País

Hacienda saca a empresas y personas jurídicas de último proyecto de Renta Global

El 5 de febrero Hacienda envió un segundo texto a la Asamblea Legislativa argumentando que el primer texto había recibido múltiples cuestionamientos sobre la redacción por no ser precisa y dejar portillos abiertos a futuras interpretaciones.

El 22 de enero de este año el Gobierno presentó a la Asamblea Legislativa un texto de proyecto de ley de impuesto de renta global (expediente 22.383) que incluía a personas físicas y jurídicas y que bajaba la tasa de impuesto de renta para personas jurídicas del 30% al 27,5%. Pero en el segundo texto modificado que Hacienda entregó el 5 de febrero (expediente 22.393) sacó de golpe a esas personas jurídicas y empresas.

En la primera versión del texto había un Título I “Impuesto sobre renta a personas físicas” y un Título II “Impuesto sobre sociedades”; y en la segunda versión fue eliminado por completo ese segundo título.

Ahí se establecía un “tributo directo y global”, que gravaría la renta de fuente costarricense de las personas jurídicas y de los entes colectivos sin personalidad jurídica residentes en Costa Rica. Formarían parte de la renta las provenientes de actividades lucrativas, del capital, las ganancias y pérdidas patrimoniales, las ganancias de patrimonio injustificadas, las adquisiciones a título gratuito incluyendo subvenciones y otras ayudas fiscales o financieras por parte de entes públicos.

“¿La pregunta es por qué se sacó a las personas jurídicas?. (Welmer Ramos).

UNIVERSIDAD consultó al Ministerio de Hacienda por qué se modificó el texto en este sentido; pero no se obtuvo respuesta antes de la hora de cierre.

Por su parte, el diputado Welmer Ramos del Partido Acción Ciudadana (PAC) cuestionó el accionar del Gobierno, al presentar una segunda versión del proyecto, donde se excluía a las personas jurídicas.

 

El resultado, fue una versión del proyecto que amplía a la población que debe pagar el impuesto de renta, pero enfocada en personas asalariadas; sin incluir a las personas jurídicas; dejando la incógnita de cómo es posible que en una sociedad que se llama solidaria y que requiere recursos se excluye a los grupos que más generan.

“Un proyecto de renta global debería tener algunos principios de base, en un país sumamente desigual como el nuestro, debería corregir problemas de regresividad en el pago de tributos. Pero esta iniciativa —que no influye en las personas jurídicas— deja por fuera a todas las empresas y aprieta al que trabaja medio tiempo, al que la ha pulseado con una actividad complementaria y globaliza sus ingresos.

“¿La pregunta es por qué se sacaron a las personas jurídicas?. Ocho días antes el Gobierno había presentado un proyecto de renta global que incluía a todos y después presentó este otro. Entonces, me pregunto: ¿Quién les torció el brazo y por qué? Las intenciones que cambian son bárbaras”, denunció el legislador.

El Gobierno retiró de la Asamblea Legislativa el primer proyecto de ley argumentando que había recibido múltiples cuestionamientos a su redacción por no ser precisa o por dejar portillos abiertos a futuras interpretaciones.

Ir al contenido