País

Hombres realizaron mayoría de las denuncias ante la Defensoría por primera vez desde su fundación

Interpusieron el 62% de las denuncias del 2021, un aumento del 16% con respecto al año anterior, y para lo que llevamos del 2022 el comportamiento es similar. El perfil promedio de denunciante para el 2021 fue: hombres adultos jóvenes con baja escolaridad y residentes de zonas urbanas

En el 2021 los hombres interpusieron la mayoría de las denuncias ante la Defensoría de los Habitantes por primera vez desde que abrió sus puertas en 1993 y para este año el comportamiento es similar, confirmó la Dirección de Planificación de este órgano. 

Según el Informe Anual de Labores de la Defensoría para el 2021, el 62% de las denuncias fueron interpuestas por hombres, un aumento del 16% con respecto al año anterior. Mientras que la cantidad total de denuncias entre los años se mantuvo casi invariable: en el 2020, y de la mano de la pandemia, la cantidad de denuncias que recibió la Defensoría rompió el récord de los últimos 10 años con 34.925 denuncias y en el 2021 el total fue de 34.161.

El perfil promedio de persona denunciante para la Defensoría según los datos del 2021 es: hombres (62%) adultos jóvenes (48% tiene entre 25-44 años ) con baja escolaridad (47% tiene primaria completa o menos) y residentes de zonas urbanas (57% de las denuncias se presentaron en San José).

“El crecimiento en la denuncias recibidas por hombres, es probable que esté relacionado a factores de la coyuntura nacional como el desempleo y la pandemia, entre otros”, propone la Defensoría en el informe.

La institución más denunciada en el 2021 fue el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), por tercer año consecutivo, seguida por la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS). Con respecto al motivo: una de cada tres denuncias que recibe la Defensoría reclaman el Derecho a la Eficiencia en la Prestación de los Servicios Público. 

Al igual que las denuncias, las cifras de pobreza entre el 2020 y el 2021 variaron poco, lo que aumenta la demanda de atención en instituciones como el IMAS y de la mano las inconformidades, indica el informe. 

Suscríbase al boletín

Ir al contenido