Gobierno anuncia plan para contener impacto climático de El Niño en Costa Rica

La última vez que El Niño golpeó a Costa Rica, en el 2015, dejó pérdidas de hasta ₡19 mil millones en el sector agroalimentario.

El gobierno anunció este 8 de noviembre un plan para mitigar los impactos del fenómeno de El Niño y proteger a los pequeños emprendimientos agropecuarios, entre ellos agricultores, ganaderos, pescadores y acuicultores. Los efectos de El Niño en el clima podrían golpear al país a finales de este año y hasta mayo del 2019. 

“Básicamente lo que se busca es, a partir de un esquema sectorial, comenzar a identificar los efectos probables, asignar recursos, tomar acciones preventivas y evaluar los impactos”, aseguró Alexander Solís, director de la CNE.

El objetivo principal del plan, de acuerdo con el jerarca de la CNE, es que no se tenga que recurrir al uso de recursos extraordinarios (como un decreto de emergencia, por ejemplo). La comisión, más bien buscará controlar los impactos con la planeación previa.

En total, por medio de este plan, la CNE asignará 5.200 millones a la atención de este fenómeno en el 2019, a través del Fondo Nacional de Emergencias y el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

Según el Ministro de Agricultura, Luis Renato Alvarado, el ministerio ya trabaja en capacitar a productores para que puedan guardar pasto (alimento) para los animales de mejor forma.

Además, Casa Presidencial ordenó crear un Consejo de Atención Permanente para atender los impactos del fenómeno. Este consejo estará integrado por 12 instituciones del gobierno, entre ellas el Ministerio de Ambiente (Minae), Ministerio de Agricultura (MAG), Ministerio de Salud y coordinado por la CNE.

“El llamado es a la prevención, a estar atentos y atentas sobre lo que acarrea el fenómeno de El Niño (…) A sabiendas del contexto en que estamos, nuestro compromiso es hacer un uso eficiente de los recursos”, aseguró el presidente Carlos Alvarado.

La última vez que El Niño pasó por Guanacaste, en el 2015, su impacto fue enorme: las lluvias bajaron un 45% en Guanacaste y un 30% en el Pacífico Central, dejando pérdidas de hasta 19 mil millones en el sector agroalimentario.

Moderada intensidad

El fenómeno aún no se declara oficialmente como El Niño a nivel internacional. Sin embargo, el director del Instituto Meteorológico Nacional, Juan Carlos Fallas, aseguró que todo apunta a que habrá un fenómeno de El Niño para el 2019.

“Internacionalmente aún no se ha declarado el evento como tal pero la experiencia en el país es que ya por las evidencias existentes debemos generar acciones” aseguró el científico.

De acuerdo con Fallas, este sería un fenómeno de moderada intensidad y se extendería hasta la primera etapa de la época lluviosa del 2019.

El IMN ya había anunciado la posibilidad de un posible El Niño. A pesar de la presencia de este fenómeno, el instituto sí fue claro en que no tendría las mismas dimensiones de la última emergencia en el 2015.

“Sí podemos decir con certeza que no va a ser un fenómeno de El Niño como el del 2015 que fue extremadamente intenso. No va a ser un fenómeno tan grave como ese del 2015”, aseguró el meteorólogo del IMN, Luis Fernando Alvarado a Ojo al Clima en agosto.

Zonas vulnerables

La prolongada sequía causada por el fenómeno de El Niño golpería especialmente a actividades agrícolas en la zona de Guanacaste, según reportes de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE).

La última vez que El Niño golpeó a Costa Rica dejó pérdidas de hasta 19 mil millones en el sector agroalimentario y la CNE tuvo que invertir más de ₡12 millones del fondo de adaptación para resistir los impactos del fenómeno en Guanacaste.

“La sequía es un problema complejo. A diferencia de otras emergencias, donde el desarrollo es súbito, el caso de la sequía los efectos se van presentando a través del tiempo y afectan a múltiples sectores”, explicó el director de la CNE.

De acuerdo con Solís los impactos de la sequía no se quedan solo en la falta de agua, sino que también pueden aumentar los incendios forestales, puede haber un desplazamiento de animales a asentamientos humanos y pueden aumentar las enfermedades transmisibles.

El Ministro de Agricultura, Luis Renato Alvarado, aseguró que el MAG buscará articular esfuerzos con las cámaras y los productores para conservar el alimento para el ganado en pacas.

“Queremos producir las pacas pero que además sea un negocio para que esto no sea solo que le vamos a regalar al productor las pacas y que se convierta en un puro asistencialismo, sino que se convierta en una activación económica en la zona”, aseguró el ministro.

0 comments