País

Gobierno y sectores inician negociaciones para venta de vacunas de farmacias

Este jueves la llamada Mesa Patriótica y una delegación gubernamental iniciaron trabajo en Casa Presidencial que también busca agilizar la cobertura y velocidad de la aplicación de vacunas contra la Covid-19.

La posibilidad de que diversos sectores puedan adquirir y aplicar las vacunas contra el coronavirus, así como la intención de ofrecer un soporte logístico en la distribución y aplicación de las vacunas que el gobierno recibe, son los objetivos con que la denominada Mesa Patriótica inició una mesa de trabajo bipartita con autoridades de la administración Alvarado.

Según detalló el sacerdote Edwin Aguiluz, secretario de la Conferencia Episcopal, una de las instancias que forman parte de la iniciativa, una reunión realizada ayer por la tarde en Casa Presidencial apenas fue un primer paso para instalar el espacio bipartito de trabajo.

Ya el pasado 2 de junio el arzobispo de San José, José Rafael Quirós, había enviado una carta al presidente Carlos Alvarado, en la que mencionó una primera reunión sostenida con los jerarcas de los ministerios de Presidencia y Salud, así como ed la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) y de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) y en la que el propio Quirós expuso que «un grupo numeroso de compatriotas» ofreció al gobierno «una alianza público-privada para acelerar la vacunación, proponiendo financiamiento para la adquisición, transporte y aplicación de las vacunas en todo el territorio nacional, en coordinación con el Ministerio de Salud».

Aguiluz informó que la Mesa Patriótica cuenta con representantes del sector cooperativo, solidarista, así como de varias organizaciones sindicales, como la Confederación Rerum Novarum, el Bloque Unitario Social y Sindical (Bussco), la Unión Médica Nacional, el Sindicato Nacional de Enfermería (Sinae), el Sindicato de Profesionales en Ciencias Médicas (Siprocimeca) del sector salud, además del Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras de la Educación (SEC) y la Asociación Nacional de Educadores y Educadoras (ANDE).

Añadió que también participa el sector municipal, el Consejo Nacional de Rectores (Conare), la Asociación de Rectores de las Universidades Privadas y colegios profesionales, como el de Médicos, el de Farmacéuticos y el de Periodistas, también asociaciones de desarrollo integral y el sector empresarial representado por la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector empresarial Privado (Uccaep).

Se trata de “uno de los espacios de encuentro de sectores de la sociedad más amplios que yo recuerde”, en el que “todos están con un mismo propósito y un plan muy armonioso de trabajo”.

Aguiluz informó que la representación gubernamental fue encabezada por el viceministro de la Presidencia Randal Otárola, y Pedro González, viceministro de Salud. También incluye a Sigifredo Pérez, director de gestión de riesgo de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), dos presentantes de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), Tania Rivas, del Ministerio de Salud y Yoselyn Corrales, asesora del Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC).

Destacó como “muy positivo” que “asociado” a la delegación gubernamental llegó Gustavo Mery, el representante asesor de la organización Mundial de la Salud (OMS) en Costa Rica; “eso nos alegró bastante”.

“Estamos ante la pandemia y un aspecto muy específico que es la respuesta a las necesidades de acelerar la vacunación, de lo cual dependen tantas otras cosas, como la reactivación económica”.

Se le preguntó si ante la gran diversidad de sectores que componen la Mesa Patriótica pueden surgir dificultades por intereses divergentes, ante lo cual replicó que esa instancia “tiene conciencia de la complejidad del tema sanitario; vemos en el horizonte no sólo culminar con una etapa de vacunación que nos permita llegar a una inmunidad de rebaño, sino que también estas vacunas han sido aprobadas en un contexto de emergencia y no sabemos con certeza incluso cuánto es la cobertura temporal de la inmunización de cada vacuna. No hay que descartar del escenario de posibles revacunaciones que sean necesarias y también eso está en el horizonte que vislumbra la Mesa”.

Dijo que entonces se ha dado un “consenso total”, y que “la iniciativa incluso del sector empresarial es hacia una campaña sin fines de lucro; no es que las farmacéuticas estén pensando en lucrar, sino trabajar a costo de operación y entonces no hay intereses comerciales que pudieran generar controversias”.

“Lucha contra el tiempo”

Ante rumores de que ya habría interés en traer al país la vacuna china de Sinopharm, Lenín Hernández, secretario general del Sinae, señaló que “no hay nada concreto respecto a la importación de una vacuna específica”.

Añadió que la perspectiva del amplio grupo de sectores y organizaciones que integran la Mesa Nacional es enfocar el problema “de manera integral”; es decir, no solo se trata de tener la vacuna, “también la parte logística y operativa para vacunar de forma más acelerada y que llegue a todos los sectores”.

“Hemos señalado que algunos centros no cuentan con la infraestructura o el personal profesional necesario y bajo ninguna circunstancia queremos que se cometa un error humano”, apuntó.

Dijo que avanzar en estos campos es “urgentísimo, no queremos que llegue una tercera ola y no tener a la población debidamente vacunada”. Recordó al respecto que “en este momento la población que sale de su casa al trabajo es la más expuesta y no está dentro del esquema nacional de vacunación, estamos en una lucha contra el tiempo”.

Por otra parte, observó que está próxima una nueva campaña de vacunación contra la influenza, lo cual generará presión a nivel de Ebais y clínicas del primer nivel de atención, por lo cual “el personal va a esta sumamente agotado” y entonces “el recurso de la alianza estratégica puede ayudarle mucho a la población y a la CCSS”.

Ir al contenido