Paquetes de comida y apoyo por violencia doméstica

Inamu toma de su presupuesto para ayudar a 2 mil mujeres afectadas por COVID-19

El 90,2% de las mujeres vieron disminuidos sus ingresos por la emergencia nacional que vive el país, según encuesta.

Seguridad alimentaria, reactivación de los emprendimientos y atención por casos de violencia doméstica o situaciones propias del confinamiento son parte de la ayuda que reciben con manos abiertas al menos dos mil mujeres por parte del Inamu.

La Presidenta Ejecutiva del Instituto Nacional de las Mujeres (Inamu), Patricia Mora, puso el dedo en la llaga el 18 de junio ante la Comisión de Mujeres del Congreso, al decir que “hay mujeres pasando hambre. Desde el Inamu hemos hecho una única transferencia, porque hay un impedimento de la regla fiscal y mientras no se levante no podemos hacer más”.

“El Inamu ha reforzado el trabajo de información, orientación y atención a las mujeres con su presupuesto ordinario. La inversión en los alimentos es de ¢330 millones, para dos entregas para las mujeres y sus familias. Se está cubriendo por  dos meses a 2.000 mujeres. Para esta acción de entrega de alimentos solo se plantearon estos recursos y por el momento no es viable otra compra”, detalló la oficina de comunicación del Instituto Nacional de las Mujeres (Inamu).

Según se informó, la entidad coordinó con la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) la entrega de alimentos de la mesa humanitaria, que incluye 51 paquetes de alimentos en Talamanca, el traslado de 300 diarios y kits de limpieza de las bodegas de Cañas a Liberia. También la distribución de 36 diarios a familias del cantón de Liberia y 45 paquetes de alimentos a la población seleccionada de nueve comunidades de Nicoya.

Asimismo, 57 paquetes de alimentos fueron entregados en Matina, 310 en la Región Huetar Caribe y 150 paquetes a mujeres indígenas migrantes ngäbe, en coordinación con la empresa privada y la Asociación de Mujeres Costa Rica Indígena.

Además, se ha participado en las mesas de discusión de los diferentes sectores para que las estrategias de reactivación económica tengan perspectiva de género, tanto a nivel nacional (en la Mesa de Protección Social) como a nivel regional,

Sumado a esto, durante la pandemia se ha dado atención psicológica y legal continua a casos de violencia, tanto vía telefónica como presencial.

Esta urgencia de dar atención a mujeres también se sustenta en una encuesta hecha con 225 mujeres de diferentes zonas del país con edades que van desde los 18 a los 45 años. Se realizó entre marzo y mayo de este año, y reveló que 30,7% de ellas tenía cero ingresos por la crisis sanitaria del COVID-19.

Otro 20,4% reportaba recursos menores a los ¢50 mil, mientras que un 17,3% hablaba de montos entre ¢51 mil y menos de ¢100 mil. El restante 20,9% cita montos entre ¢100 mil y ¢200 mil, y un 10,2% reportó ingresos superiores a los ¢200 mil.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments