INIFAR-UCR trabaja en tres medicamentos contra COVID-19

El instituto de la Universidad de Costa Rica preparará productos a base de favipiravir, remdesivir y truvada.

El Instituto de Investigaciones Farmacéuticas (INIFAR) de la Universidad de Costa Rica (UCR) trabaja en tres propuestas de medicamentos para luchar contra la COVID-19.

Según explicó su director, German Madrigal Redondo, el INIFAR ya cuenta con las materias primas y capacidades científicas y técnicas para empezar los procesos a partir de tres fármacos.

Favipiravir

La primera opción con la que estará trabajando INIFAR es con el favipiravir, a partir de una fórmula que ya se está comercializando en Rusia y en Japón, con el avigan o avifavir.

Madrigal explicó que están diseñando el protocolo de control de calidad y en los próximos días empezarán con la fabricación del prototipo.

«Favipiravir se escogió porque es oral, es un medicamento de bajo riesgo, tal vez su principal riesgo es que no hay que darlo en mujeres embarazadas, pero en realidad tiene una muy buena biodisponibilidad. Este es un inhibidor, ya que engaña al virus para que agarre un nucleócido (unidad fundamental de una célula) análogo (no el real) que al incluirlo en su cadena de ARN la bloquea», aseguró.

Madrigal explicó que el medicamento necesita altas dosis para que funcione adecuadamente, aunque de momento no ha presentado efectos secundarios fuertes en otros países.

«Es una inhibición reversible: se pega y compite con los otros nucleócidos naturales y los sustituye. No es covalente (que se queda fijo), en este caso se une y se sale, entonces tiene que estar compitiendo y hay que dar un tratamiento continuo», detalló.

A nivel internacional el favipiravir se hace para la vía oral, pero en el INIFAR exploran la posibilidad de que sea también para uso nasal. Además, los científicos de la UCR consideran que se puede usar para prevenir el contagio de la enfermedad.

«Por ejemplo, si una persona estuvo expuesto al virus porque en la familia hay alguien con SARS-CoV-2 entonces inmediatamente iniciamos con este tratamiento. Debido a su margen de seguridad se puede hacer esto y como inhibe la replicación viral puede ser que inhiba que el virus se desarrolle», afirmó Madrigal.

Según el director de INIFAR, la investigación internacional ha demostrado que el favipiravir disminuye en un 35% la residencia hospitalaria (pasando de 11 a 7 días) disminuye en un 30% la posibilidad de que un paciente avance de un estado grave a muy grave.

La investigación y desarrollo de este medicamento se está realizando con recursos propios de la UCR y el trabajo de un equipo multidisciplinario.

Remdesivir

La segunda opción que explora INIFAR es a base de remdesivir, una apuesta que ya hace algunos meses había iniciado pero que había enfrentado un retraso por parte de la Caja Costarricense de Seguro Social y el Ministerio de Salud.

Lea más: Tratamiento que baja mortalidad y residencia de pacientes con COVID-19 queda en lista de espera

El producto está de camino al país y el instituto firmó un acuerdo con una empresa privada para su fabricación local.

«El acuerdo es con la empresa Alcames, que es un laboratorio farmacéutico especializado en productos parenterales (medicamento que se aplican a través de una vena, un músculo o la piel). Además, se recibió una carta del Comité de Farmacoepidemiología de la CCSS en donde ve con buenos ojos el proyecto y nos insta a continuar», detalló Madrigal.

Según el experto, esta opción lleva más tiempo para completarse, ya que necesita mayores controles.

«Este es un medicamento parenteral y tiene sus cuidados mayores. Su formulación es más sencilla, porque es un líquido, pero hay que pasar por algunos pasos de esterilidad, hacer las pruebas que duran 14 días, entonces es un poquito más cuidadoso ese proceso de verificación», indicó.

Truvada

La tercera opción que maneja INIFAR es a partir de un convenio con la empresa Farmacia Arias y Soto, de la cadena Lafarma.

«Arias y Soto tiene una farmacia magistral (una farmacia que prepara medicamentos en el momento en que los pacientes los solicitan, a través de prescripción médica), entonces la idea es generar un medicamento que pueda ser profiláctico», explicó Madrigal.

Junto con esta empresa también se busca la oportunidad de unirse a una transnacional para investigar de forma conjunta el fármaco Truvada.

«Otra empresa transnacional está haciendo un estudio con este antiviral, como profilaxis. Con este convenio la idea es incorporarnos a ese proyecto de investigación, para darle seguimiento a los médicos que prescriben el Truvada o hacer un fármaco a nivel magistral para prevenir el SARS-CoV-2», dijo Madriga.

Todas estas opciones están en desarrollo, pero los primeros resultados podrían obtenerse en un mes. La idea de INIFAR es realizar el proceso y entregar los protocolos a la CCSS y al Ministerio de Salud, para que decidan el uso que le darían a los medicamentos.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments