales, por ejemplo, las recientes inundaciones en el centro de la ciudad y la reciente disputa en contra del Concejo Municipal por el nombramiento del mariscal del Festival de la Luz 2015.

Por otro lado, el Partido Acción Ciudadana deposita sus expectativas en el abogado Daguer Hernández,  quien actualmente es miembro del Concejo Municipal del ayuntamiento capitalino.

En primera instancia, Hernández fue vetado por la Asamblea Nacional del PAC, al considerarse que no era el candidato más idóneo para representar a la agrupación, ya que había participado de una asamblea de  juventud donde se registraron hechos violentos. El zafarrancho ocurrió en el año 2012.

También se le cuestionó la morosidad en el pago de la mensualidad al partido por ocupar un cargo de elección popular, esto según lo establecen los estatutos de la agrupación política. La deuda de Hernández era de ¢1,7 millones. Un mes después de despejadas estas dudas se ratificó al actual regidor como candidato a alcalde por San José.

Aunque en un principio se habló de que el PAC iría en coalición con el Frente Amplio, esto no sucedió, y los del FA llevan al líder comunal y administrador de empresas, Israel Guillén.

Las aceras socialcristianas están divididas. El exdiputado Jorge Eduardo Sánchez, quien se postula por la Unidad Socialcristiana, pelea los votos mariachis con el candidato del Partido Republicano Socialcristiano, Douglas Altamirano.  El Republicano Socialcristiano nace de las entrañas de la Unidad, luego de una campaña presidencial convulsa.

La única mujer que aspira por tomar el control de la alcaldía josefina es Vanessa Calvo, abogada que postula su nombre por el Partido Movimiento Libertario, agrupación política que enfrenta una serie de conflictos judiciales que concluyeron con la condena de tres dirigentes del partido por el delito de estafa. El Movimiento Libertario navega sin claridad, ya que además hereda deudas de la derrota en las presidenciales de 2014.

Si bien Araya no está exento de la polémica, parece ser que todas las denuncias en su contra se desestiman. Además, Araya tiene como fortaleza que el partido que lo promueve como alcalde ha logrado atraer a su órbita el apoyo de sectores como las iglesias cristianas, gracias a que su vicealcaldesa es la pastora, educadora y periodista Paula Vargas, quien además es la esposa del diputado del Partido Renovación Costarricense, Gonzalo Ramírez.

Alianza por San José también propinó un duro golpe en el proceso electoral, al recibir la adhesión de ocho de los 11 regidores municipales. Regidores de partidos como Acción Ciudadana, Liberación Nacional, Movimiento Libertario y Unidad Socialcristiana les dieron la espalda a sus agrupaciones y  confirmaron su apoyo al exalcalde.

La regidora de Acción Ciudadana Eugenia Bermúdez opina que el resto de partidos no se tomaron en serio la contienda municipal. “Los demás candidatos son impresentables”, afirmó Bermúdez, quien considera que luego de la derrota en las elecciones presidenciales de 2014, “Araya ganó madurez”.

En materia financiera el partido cantonal también toma ventaja y solicitó al Tribunal Supremo de Elecciones formalizar un fideicomiso para cubrir los gastos de campaña. (Véase: Araya le da plusvalía a Alianza por San José)

El primer domingo de febrero, en San José podrán elegir alcalde para los próximos seis años: 229.306 personas. Si el promedio de participación se mantiene, el abstencionismo sería el principal ganador. En la elección de 2010 no votaron el 81,7% de los josefinos que podían hacerlo.


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/pais/johnny-araya-busca-prolongar-su-caudillaje-en-san-jose/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments