País

Gobierno en cadena de TV: acuerdo con el FMI evitaría repetir la crisis de 1980

"El impacto (en 1980) fue muchísimo mayor que el de cualquier impuesto”, dice el mensaje difundido esta noche por el Ejecutivo, que en la pandemia sufrió caída en ingresos equivalente a 4 veces el presupuesto del MOPT

Dejar pasar la oportunidad del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) haría que Costa Rica repita la crisis económica de 1980 en el gobierno de Rodrigo Carazo, cuando el dólar se disparó a proporciones comparables con un tipo de cambio actual de ¢3.000.

Este mensaje difundió la Presidencia de la República este martes en una cadena de televisión para insistir en la conveniencia del acuerdo cuyas negociaciones empezarán formalmente en octubre, de manera paralela a la discusión interna de una serie de reformas financieras.

«Si no hacemos nada, las consecuencias para el país serán muy drásticas. Ya en los 80 vivimos una crisis por problemas de deuda, producto de no tomar esas decisiones difíciles a tiempo”, dice el mensaje difundido también por redes sociales.

«En aquella crisis, el precio del dólar se multiplicó por cinco –pasó de ¢8 a ¢40–, la tasa de desempleo se duplicó y la pobreza llegó hasta el 54% de los hogares del país. “El impacto fue muchísimo mayor que el de cualquier impuesto”, dice el mensaje difundido, en alusión a tributos como los contenidos en la propuesta de negociación que se presentó el jueves pasado y que despertó críticas de numerosos sectores.

La Presidencia sostiene que la pandemia provocó un golpe violento a las finanzas estatales que apenas empezaban a estabilizarse con la reforma fiscal aprobada en 2018. Además de la necesidad de mayores gastos para atender la crisis sanitaria y a hogares afectados en sus ingresos, el dinero que recibe el Gobierno disminuyó fuertemente por la caída en la actividad económica y, por tanto, la reducción en el cobro de impuestos.

Por ejemplo, en 2020 los ingresos bajaron 1,2 billones de colones, un monto equivalente a cuatro veces el presupuesto completo del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), según la información oficial

Por eso el Gobierno ha tenido que acogerse a nuevos préstamos internacionales y urge el acuerdo con el FMI para allegar 1.750 millones de dólares que aliviarían la presión fiscal y se sumaría a nuevas reformas que, además, «enviarían una señal a los mercados de que el país tiene una ruta para recuperarse», dice el mensaje.

El plan presentado el jueves se centra en el aumento de impuestos de rentas, la triplicación del impuesto a propiedades y la creación de un gravamen por dos años de 0,3% a todas las transacciones bancarias, además de la creación de renta global (cobrar el impuesto sobre la totalidad de las ganancias y no por fuentes separadas que se benefician de tasas bajas), así como el recorte casi a la mitad de la deuda política, el congelamiento de aumento salarial y anualidades del sector público y la venta de la Fábrica Nacional de Licores (Fanal) y Bisca, entr otras medidas.

También contempla una reducción temporal de las cargas sociales para las empresas, la devolución del cobro del IVA de la canasta básica al 20% más pobre de la población, renegociación y recorte de alquileres del sector público, se recordó esta noche en la cadena de televisión, después de varios días de críticas abundantes que señalan la falta de medidas de recorte de gasto y de impulso a los negocios.

Ir al contenido