Henning Jensen, rector UCR: “En el futuro mejor negociamos con los diputados”

¿Por mínimo que sea el rebajo en el FEES habrá impactos negativos? -Es que el acuerdo tomado en la comisión de enlace

¿Por mínimo que sea el rebajo en el FEES habrá impactos negativos?

-Es que el acuerdo tomado en la comisión de enlace ya se consideraba la situación fiscal del país. Nosotros hicimos una propuesta ajustada a la realidad y fue aceptada por el gobierno, es que no presentamos una propuesta excesiva, más allá de las necesidades y planes definidos.

¿Cuáles son las necesidades de desarrollo?

-No son necesidades egoístas, si no definidas por las líneas prioritarias y de mayor necesidad en el crecimiento de nuestro país. Nosotros tenemos que invertir en todos los ámbitos de educación para tener un impacto en la producción nacional, de lo contrario nos quedaríamos rezagados.

Pero ¿Hay algún margen en el presupuesto ordinario de la Universidad en donde se pueda recortar?

-Primero hay que hacer un análisis de los compromisos adquiridos. Nosotros tenemos el FEES y el presupuesto ordinario, que ejecutamos casi al 100%, esto es algo que tenemos que transmitir con claridad a la opinión pública, porque se ha dicho expresamente que somos ineficientes en la ejecución de nuestro presupuesto.


¿Qué pasa entonces?, ¿Por qué se percibe lo contrario?

-Es que tenemos también ingresos adicionales pero todos esos ingresos ya tienen fines específicos, que están definidos por objetivos de proyectos de investigación o por servicios que damos al país.

Entonces no hay nada que se pueda recortar…

-Por poner un ejemplo, la Universidad hace investigaciones para garantizar la calidad de las semillas o el aseguramiento de la inocuidad de los alimentos animales, o certificamos la calidad de combustibles. En esas cosas el Estado podría decirnos que no necesita tanta investigación.

Estamos hablando de consecuencias…

-Cualquier decisión va a tener implicaciones que van a impactar la calidad de vida de una u otra manera. Si el Estado quiere ahorrar debe evaluar anticipadamente los efectos que esas medidas van a tener. Todas esas decisiones sin duda alguna nos lanzarían algunos pasos atrás en nuestro desarrollo social.

De mantenerse la postura de rebajas a las finanzas Universitarias, ¿Podría considerarse esto como una provocación de cara a las negociaciones del nuevo FEES?

-Estamos en una situación delicada. La Constitución Política dice que el financiamiento de las Universidades se hace mediante una negociación con el Gobierno no con la Asamblea Legislativa, por lo que nos provocaría que en el futuro mejor negociamos con los diputados, ya que ellos serán los que decidan pero eso no es técnica ni políticamente viable, es más bien una afrenta, es un golpe seriecísimo sobre la autonomía universitaria.

Insisto con lo anterior ¿Llegarían las autoridades Universitarias con desconfianza a la nueva negociación?

-Entraríamos en condiciones difíciles, incluso precarias. Es que no habría seguridad política ni jurídica  sobre los acuerdos que nosotros podríamos tomar con el nuevo FEES, que regiría para el próximo quinquenio.


Rolando González, diputado PLN:

“No todo lo que presupuestan las Universidades es indispensable”

González habló con Universidad el pasado 2 de Octubre, pocos días antes de quitar la moción aprobada en el seno de la subcomisión de asuntos hacendarios. A continuación un extracto de lo conversado.

¿Por qué reducir el presupuesto de las Universidades Públicas?

-Es que sobrepasa las capacidades del país. Si cada uno de nosotros en su institución proyecta que se le dé el ciento por ciento de lo que requiere no hay presupuesto que aguante, y decir que la educación superior que tiene esa condición especial, no debe  aportar a la reducción del gasto, me parece que es una afirmación precipitada. Mientas que aquí hablamos de discutir para llegar a una conclusión, algunos sectores universitarios ya hablando de una presencia callejera para impedir cualquier tipo de recorte y acá el tema no es quien tenga más fuerza en la calle o en la curul, si no quien contribuya patrióticamente a que el déficit no crezca. Partimos de que no hay que repetir errores del pasado y de que no hay que excluir instituciones.

Existe algún riesgo de generar un desbalance en las finanzas de las Universidades.

-No es justo, ni objetivo que una rebaja de un 1% al FEES atenta contra la educación superior, atenta y se cuestiona el uso razonable de los recursos públicos que se le dan a las Universidades.

¿No le preocupa el desgaste que provocan las pretensiones por reducir el presupuesto de las Universidades Públicas?

-Yo le hago una pregunta fácil, ¿Todo lo que presupuestan las Universidades es indispensable?, le garantizo que no.  No hay ninguna institución que pueda sostener que todos sus presupuestos son indispensables. La tesis de nosotros es proponer un monto de rebaja pero que sean los jerarcas quienes definan en qué se da la disminución. No pretendemos que la Asamblea administre Universidades, si no que el presupuesto se aplique a la realidad del país.

Pero el Convenio del FEES se firmó y de acuerdo a las Universidades quebrantarlo provocaría una inconstitucionalidad.

-Tendríamos que entonces rendirnos ante el hecho de que un presupuesto negociado queda convertido en una norma pétrea, puede que tengan razón.  Pero en buen sentido común, en un país que hace aguas fiscalmente invocar ese criterio es darle la espalda a una realidad en la que todos debemos ayudar.

Posteriormente a quitar la moción, el diputado González habló con el semanario.

¿Por qué hubo un cambio de criterio?

-Tuvimos una serie de contactos en primer lugar con la rectora de la UNA, Sandra León y conversaciones con otros rectores, y finalmente un intercambio con dirigentes de la juventud liberacionista, nos compartieron algunos efectos del recorte en materia de beneficios para los estudiantes. Ante esa argumentación consideramos oportuno suspender nuestra iniciativa para rebajas en el FEEES, concentrarnos en el presupuesto como un todo.

¿La moción presentada inicialmente fue precipitada?

-Precipitada no, acordes con una realidad de interpretación en el escenario en que nos movemos, y complementadas con el punto de vista de otras instancias, no se ha perdido la oportunidad de abrir un debate nacional que no se ha generado.


En la calle por el FEES

Desde el jardín del Castillo Azul en la Asamblea Legislativa, el diputado de Acción Ciudadana Ottón Solís tomó el micrófono en frente de la multitud que asistió a la manifestación en contra de los recortes al presupuesto universitario.

Solís intentó explicarles a los estudiantes y trabajadores de las Universidades Públicas que el recorte no afectaría el crecimiento de las finanzas. “Que se garantizaba mayores recursos para las casas de enseñanza superior”, aseguró.

Pero lejos de lograr apaciguar los ánimos, los abucheos e improperios aumentaron con cada palabra. Ottón Solís recibe así la respuesta a su iniciativa de reducir la partida que destina el Gobierno al financiamiento de las Universidades Públicas.

“Me gritan, y yo no respondo a los gritos, ataques y mentirillas”, consideró en su momento Solís.

Desde el pretil de la Universidad de Costa Rica y hasta la Asamblea Legislativa, durante algunas horas de la mañana y tarde del martes 7 de octubre, las calles se fueron colmando de estudiantes, funcionarios, docentes y autoridades de las cuatro Universidades Públicas, que protestaron en contra de los recortes impulsados en la Asamblea Legislativa al FEES.

“La autonomía universitaria sufre una nueva afrenta”, espetó el rector de la UCR, Henning Jensen, y pasadas las 10 de la mañana dio por iniciada la marcha, que durante al menos dos horas recorrió las principales calles de Montes de Oca y San José, hasta llegar al edificio de la Asamblea Legislativa.

La marcha colorida, amplia y concurrida unificó a las Universidades Públicas en una sola voz. La consigna es la misma y la lucha continuará hasta que las mociones que intentan recortar finanzas a las Universidades sean retiradas del Plenario, aseguran los líderes estudiantiles.

La jornada de protesta transcurrió con normalidad, hasta pasado el mediodía los manifestantes se mantenían rodeando el Congreso de la República, mientras que dentro del Castillo Azul, los rectores y líderes estudiantiles, de las casas de enseñanza superior, se reunían con diputados de diferentes fracciones.

El encuentro es parte de los esfuerzos para frenar el rebajo al financiamiento de las Universidades Públicas. Ya la fracción liberacionista desistió de impulsar recortes en el presupuesto universitario, por el contrario los de la bancada de la Unidad Socialcristiana y el diputado de Acción Ciudadana Ottón Solís insisten en la necesidad de recortar el gasto en las Universidades Públicas.


Otros Artículos

Ambientalistas en la rotonda de La Hispanidad, durante la lucha contra la concesión a Infinito Gold de la mina de Crucitas. (Foto: Ni Una

Por sufragio debe entenderse el derecho-deber, plasmado constitucionalmente (art. 93), en donde el ciudadano vota por los cargos electos o las consultas públicas que

Los letreros de “se  vende”  o  "se alquila" se hicieron frecuentes en el centro turístico de La Fortuna de San Carlos y los alrededores

El tacaco es la única planta alimenticia que sólo existe en Costa Rica, es decir, que no crece ni es consumida en ningún otro

.El reino Fungi agrupa un universo en la Tierra, aún poco explorado, de organismos  eucariontes, seres constituidos por células con núcleo verdadero, que forman

Para las autoridades de la UCR, aumentar el monto que se cobra por cada crédito a los estudiantes podría tener un efecto de “bola

Una característica  presente en toda institución pública es la aparición de gran cantidad  de feudos, dominados  por un señor o señora feudal. En los

Esta es una de las razones por las que el 14 de mayo escribí en el Semanario Universidad el artículo: ¿Nace una nueva derecha?