País

«Hemos tenido que dividir los pasillos en áreas COVID y no-COVID», afirma emergencióloga del Calderón Guardia

La doctora Laura Vásquez asegura que el centro médico ha tenido que variar su organización, debido al aumento de pacientes con la enfermedad.

El aumento de pacientes con COVID-19 en todo el país obligó al hospital Calderón Guardia a cambiar su organización interna y crear zonas específicas para cada tipo de paciente. Así lo afirmó este sábado la doctora Laura Vásquez Sancho, emergencióloga del centro médico.

«Hemos tenido que reestructurar todo el servicio de emergencias, dividiendo incluso los pasillos en áreas no-COVID y COVID, para asegurarle a los otros pacientes que llegan por otras dolencias que no tengan contacto con estos pacientes», explicó.

Parte de esta división incluye un área móvil a la entrada del hospital, donde ingresan pacientes con sintomatología respiratoria y se les hace la valoración correspondiente.

«De esta manera evitamos que se mezclen con otros que vienen por otras dolencias y que no haya un cruce entre estos dos tipos de pacientes. Solo en el Calderón atendemos 70 pacientes diarios y desde el 17 de marzo hasta el 13 de agosto hemos tamizado 2.293 personas, las cuales hemos tenido más de 600 positivas», dijo Vásquez.

Según la emergencióloga, en el Calderón Guardia se tienen 179 camas disponibles para la atención de la COVID-19: 50 en la torre norte, 54 en la sur y 75 en la este. Además, se realizan 30 traslados diarios.

De otras dolencias o afectaciones, el centro médico atiende 200 emergencias diarias.

Ir al contenido