Encuesta del CIEP-UNIVERSIDAD muestra notable escalada en imagen popular

Imagen de Luis Guillermo Solís se recupera

Mejoría en percepción sobre rumbo del país, gestión de Gobierno y el mandatario como figura política. ¿Efecto del huracán Otto o puente ‘la platina’?

Más costarricenses evalúan bien el Gobierno de Luis Guillermo Solís, menos se declaran pesimistas sobre el rumbo del país y mucho mejor es la nota que dan los ciudadanos al mandatario como figura política.

Este puede parecer un párrafo promocional de la Casa Presidencial o una declaración de precandidato del Partido Acción Ciudadana (PAC), pero no; son los resultados de la encuesta más reciente del Centro de Investigación y Estadios Políticos (CIEP) para el UNIVERSIDAD sobre coyuntura política.

Tal vez sea por la gestión de la emergencia del huracán Otto, a finales de noviembre, o quizás por entrar de lleno en la reconstrucción del famoso puente sobre el río Virilla en la autopista General Cañas. No se sabe con precisión y no lo mide la encuesta, pero los resultados del estudio de opinión dejan claro una remontada del Gobierno de Solís en la percepción popular.

La encuesta se realizó entre el 27 de febrero y el 18 de marzo con 729 entrevistas a teléfonos residenciales, con un muestreo previo para mejorar la representatividad.

La primera parte de la encuesta se publicó en nuestra edición de la semana pasada.
Tiene un margen de error de 3,5%, aunque la mejoría de imagen del Gobierno y de Solís es superior a ese porcentaje.

Solís se quitó de encima 17 puntos porcentuales de opiniones desfavorables. Las valoraciones negativas sobre el Gobierno pasaron de 57,6% de la población en noviembre a 40,3% en marzo, con base en encuestas iguales realizadas en ambos momentos por los investigadores del CIEP, con el apoyo de la Escuela de Ciencias Políticas de la UCR.

Solís además logra aumentar 10 puntos porcentuales de opiniones positivas, que ahora las expresa el 28,7% de la muestra. Mientras, un porcentaje parecido opina que la labor del Gobierno es “regular”.

A pesar de este incremento en opiniones favorables, está aún lejos del nivel de aceptación que tuvo al comenzar su gobierno, según la encuesta que el CIEP realizó en julio de 2014, tres meses después del inicio del mandato. Entonces solo dos de cada 10 encuestados expresaba un criterio desfavorable, la mitad de lo que resulta ahora. Luego comenzó un deterioro que alcanzó su punto peor en noviembre de 2015 (seis de cada diez daban nota negativa) y un año después comenzó a mejorar, hasta la actualidad.

Los investigadores compararon este momento del gobierno de Solís con el de Laura Chinchilla, correspondiente a marzo del año 2013. Para entonces, Chinchilla recibía un 64,3% de calificaciones “malas” o “muy malas” frente al 40,3% actual del presidente.

En calificaciones positivas, Solís duplica a Chinchilla: 28,7% frente a 14,3%, de acuerdo con la encuesta, la primera que desarrolla el CIEP desde la emergencia nacional por el huracán Otto. Durante esos días, Solís tomó el mando de la situación e hizo desplegar esfuerzos gubernamentales que evitaron consecuencias mayores. Con su inseparable chaqueta de aviador solía aparecer en primera línea en ruedas de prensa y mensajes a la población, cuando no eran otros jerarcas en el terreno.

Las emergencias nacionales o las amenazas externas suelen elevar la imagen de los mandatarios. Por ejemplo, estudios de opinión realizados por otras casas encuestadoras mostraron en su momento una mejoría de Óscar Arias por su manejo tras el terremoto de Cinchona (enero 2009). Algo parecido ocurrió en la reacción de la mandataria Laura Chinchilla a principios de 2011, después de iniciado el conflicto con Nicaragua por la invasión a suelo costarricense.

Al arranque de este año también se puso en boca de muchos la reparación del puente “la platina”, ahora bautizado como Alfredo González Flores, en la vía entre Alajuela y San José. Con el lema “no arreglamos una platina, construimos un puente nuevo”, el Gobierno lanzó la idea de que las reparaciones son definitivas, que vale la pena el trastorno vial causado.

Tampoco es posible saber si los costarricenses atribuyen al Gobierno el deterioro de la seguridad en el país, que ha vuelto a colocarse como principal problema nacional, porque así lo señala el 18% de la muestra. En segundo lugar aparece el desempleo (15%) y en tercer lugar, la corrupción.

Las poblaciones que más ayudaron al progreso en la opinión popular del Gobierno son mujeres (26 puntos de reducción en opiniones negativas), personas entre 24 y 49 años (20 puntos), los que poseen educación universitaria (12 puntos) y quienes declaran que los ingresos sí les alcanzan (33 puntos).

¿Un mejor rumbo?

La percepción sobre el rumbo del país es ahora menos pesimista que en la encuesta de noviembre. Los pesimistas son ahora el 44,20% de la muestra, frente a un 53,2% del estudio de opinión anterior. Y en agosto eran casi un 60%.

Los investigadores señalaron que, aunque hay mejorías en los últimos dos estudios en varios rubros y un pesimismo en los mismos niveles de julio 2014, no es posible asegurar que se trate de un cambio definitivo en la tendencia de la percepción popular.

Distintas conclusiones depara la medición de la percepción sobre la situación económica, que se mantiene sin cambios considerables desde abril del 2013 hasta ahora, a pesar de distintas coyunturas y eventos con impacto en la economía. El 56% opina de manera negativa, el 22% dice que “regular” y solo el 18% considera que está bien.

La figura del presidente como tal sí sale favorecida en el estudio, al comparar la nota que en promedio le dan los encuestados ahora (5,4) y la que le daban hace solo cinco meses (4,5).

Esto hace que Solís ocupe el tercer lugar en la lista integrada por exmandatarios, jerarcas de los Supremos Poderes (incluido Antonio Álvarez Desanti como presidente legislativo) y los vicepresidentes de la República.

Los dos mejor calificados en esta ocasión son el exmandatario Óscar Arias y Abel Pacheco, con un empate. Tras Solís, el cuarto lugar corresponde a la expresidenta Laura Chinchila y el quinto a Álvarez Desanti. En la parte baja, sobresale ya sin sorpresas el expresidente José María Figueres, mientras competía en la contienda interna del PLN que al final le resultó en derrota.

Los investigadores excluyeron de esta lista a políticos que pueden estar compitiendo en una candidatura electoral, pero que no cumplían con la condición de expresidente o de jerarca de un poder.



Los investigadores compararon este momento del Gobierno de Solís con el de Laura Chinchilla, correspondiente a marzo del año 2013. Para entonces Chinchilla recibía un 64,3% de calificaciones “malas” o “muy malas” frente al 40,3% actual del presidente. Y en calificaciones positivas, Solís duplica a Chinchilla: 28,7% frente a 14,3%, de acuerdo con la encuesta.
Encuesta





Las poblaciones que más ayudaron al progreso en la opinión popular del Gobierno son mujeres (26 puntos de reducción en opiniones negativas), personas entre 24 y 49 años (20 puntos), los que poseen educación universitaria (12 puntos) y quienes declaran que los ingresos sí les alcanzan (33 puntos).
Opinión popular



 


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/pais/imagen-luis-guillermo-solis-se-recupera/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments