País Hacienda confirma interés en créditos para cubrir el 2019

Gobierno pedirá $1.000 millones de apoyo presupuestario al BID y al Banco Mundial

Además del plan de eurobonos por $6.000 millones para los próximos seis años, el Gobierno buscará este mecanismo de préstamo internacional con el afán de no presionar el mercado interno, según la Ministra

El Ministerio de Hacienda buscará captar este año $1.000 millones a través de créditos de apoyo presupuestario con el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). La operación se realizaría de forma conjunta con ambos bancos, con los que se iniciarán los principales acercamientos a partir de la próxima semana.

Así lo confirmó la ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, quien agregó que una misión del BID será la primera en llegar al país la segunda semana de febrero para iniciar los análisis y establecer así sus primeras recomendaciones y condiciones para girar los recursos.

Los créditos de apoyo presupuestario son mecanismos de financiamiento que los países solicitan a los organismos multilaterales, los cuales imponen condiciones en materia de gasto para mejorar la sanidad económica de los países y garantizar la rentabilidad de sus operaciones.

Si Hacienda concreta los acuerdos con ambas entidades, entonces deberá enviarlos a la Asamblea Legislativa, donde requerirán de 38 votos para ser aceptados y puestos en marcha.

Esos programas incluyen las condiciones que imponen los bancos, las cuales se relacionan con objetivos concretos para la utilización de los recursos.

Este proyecto llegaría para sumarse al proyecto de eurobonos que planteó el Gobierno desde finales del año pasado al Congreso, una solicitud de autorización para emitir $6.000 millones en los mercados internacionales (a grandes inversionistas) durante los próximos seis años, con un tope de $1.500 millones en los primeros dos tractos anuales.

Lea también: Eurobonos: el segundo round de un Gobierno preso de sus finanzas

Según manifestó la ministra de Hacienda, la idea sería aplicar ambos mecanismos este año con el fin de aumentar la proporción de la deuda externa en relación con la  deuda interna, de modo que  sean menores las presiones sobre las tasas de interés de los mercados locales.

Una operación conjunta

Sobre estas operaciones, la ministra Aguilar afirmó que se contemplan como una doble hélice para enfrentar el complicado panorama de financiamiento que espera al país este año. En 2019 Hacienda deberá buscar recursos por un monto equivalente al 13,3% del PIB para cumplir con sus obligaciones, la suma más alta de la década.

Según la jerarca, estas obligaciones hacen todavía más importante buscar opciones de financiamiento en el extranjero en lugar de seguir acudiendo a los mercados locales, pues ello significaría robar espacio de mercado a los otros sectores de la economía nacional y, además, empeorar sus condiciones de la deuda.

Con este financiamiento, Hacienda buscaría reducir a un 66,5% la cantidad de recursos que necesitaría del mercado local del total proyectado, de modo que su presión sobre las tasas de interés sean menores.

Así, captaría un 8,8% del PIB en el mercado local, un 2,8% del PIB a través de eurobonos y un 1,9% del PIB a través de estos créditos multilaterales; una mezcla «lógica, razonable y sensata», según la ministra.

«Sea que vaya por uno, sea que se vaya por los dos o sea que no se logre ningún mecanismo, las necesidades de financiamiento serían las mismas. Esto no es un asunto de que vaya a pedir más para gastar más, las necesidades de financiamiento de acuerdo al déficit proyectado son las mismas», enfatizó.

«Lo que busco entonces es una mezcla que optimice las fuentes de financiamiento de tal forma que logre lo mejor y si me dicen que sí, ese sería el resultado que esperaríamos, y si me dicen que no, entonces voy a buscar los fondos en el mercado local, sólo que más caros y con efectos negativos para el Gobierno y para el resto del mercado, porque cuando Hacienda vaya por esa plata presionará las tasas al alza», puntualizó.

Algunos diputados de oposición y distintos sectores económicos habían manifestado en distintas ocasiones su preferencia por los créditos de apoyo presupuestario por encima del proyecto de eurobonos; sin embargo, la decisión de Hacienda es impulsar ambas opciones al mismo tiempo.

Lea también:

Se proyecta conseguirlos

A pesar de que la aprobación de ambas formas de endeudamiento es compleja y requiere el apoyo de 38 legisladores, la ministra de Aguilar afirmó que los créditos de apoyo presupuestario y los eurobonos ya fueron considerados dentro de las expectativas de flujo de caja del Ministerio. «Mi expectativa es que ambos se puedan finiquitar en este año», apuntó.

También señaló que fueron incluidos en el Programa Macroeconómico recién anunciado por el Banco Central para el bienio 2019-2020, en el cual apenas se reservaron $450 millones para créditos de apoyo presupuestario porque el monto restante se colocaría a través de una figura similar, pero que se categoriza distinto.

«En el programa están separados, pero en realidad se contemplan los dos. Cuando yo te hablo de $1.000 millones es todo el conjunto, pero no todas las figuras se llaman de apoyo presupuestario», explicó.

«El resto son desembolsos que las entidades hacen contra resultados que se logran en campos como educación o en temas fiscales y están separados, pero están separados por su tipo de producto, porque ambos son de organismos internacionales», concluyó.

Ir al contenido