Japdeva y el MOPT mantienen pulso por control de carga en Limón

Junta no define si realizará despidos ni cuánta carga manejará, y pone en duda que sus ingresos le permitan operar.

Cuatro meses después de que la Terminal de Contenedores de Moín (TCM)  inició operaciones, el panorama para la Junta de Administración Portuaria y Desarrollo Económico de la Vertiente del Atlántico (Japdeva) es de total incertidumbre. Las autoridades de la Junta y el Gobierno aún no definen cuántos empleados conservarán su empleo, cuánta carga  manejará y cuántos ingresos tendrá para operar.

Ese el escenario que genera la disputa por la distribución de buques entre el presidente ejecutivo de la Japdeva, Greivin Villegas y el jerarca del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), Rodolfo Méndez, así como los constantes silencios de la Junta en torno al total de empleados que continuarán laborando y cómo pagarán las cesantías, en caso de que se produzcan despidos.

El lunes 11 de marzo, el presidente ejecutivo de Japdeva se reunió con el ministro de Obras Públicas para conversar sobre la distribución de los buques de carga que llegan a Limón; no obstante, la reunión terminó sin grandes resultados.

De acuerdo con Villegas, el único fruto del encuentro fue la calendarización de otra reunión para la semana próxima.

La disputa entre jerarcas del propio gobierno se da luego de que Japdeva reclamó al MOPT por el envío de buques para ser descargados en la TCM, bajo el argumento de que el contrato de concesión con APM Terminals solo le faculta para atender barcos tipo fully cellular container.

El ministro Méndez respondió con el oficio DM-2019-0700, en el que señaló que Japdeva posee limitación de sus competencias sobre los puertos concesionados y no puede establecer la programación de los buques que van a la TCM. Además, les ordenó “insertar la programación de los buques a ser atendidos por la TCM de forma inmediata correspondiente a la semana en curso”.

Las órdenes de Méndez Mata provocaron el enfado del presidente ejecutivo de Japdeva, quien declaró nulo el oficio enviado por el ministro.

“El contrato de concesión y el mismo concesionario reconocen que la TCM solo puede atender buques portacontenedores de tipo fully cellular (buques cuya naturaleza es el transporte de contenedores cargados en celdas). La situación se agrava más cuando se instruye una programación mensual de las operaciones de la TCM para el período del 19 de febrero al 19 de marzo del 2019, sin conocer de antemano la demanda de servicio ni el tipo de buques que serán atendidos, lo cual es improcedente y contrario a lo establecido en el Reglamento de Operaciones de Japdeva”, señaló Villegas en respuesta al oficio del MOPT.

El presidente de Japdeva alegó también que el MOPT solo es un órgano rector y que no existe relación de jerarquía entre ambas instituciones.

Por su parte, el Consejo de Administración de Japdeva respaldó a su jerarca y rechazó la injerencia del Gobierno en el envío de buques a la TCM. Además, achacó al presidente de la República la responsabilidad por los futuros despidos que se realizarán en Japdeva.

“Si usted señala reiteradamente que no se harán despidos y que toda la atención de barcos a partir de este momento la debe hacer la TCM, dejando a Japdeva sin opción de generar ingresos al quitársele el 70% de la carga que normalmente y por 56 años ha atendido, usted señor presidente está despidiendo a los funcionarios de Japdeva y con ello está dejando sin empleo a otros trabajadores de la comunidad portuaria como los estibadores, los transportistas, trabajadores de patios y predios”, señala el acuerdo.

UNIVERSIDAD intentó conversar con el ministro del MOPT sobre los alcances de la reunión y el divorcio en los criterios entre el Ministerio y la Junta de Administración Portuaria de la Vertiente Atlántica; no obstante, al cierre de edición no se obtuvo respuesta.

Por su parte, el secretario de prensa del Sindicato de Trabajadores de Japdeva (Sintrajap), Liroy Pérez, externó que las acciones del Gobierno están afectando gravemente las finanzas de la Junta.

“El Gobierno no pone voluntad, ni la carne en el asador. Está matando a Japdeva poco a poco. Básicamente parece que el ministro defiende al concesionario y no al Estado”, mencionó Pérez.

De acuerdo con la Junta, si la TCM continúa recibiendo buques portacontenedores, para abril de este año la institución no tendría la capacidad financiera para garantizar la continuidad de los servicios públicos portuarios, la gestión del desarrollo, el pago de salarios, cargas sociales y otras obligaciones; es decir, provocaría una quiebra técnica.

Según datos de Japdeva, solo durante el período de prueba de la TCM (noviembre 2018 a febrero 2019) la institución presentó una pérdida de ingresos que superó los ₡3 mil millones.

Cuando la disputa entre los jerarcas Villegas y Méndez Mata se hizo pública, el presidente Carlos Alvarado tomó partido abiertamente a favor del ministro de Obras Públicas y puntualizó que la rectoría de temas marítimos está en manos del MOPT y no de Japdeva.

APM se defiende

Tras las constantes críticas de que la TCM se encuentra recibiendo buques portacontenedores y no fully cellular container (como lo dicta el contrato), la empresa administradora de la megaterminal APM Terminals afirmó que todos los buques que ha recibido son clasificados como fully cellular vessels por la Organización Marítima Internacional (OMI), organismo especializado de las Naciones Unidas que promueve la cooperación entre Estados y la industria de transporte en el mar.

“En ánimo de buena fe, APM Terminals entregó un documento autenticado por un notario que prueba fehacientemente que todos los buques que han llegado o están por llegar a la TCM son categoría fully cellular container. Esta clasificación la hace la OMI, que es la autoridad mundial de transporte marítimo, basada en las características reales del buque, por lo que no se trata de una determinación antojadiza nuestra ni de Japdeva”, señaló el director general de APM Terminals, Kenneth Waugh.

Waugh añadió también que la clasificación de la OMI se basa en el ship particular (tarjeta de circulación) de cada barco.

Sin embargo, este alegato no fue bien recibido por Japdeva. De acuerdo con el gerente portuario de la Junta, Marlon Clarke, la clasificación que hace la OMI no es vinculante con el artículo 23 del reglamento de operaciones portuarias de la institución, donde se especifica que los buques que llegan al muelle deben presentar a la autoridad portuaria ship particular. 

“Dentro del reglamento de operaciones de Japdeva está que las características del buque se definen con su documento oficial. De ahí se calculan ingresos, estadísticas. Esa información no es validada por la autoridad portuaria porque no está dentro de nuestros requerimientos de operación. No es lo que requieren las autoridades nacionales para establecer las características de los buques”, señaló el gerente portuario.

En días pasados, el diputado liberacionista David Gourzong afirmó que hasta el momento la TCM no había recibido ningún barco fully cellular container y que lo haría hasta el 6 de junio. No obstante, esas declaraciones fueron rechazadas por el gerente general de la megaterminal.

“Esa es una falsedad del diputado Gourzong. En esa reunión nunca se habló de que ese fuera el primer barco fully cellular vessels. Que el señor diputado diga de dónde sacó esa información, porque inclusive tenemos de testigo al embajador de los Países Bajos y otros diputados”, destacó Waugh.

Intentos de solución

Desde hace cuatro meses el silencio ha sido una constante en Japdeva. A pesar de que en distintas ocasiones UNIVERSIDAD y otros medios de comunicación han preguntado cuántos empleados operarán en Japdeva luego de la entrada en funciones de la TCM y cómo se pagarán las cesantías, a la fecha no ha habido una respuesta clara.

El viceministro de Diálogo, Juan Alfaro, aseguró el martes, luego de la sesión del Consejo de Gobierno, que el presidente de la República ha llevado a cabo un esfuerzo interinstitucional para promover la figura de los traslados horizontales para que las personas pudieran encontrar trabajo en otras instituciones como Recope y AyA, entre otros.

Hemos trabajado a partir del convencimiento de las personas. Ahora mismo el número de personas que han aceptado es muy bajo y no llega ni a las diez personas. Sin embargo, entendemos que se debe hacer un esfuerzo mayor. Todavía se está indagando esta opción como alternativa en vista de esta disminución que se está dando en la carga”, mencionó Alfaro.

Finalmente, el viceministro informó que, en caso de que se deban hacer despidos, el Gobierno deberá buscar los recursos para liquidar y cesar a los empleados de los cuales se prescinda.

“A nosotros el año pasado se nos había informado que en los primeros nueve meses no iban a haber inconvenientes mientras se hacían los ajustes. Pero lo cierto es que en caso de que nos tengamos que enfrentar a la realidad, lo que quedaría es buscar los recursos para llevar a cabo el cese de funcionarios que no se vayan a  requerir”, mencionó el viceministro.

 

 


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/pais/japdeva-y-el-mopt-mantienen-pulso-por-control-de-carga-en-limon/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments