País

Jefes de fracción se preocupan por «comisionitis» de Asamblea Legislativa y valorarán reforma integral a Reglamento

Recuento de Presidencia Legislativa sostiene que hay 36 comisiones que se deben integrar, y además hay solicitudes para crear otras haciendo fila

El exceso de las comisiones existentes, y las que están haciendo fila para ser creadas, se convirtió en una preocupación colectiva, externada en la reunión semanal de los jefes de fracción en la Asamblea Legislativa, y que derivó en que las autoridades del Primer Poder de la República acordaran explorar una nueva reforma al Reglamento de la institución.

Durante el encuentro de los seis jefes de fracción con el Presidente Legislativo, Rodrigo Arias, se resaltó esta inquietud, mientras se hacía un repaso sobre la posición de las bancadas con respecto a la creación de cuatro comisiones de temas específicos que se encuentra en valoración, para infraestructura, Reforma del Estado, Educación y Energía. No se concretó ninguna definición en estos campos, por lo que se postergó el debate para la próxima semana.

Adicionalmente, se indicó que se espera la conformación de una comisión territorial sobre Heredia para hoy, y el diputado Fabricio Alvarado, jefe de la bancada de Nueva República, mencionó la iniciativa de varios legisladores para conformar una para la región Brunca.

Esta mención fue el detonante para que Eliécer Feinzaig, jefe de fracción del Partido Liberal Progresista (PLP), quien llamó la atención sobre la existencia de una comisión para Puntarenas, cuyo rango de acción sería similar al de la región Brunca. «A este ritmo no sé dónde vamos a parar, la estructura de las comisiones de la Asamblea no responde al siglo XXI».

La preocupación de Feinzaig fue secundada por Pilar Cisneros (Partido Progreso Social Democrático), Jonathan Acuña (Frente Amplio), Alvarado y Kattia Rivera (Partido Liberación Nacional), y el Presidente Legislativo: «Haciendo una lista de las comisiones, hablamos de que hay 36, eso es casi imposible de atender, por incompatibilidades de tiempos», mencionó Arias.

Ante esta situación, se han presentado intentos de fusionar algunas de las comisiones existentes: en la misma sesión, Cisneros sondeó la posibilidad de una reforma para que la comisión de honores asumiera competencias de cultura, mientras Alvarado comentó que dos de sus compañeros estaban interesados en incluir los temas indígenas en la comisión para atender los asuntos de personas con discapacidad.  Empero, Rivera reaccionó que, en el caso de honores, se trataba de aspectos muy específicos, por lo que esa combinación con cultura «le causaba ruido».

Las inquietudes por esta posible saturación, e incluso traslapes y duplicidades para el estudio de proyectos, generó un debate. Cisneros manifestó que el Parlamento todavía «estaba a tiempo para echar marcha atrás y reagrupar comisiones, estableciendo subcomisiones en algunas de ellas», mientras Alvarado recomendó analizar el tema de las comisiones «en una reunión extraordinaria, no oficial», para procurar un acuerdo que se llevaría ante la reunión de jefes.

Por su parte, Arias mencionó que el enfoque podría realizarse dentro de una reforma integral al Reglamento de la Asamblea Legislativa. «Ya hay 38 modificaciones al Reglamento actual propuestas. Podemos tratar de pensar en esa reforma integral, que incluya la estructura de las comisiones ordinarias», comentó a los jefes.

Las autoridades legislativas acordaron explorar el tema en sus respectivas bancadas para buscar la posibilidad de alguna propuesta concreta para la próxima semana.

Suscríbase al boletín

Ir al contenido