País

Inamu dará seguimiento a casos de violencia sexual en Parismina

La jerarca del Inamu, Adilia Caravaca, destacó que en este caso la policía actuó rápido y apropiadamente, permitiendo que el caso fuera llevado ante la Fiscalía

En Instituto Nacional de las Mujeres y la ministra de la Condición de la Mujer continuarán vigilantes y dando seguimiento a los recientes casos de violencia sexual que se presentaron en Parismina de Limón, contra dos extranjeras que se encontraban en el país trabajando como voluntarias en temas ambientales.

En conversación con UNIVERSIDAD la presidenta ejecutiva de la entidad, Adilia Caravaca indicó que tan pronto se enteraron de la noticia, se tomó la decisión de que la ministra de la Condición de la Mujer, Cindy Quesada, acudiera a la zona para articular esfuerzos.

«Ella fue con un representante del ICT (Instituto Costarricense de Turismo), uno de los funcionarios de la policía turística y se reunió con muchos representantes de la comunidad», comentó Caravaca.

Según explicó las personas de la comunidad están muy conmocionada no sólo por el caso en sí, sino también porque viven del turismo, «es una comunidad pequeña, hay muchas carencias de empleo y esto también tiene un impacto en eso».

«La situación de las muchachas y el impacto que esta situación ha tenido ha sido a nivel de toda la comunidad, imagínese el temor que sienten», detalló.

La presidenta ejecutiva también dijo que regresarán el jueves próximo jueves a la zona, con un equipo del que ella será parte, para «dar continuidad» porque se detectaron una serie de necesidades. » Hay una urgencia de regresar y dar continuidad a conversaciones y, sobre todo, de concretar ciertos compromisos por parte de las distintas instituciones de la región que tienen incidencia», dijo.

Además explicó que la idea del instituto es establecer un mecanismo para «construir política pública, local, regional, para que las instituciones articulen y pueden enfrentar este tipo de problemas, prevenirlos, concientizar y manejar este tipo de crisis».

«Eso es una parte importante del papel de doña Cindy, que es articular con la institucionalidad. Hoy en la mañana, estuvo una diputada de la zona del Limón, la alcaldesa de la zona y otras figuras públicas y representantes de instituciones, para escuchar a la comunidad», comentó.

Mientras tanto,  la investigación está en curso. Cuatro de los señalados ya han sido detenidos aunque fueron puestos en libertad con medidas cautelares alternas a la prisión y uno se encuentra en fuga.

Sobre las víctimas, dijo Caravaca, una sigue en el país y la otra regresó a su patria, pero ambas mantienen interés de seguir el proceso legal y dar su testimonio cuando sea pertinente. «Ahora con tecnología es posible, incluso en algunas audiencias, estar por esa vía. El Poder Judicial tiene bastante flexibilidad y está claro el interés en que estas cosas no queden impunes», dijo.

La presidenta del Inamu celebró que en este caso – a diferencia de casos anteriores- la policía reaccionó «muy rápido y le dio bastante apoyo a las víctimas». «Eso significó mucho en este caso, apoyaron con el transporte, el manejo de la prueba y la presentación del caso lo antes posible a la Fiscalía. Se notó una parte de la policía con más iniciativa y mucha sensibilidad al apoyar a víctimas de este tipo de violencia», indicó la jerarca.

En sus declaraciones tras las reuniones en la comunidad la ministra de la Condición de la Mujer, Cindy Quesada, también destacó la importancia de que no solamente la comunidad reaccionó rápido y de forma correcta, sino que sigue «preocupada y ocupada».

«Ellos activaron todos los protocolos y eso nos dice que una comunidad articulada y organizada puede hacer la diferencia», dijo.

Según la jerarca existe un plan de trabajo, llamado «Plan Caribe» para combatir este tipo de violencia contra las mujeres y se espera continuar con su implementación, adaptándolo a las particularidades de la zona.

Suscríbase al boletín

Ir al contenido