Propuestas en Asamblea, Minae y banca

Iniciativas de transporte eléctrico piden pista en el país

Diputados del PAC presentaron un ambicioso proyecto de ley para dinamizar transporte eléctrico.
Facilidades de financiamiento del BCR e INS están activas desde mayo.

Tras décadas en que la agenda del transporte vehicular ha estado monopolizada por los combustibles fósiles, diferentes instituciones estatales están dando pasos hacia dinamizar el futuro para los vehículos eléctricos en el país.

Un ambicioso proyecto legislativo presentado por los diputados oficialistas Franklin Corella y Marcela Guerrero plantea dinamizar la industria del transporte eléctrico en el país, con propuestas que van desde incentivos económicos hasta nuevas obligaciones gubernamentales en infraestructura y flotillas estatales.

“Nos encontramos que el país requiere de una serie de incentivos y exoneraciones para generar un impulso a la industria de los autos eléctricos”, explicó Corella, diputado alajuelense del Partido Acción Ciudadana (PAC).

La iniciativa de ley –que culmina un proceso conjunto entre los despachos de ambos legisladores y varios ministerios– se suma a un programa conjunto entre el Ministerio de Ambiente y Energía, el Banco de Costa Rica y el Instituto Nacional de Seguros para facilitar la adquisición de automóviles eléctricos.

Este programa, llamado Programa de Adquisición de Vehículos Eléctricos, fue lanzado en mayo como un esfuerzo conjunto entre las tres instituciones para tener más automóviles limpios en las calles.

Al mismo tiempo, el Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer) está apostando por un moderno sistema de transporte rápido de pasajeros para agilizar el traslado de personas en la Gran Área Metropolitana. Este proyecto costaría cerca de $1.400 millones de colones y se implementará en cuatro etapas.

Las iniciativas se enmarcan en un esfuerzo en dos vías: proveerle independencia energética al país y limpiar la huella de carbono que deja el transporte terrestre, que actualmente genera un 34% de las emisiones de gases de efecto invernadero del país.

“Contrario a lo que sucede en la electricidad, somos prácticamente dependientes de los derivados del petróleo, lo que nos lleva hacia buscar un cambio de energía limpia en el transporte”, apuntó el legislador.

De prosperar estas iniciativas, el país podría movilizar a cerca de 12 millones de pasajeros anuales con un tren eléctrico para el 2025 y existirían las facilidades para poblar las calles costarricenses con 100 mil vehículos eléctricos.

“Es un momento casi mágico si logran aprobar este proyecto de ley, porque si no lo hacemos, Costa Rica va a ser únicamente un seguidor, de hacerlo el país será un líder. Podemos incluso impulsar que hagamos vehículos en Costa Rica”, apuntó Jesse Blenn, líder de la todavía incipiente Asociación de Vehículos Eléctricos.

Por su parte, el ministro de Ambiente y Energía, Édgar Gutiérrez, señaló en la presentación de la Promesa Climática del país (INDC, por sus siglas en inglés) que la disminución de estas emisiones es una prioridad para la actual administración.

Gutiérrez explicó que su ministerio tendrá una “política de fomento de producción e importación de vehículos privados eléctricos e híbridos”, para alcanzar este objetivo.

 

“Nos encontramos que el país requiere de una serie de incentivos y exoneraciones para generar un impulso a la industria de los autos eléctricos”.
Franklin Corella, diputado del PAC

Proyecto legislativo

La iniciativa de ley que impulsan los diputados del PAC partió como una mesa de transporte donde participaron los ministerios de Hacienda, Transporte, y Ambiente y Energía.

Actualmente, existen algunos incentivos al transporte vehicular eléctrico, incluidos en un decreto firmado por el expresidente José María Figueres. Sin embargo, el grupo de trabajo determinó que estos no eran suficientes para “dinamizar” la industria local.

El proyecto todavía mantiene una serie de exoneraciones fiscales en impuestos de venta, de aduanas y al ruedo. Estos incentivos se mantendrán solamente para los primeros 100.000 vehículos que se inscriban, para que tampoco se genere un agujero fiscal.

“De aprobarse, la ley tiene una vida útil de cinco años después de la publicación del reglamento y un tope de 100.000 vehículos. Lo que busca es dinamizar la industria: cuando ya la oferta y la demanda generen una industria dinámica, puede dejar de aplicarse”, apuntó Corella.

A diferencia del decreto que firmó el exmandatario liberacionista, la propuesta de los diputados del PAC busca crear condiciones a nivel más amplio.

Para esto, buscan agilizar la demanda a nivel masivo: las empresas privadas que cambien al menos 10% de su flotilla tendrían ciertas exoneraciones en el impuesto a la renta y las instituciones públicas deberán cambiar al menos un 10% de sus vehículos por eléctricos.

Además, un punto crucial será la instalación de estaciones de recarga, que permitirán a los vehículos recibir una recarga eléctrica. En caminos nacionales, deberán instalarse cada 80 kilómetros y en cantonales cada 120, además de recibir espacio en estacionamientos públicos.

Los diputados todavía no han negociado el proyecto con otras bancadas, pero su propuesta es similar a una impulsada por los libertarios Otto Guevara y Natalia Díaz.

Transporte público

El Incofer propuso desde el año pasado ejecutar un proyecto que lleva años intentando moverse en el país: implementar un sistema de transporte público eléctrico, sea con trenes o autobuses.

En la administración pasada, el ministro de Ambiente y Energía, René Castro, presentó una línea de crédito junto al Banco de Costa Rica para comprar taxis y buses híbridos, pero la respuesta fue tibia.

El Instituto Tecnológico de Costa Rica realizó un estudio para el Incofer en que valida el proyecto que planea llevar el tren hasta el aeropuerto Juan Santamaría, confirmando que es viable.

 

Avanza carro eléctrico hecho en Costa Rica

El proyecto que busca diseñar el primer vehículo eléctrico hecho en Costa Rica avanza con los primeros prototipos, que ya ha llevado a varias ferias de energía y tecnología.

CambriaCR planea tomar energía de un tomacorriente común y de paneles solares que estarán instalados en el techo del vehículo para impulsarlo entre 60 y 120 kilómetros, según el tamaño de batería que elija el usuario.

“Es un carro eléctrico de batería que también se recarga parcialmente con las placas solares si uno lo parquea al sol”, apuntó Jesse Blenn, de CambYo CR, la empresa que está moviendo el proyecto del vehículo CambriaCR.

Tras un crédito de ¢19 millones que recibieron del programa Banca para el Desarrollo, Blenn y su socia avanzaron en la primera versión y actualmente buscan financiamiento para seguir su desarrollo.

 

¿Cuáles incentivos?

El expediente 19.744 “Ley de incentivos y promoción para el transporte eléctrico” establece una serie de incentivos para los vehículos eléctricos. La oferta estaría vigente para los primeros 100.000 vehículos que adopten el sistema. Estos son algunos de esos incentivos:

  • Se exime un 100% del impuesto de ventas.
  • Se exime un 100% del impuesto selectivo de consumo.
  • Se exime el impuesto del 1% que aplica sobre el valor de las mercaderías importadas.
  • Se exime por cinco años del componente del impuesto de ruedo impuesto de circulación (marchamo).
  • Se exime el pago de parquímetros. Esto se hará con un distintivo que les permite estacionar en espacios identificados.
  • Los repuestos y artículos especiales tendrán los mismos incentivos.

 

 


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/pais/iniciativas-de-transporte-electrico-piden-pista-en-el-pais/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments