Exdirector financiero contable de la CCSS niega responsabilidad en su crisis

Iván Guardia, anterior director financiero contable y actual gerente financiero interino de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), negó ante la comisión especial

Iván Guardia, anterior director financiero contable y actual gerente financiero interino de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), negó ante la comisión especial legislativa que investiga la crisis de esta entidad, las acusaciones de ser uno de los responsables de su debacle financiera.

Sostuvo que por el contrario hizo advertencias sobre el desbalance de ingresos y gastos y de la necesidad de tomar medidas para evitar que la situación se tornara insostenible.

Al final de la comparecencia, realizada el pasado miércoles 22 de febrero, los diputados y diputadas no quedaron satisfechos y aprobaron una moción instando a la presidencia ejecutiva de la CCSS excluir a Guardia y los gerentes interinos, del concurso que se realiza para nombrar gerentes en puesto fijo (ver recuadro “Piden excluir a gerentes).

En el transcurso de la audiencia, Walter Céspedes, diputado de la Unidad Social Cristiana y presidente de la comisión, cargó con preguntas y cuestionamientos sobre presuntas faltas éticas y acerca de la capacidad de Guardia para desempeñar su puesto. Insistió en preguntarle por qué no se había opuesto al “irresponsable” aumento de más de 10.000 plazas, el incremento de salarios, rompimiento de tope de cesantía y otros beneficios generalizados, que se concedieron durante la presidencia ejecutiva de Eduardo Doryam -en el gobierno de Óscar Arias-, elevando de tal manera cargas que explotarían en la crisis financiera de la institución.

 

Los gastos han venido creciendo más que los ingresos y eso no es sostenible, concluyó Guardia al hacer una presentación inicial sobre las finanzas de la CCSS.  La caída del empleo y de las cuotas, provocada por la crisis económica del 2008, generó una reducción que no se esperaba en los  ingresos de la institución, alegó.

Un efecto combinado de disminución de ingresos, con un crecimiento sostenido del gasto, originó el desbalance financiero, y sobre ello hizo advertencias con recomendaciones para frenar el gasto, aseguró.

“Yo le hice ver a don Walter Céspedes (en una respuesta escrita que le envió) cada una de mis apreciaciones que di en el consejo financiero, advirtiendo sobre la crisis que la institución tenía, y que debíamos hacer un alto en el camino. Incluso había una recomendación que se había tomado, de que el presupuesto creciera cero en el 2009-2010 y una serie de acciones”, se defendió Guardia.

Interrogado al respecto, el funcionario mencionó los estudios que ha realizado dentro y fuera del país en el campo de la gerencia y gestión financiera. A la vez, negó que sean ciertas acusaciones relacionadas con la supuesta recepción de materiales de construcción para su casa, de parte de un proveedor de la Caja.

Invocó, no obstante, su derecho a abstenerse de contestar cuando Céspedes le preguntó si lo negaría ante testigos que la comisión podría convocar. Guardia adujo- entre razones para no contestar- que el legislador ya lo había juzgado anticipadamente durante una intervención en el plenario legislativo (ver recuadro “No  hay nada que me involucre…”).

La diputada Carmen Granados y Gustavo Arias, del Partido Acción Ciudadana, le preguntaron por los puestos que ocupa en la administración de la CCSS, a lo que confirmó que es miembro del consejo de la presidencia y gerentes, de la directiva de la operadora de pensiones, del comité de inversiones del seguro de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM), del comité de inversiones del seguro social, del consejo del sistema financiero institucional y de la comisión de licitaciones.

Se puede concluir que tiene participación como tomador de decisiones en la Caja, en niveles de ejecución, control y negociación, apuntó Arias.

José María Villalta, del Frente Amplio, enfiló preguntas de por qué no han exigido que el gobierno le pague a la Caja los miles de millones de colones que debía pagarle -según la ley- por el traspaso en 1995 de los servicios de atención primaria, que tenía a cargo el  Ministerio de Salud. También quiso saber por qué permiten en la administración de la Caja que el gobierno le pague a la institución con títulos valores o bonos y no en efectivo, como exige la ley.

¿Como funcionario de la Caja sirve a los intereses de la institución o a los intereses del Poder Ejecutivo?, preguntó Villalta, a lo que el gerente repuso que como funcionario con más de 30 años de trabajar en la CCSS, sirve a los intereses de la institución.

Quiere decir –continúo Villalta- que si los intereses de la Caja se contraponen a los del Poder Ejecutivo usted tiene la obligación de defender los intereses de la Caja, le dijo el legislador, tras lo cual pasó a leer declaraciones que Guardia dio al diario Extra en noviembre del 2011, cuando le preguntaron por qué aceptaron el pago de títulos valores que hizo el gobierno (como los ¢123.000 millones en bonos de la última negociación). Guardia respondió allí que se aceptaron los títulos valores porque esa es la posibilidad que tiene el Estado de cancelarles. Los títulos del Estado son muy buenos y cotizados; si me pagan en efectivo no necesito todo ese dinero de una sola vez, pues hay proyectos de  corto y mediano plazo, y la tasa de interés es muy buena, afirmó.

Sin embargo usted –agregó Villalta- acaba de decir aquí que todo lo que paga el Estado se gasta en cubrir los gastos del día a día, pero en aquel entonces salió diciendo que la Caja no necesita dinero en efectivo.

El  gerente reconoció que él había dado esas declaraciones, pero pidió dejar constancia de que “pedimos pagar en efectivo y el gobierno no pagó en efectivo”.

De inmediato Villalta leyó una noticia publicada el 3 de febrero pasado, donde se decía que la CCSS debió endeudarse por un monto de ¢35.000 millones, como única alternativa para obtener dinero en efectivo, que le permita seguir prestando servicios médicos a los asegurados.

“Lo que se ve aquí es que un día le dice a la prensa que es buenísimo para la Caja seguir recibiendo los papeles del Estado, y tres meses después la prensa nos anuncia que la Caja tiene que ir a pedir préstamos a los bancos del Estado con intereses más altos, porque no pudo colocar en el mercado los papeles que le dio el gobierno. ¿No es responsable de ese mal manejo? ¿No tiene responsabilidad de que la Caja tenga que ir a pedir esos préstamos?, inquirió Villalta.

Guardia repuso que él está de gerente financiero en los últimos cuatro meses. Anteriormente estuvo por 15 años como director financiero, y están documentadas todas sus advertencias de que la situación de la Caja debía revertirse.

“Quiero que me haga llegar las gestiones donde usted se ha opuesto a que se firmen esos convenios que benefician al Poder Ejecutivo, donde se pagan las obligaciones en papeles y usted ha señalado que lo más beneficioso es que se pague en efectivo y que se cumpla la ley”, solicitó Villalta.

Sobre los referidos cuestionamientos Guardia se defendió relatando su participación en las negociaciones que se hicieron con el Gobierno para saldar la deuda por el traspaso de la atención primaria, y donde se llegó a conciliar un total de ¢48.000 millones a pagar por el gobierno, pero el departamento jurídico del Ministerio de Hacienda dijo que no había obligación legal de pagar y no se pagó.

Tras preguntas de la diputada Viviana Martín, del Partido Liberación Nacional, en torno a las medidas que se habían tomado y que repercutieron en los problemas financieros de la institución, y las medidas que recomienda para salir de ellos, recalcó que hay que hacer  todo un cambio en la estructura del gasto. “Tenemos que replantear la gestión a lo interno,  porque en la medida en que nosotros gastemos dos o tres veces más de lo que los ingresos nos dan, la institución no puede salir adelante”, advirtió el gerente.

En cuanto al recorte de gastos que habría que hacer, cree que se deben hacer economías que no afecten a los pacientes, como en pago de vacaciones, disponibilidades de tiempo extraordinario donde hay poca demanda de servicios, en los fines de semana, que es tiempo que se paga doble. Hay muchas vetas importantes a las que les puede entrar, como viáticos y gasolina, pero sobre todo a los disparadores del gasto que son las partidas variables, señaló.

 


 

Iván Guardia:

No hay nada que me involucre en un acto ilícito

Fuera de la comparecencia, al preguntársele a Iván Guardia acerca de la  denuncia mencionada en la comisión -de que recibió materiales para su casa de parte de una empresa constructora proveedora de la Caja, por habérsele adelantado supuestamente el pago de facturas en la Caja-, afirmó que en la CCSS no hay ninguna denuncia o investigación en su contra.

No hay nada que me involucre en ningún acto ilícito, sostuvo el funcionario, quien reprochó que las denuncias no se  hagan de frente y se hayan publicado sin darle la oportunidad de defenderse.

En cuanto a los materiales, aseguró que tiene las facturas de estos y están las personas a las que les compró. Eso es de hace seis años y extrañamente es ahora, cuando lo nombran gerente, que empiezan a hablar de eso, comentó.

Sostiene que tampoco es cierto que hubiera participado en la decisión de aumentar la tasa de interés de los créditos hipotecarios del régimen de IVM, pues él estaba hospitalizado en ese entonces.

En cuanto al cuestionamiento sobre su capacitación en el campo bursátil para formar parte del comité de inversiones, detalló que recibió un curso en la Universidad de Costa Rica, y otro curso de unas horas al que asistió en la Bolsa Nacional de Valores con agentes de bolsa, y tiene experiencia de 33 años en la CCSS, de los cuales 15 ha sido director financiero contable.


 

Piden excluir a los gerentes

La comisión especial que investiga a la CCSS aprobó una moción para instar a la junta directiva de la institución, a excluir del proceso de selección de los nuevos gerentes a los funcionarios que ocupan los cargos actualmente de manera interina.

Los gerentes interinos son corresponsables de la crisis financiera y de gestión que atraviesa la CCSS. En el pasado, esos funcionarios ejercieron puestos de alta jerarquía y sus decisiones u omisiones provocaron el deterioro de los servicios de salud que brinda la Institución, argumenta la moción que fue aprobada por todos los diputados de la comisión, salvo las representantes de Liberación Nacional y la del Movimiento Libertario que estuvo ausente.

Según el texto de la moción, Iván Guardia no logró justificar ante los legisladores sus acciones como director financiero, durante el periodo en el que se registraron los principales aumentos en el número de plazas y privilegios salariales, así como los préstamos y la deficiente gestión de cobro al Estado.

Los legisladores citaron a la Comisión de Especialistas que recomendó remplazar a gerentes y directores por profesionales idóneos elegidos mediante concurso externo. El diputado del PAC Gustavo Arias advirtió que la situación financiera constituye uno de los problemas más serios de la institución, por lo que se requieren procesos de selección transparentes, que garanticen la idoneidad de los nuevos gerentes.

Los gerentes interinos de la CCSS, al igual que los puestos que salieron a concurso, fueron escogidos por la presidencia ejecutiva de la CCSS con el visto bueno de la junta directiva, y para la selección de las ternas de cada puesto se contrató a la empresa Price Waterhouse Coopers.

Las nóminas de candidatos las integran Dinorah Garro, en la gerencia de logística; Gustavo Picado, en la gerencia administrativa; Zeirith Rojas, en la gerencia médica, y Guardia en la gerencia financiera.


Otros Artículos

Como resultado de las gestiones de vecinos para que se regule la ubicación de torres para antenas celulares, el Concejo Municipal de Montes de

La inflación acumulada en Costa Rica para los dos primeros meses del año alcanzó el 0.46%, según las cifras reveladas hoy por el Instituto

Costa Rica y Nicaragua iniciarán este jueves la primera reunión del Mecanismo de Acciones Policiales y Seguridad Coordinadas, que se celebrará en San José

Acuñé la palabra “ciberespacio” en 1981, en uno de mis primeros relatos de ciencia ficción, y subsecuentemente la usé para describir algo que la

ALGO PARECIDO A UN PRÓLOGO Imágenes e ideas sugeridas por el teatro y el cine de experimentación en Costa Rica (1992-2011) Sergio Román Armendáriz presenta el segundo de sus

Sobre el artículo “Ley de Premios Nacionales es una mala copia de la de Chile”, escrito por José Eduardo Mora y publicado el pasado

En la edición 15 de febrero pasado del Semanario Universidad, el profesor Jaime Robert me acusa de incurrir en “juegos diversionistas”, de hacer “falsas

Arquitectos  y diseñadores de todo el espectro creativo se reunirán por segunda vez en Costa Rica alrededor del Festival Internacional de Diseño Costa Rica