Hacienda anuncia que reintegrará mañana los ¢498.000 millones de las Letras del Tesoro

La ministra Rocío Aguilar calificó la obtención de financiamientos a mediano plazo para cancelar esta cifra como un hecho “extraordinario”.

El Ministerio de Hacienda anunció la tarde de este miércoles que devolverá mañana el monto completo de las Letras del Tesoro al Banco Central, una emisión de ¢498.858,8 millones que esa entidad le “prestó” al gobierno en septiembre pasado como un financiamiento extraordinario mientras se aprobaba la reforma fiscal y mejoraban las condiciones crediticias para buscar otras opciones en el mercado.

La cancelación contempla una tasa de interés del 5,75%, equivalente a la tasa básica pasiva neta.

Según detalló la jerarca, distintas fuentes de financiamiento se conjugaron para conseguir los recursos necesarios para cumplir con el pago, una obligación que era calificada como la máxima prioridad para la Hacienda Pública.

Al respecto, detalló que en las últimas semanas Hacienda consiguió $600 millones en colocaciones, $300 millones en subastas, $120 millones con la fusión de Bancrédito con el Banco de Costa Rica (BCR) y ¢520.000 millones en canjes; así como unos $120 millones por las amnistías tributarias de la reforma fiscal, unos ¢120.000 millones por el Impuesto Sobre la Renta y otros montos extra por cargas como el marchamo.

En total, dijo la jerarca, se trata de más de $1.500 millones, con una buena parte de financiamientos a mediano plazo (tres años en promedio), un cambio en el mercado que la tesorera nacional Martha Cubillo achacó a la creciente “adquisición de confianza” de los inversionistas.

“Es muy diferente para un inversionista tomar una decisión antes de la Ley de Fortalecimiento a después de ella”, señaló.

En esa línea, la ministra Aguilar agregó que “esa mezcla de recursos no sólo permitió cumplir holgadamente, no sólo una semana antes, con la obligación de las Letras, sino que además pudo hacerse con recursos frescos y captados a mediano plazo”.

“No son recursos que captamos a tres meses para salir corriendo a partir de ahora, eso es lo más extraordinario de este esfuerzo (…) no sólo logramos esos recursos, sino que logramos también que se cancelan con recursos frescos y con captaciones de mediano plazo, hasta de tres años específicamente”, subrayó.

Ante la pregunta de si Hacienda buscaría optar por el mecanismo de las Letras del Tesoro nuevamente, en un corto plazo, la jerarca subrayó que el país debería intentar evitar esa decisión al menos en otros 40 años, el plazo que había pasado desde la última vez que se habían firmado hasta septiembre pasado.

Según Aguilar, las Letras son “un instrumento extraordinario” y jamás podrían analizarse como “una línea de crédito”, a pesar de que meses atrás no había descartado esa opción por las ofuscadas condiciones del país, ante la incertidumbre de si la reforma fiscal se aprobaría finalmente o no.

En aquel entonces, afirmó la jerarca, se tomó la decisión para “evitar a toda costa la posibilidad de un incumplimiento en algunas de las obligaciones financieras nacionales”.

La adquisición de las Letras del Tesoro debía realizarse a más tardar el 26 de este mes, cuando se cumpliría el plazo fatal de tres meses que estipula la ley.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments