País Falta la aprobación de las autoridades del Fondo y de la Asamblea Legislativa

Equipos técnicos de Costa Rica y el FMI alcanzan acuerdo para un préstamo por US$ 1.750 millones

Falta la aprobación de las autoridades del Fondo y de la Asamblea Legislativa, mientras que el Ministro de Hacienda aseguró que la agenda de proyectos relacionados a este acuerdo ya está en la Asamblea Legislativa.

Los equipos técnicos de Costa Rica y el Fondo Monetario Internacional (FMI) anunciaron  este viernes que alcanzaron un acuerdo para viabilizar un préstamo de Servicio Ampliado (SAF, o Extended Fund Facility) al país por un monto de US $1.750 millones, en los próximos tres años.

Manuela Goretti, jefa de la Misión del FMI, explicó que el siguiente paso, a realizarse entre los meses de marzo o abril, consiste en elaborar el documento oficial respectivo y presentarlo ante la gerencia y la dirección ejecutiva del FMI, para su aprobación externa definitiva.

Entre tanto, la Asamblea Legislativa deberá discutir cada uno de los proyectos de ley que darán contenido al acuerdo por parte del país, así como aprobar el crédito mismo.

El paquete incluye un mayor impuesto a casas de lujo, renta global dual y el aporte solidario de las empresas públicas por hasta un 30% de sus rentas después del pago de deudas fiscales y para fiscales.

Según el ministro de Hacienda, Elián Villegas, ya todos los proyectos implicados se encuentran en el parlamento costarricense, incluidos tres que fueron remitidos esta mañana.

“Todos los proyectos de ley ya están ante la Asamblea Legislativa y un decreto que era importante para implementar recortes al gasto público ya está en vigencia”, dijo.

Tanto Goretti como Villegas se negaron a detallar las cifras que aportarán las medidas de ajuste y Goretti explicó que todavía no se ha elaborado el documento oficial que las contendrá y que ella deberá presentar a las autoridades del FMI.

Sin embargo, el ministro Villegas afirmó que el acuerdo no incluye ningún aumento al Impuesto al Valor Agregado (IVA), o a los bienes inmuebles, ni la creación de impuestos a las transacciones financieras o a las pensiones complementarias, ni la venta de activos del Estado.

Por el contrario, añadió, sí se incluyen un mayor impuesto a casas de lujo, la renta global dual y un aporte solidario de las empresas públicas por hasta un 30% de rentas después del pago de sus deudas fiscales y para fiscales durante cuatro años.

Entre esas empresas se encuentran el Banco de Costa Rica, Banco Nacional, INS, AyA, Compañía de Fuerza y Luz, Correos de Costa Rica, ICE, JAPDEVA, RECOPE y RACSA., las cuales no podrán trasladar ese costo a las personas usuarias de sus servicios.

“Hemos procurado que sea una propuesta balanceada, sin embargo, tiene un peso muy importante la reducción del gasto público. El acuerdo nos permitirá sentar las bases para recuperación económica y para superar la pandemia. El logro de este acuerdo nos permitirá contar con el apoyo técnico, financiero y reputacional de los mercados”, enfatizó.

“Esperamos que este acuerdo no solo constituya un acuerdo histórico para el país, sino que ayude a resolver la situación fiscal para bien de todos los costarricenses”, agregó.

Rodrigo Cubero, presidente del Banco Central de Costa Rica (BCCR), calificó el acuerdo como “un hito histórico para el país, que tendrá implicaciones positivas para los costarricenses. Es un acuerdo de tres años. Lo anunciamos con regocijo y complacencia”.

Según Goretti, el FMI estima que la economía del país crecerá un 2,6% PIB en 2021 y el acuerdo logrado por los equipos técnicos permitirá “alcanzar estabilidad macro dentro de marco fiscal sólido” que se reflejará en un superávit primario de 1% en el 2023 y bajar al a trayectoria de la deuda en relación con el PIB al 50% en el año 2035.

La Jefa de Misión del Fondo explicó que el acuerdo se basa en la ejecución de reformas fiscales equitativas que racionalicen el gasto y preserven la estabilidad financiera, pero protegiendo a los grupos más vulnerables, favoreciendo la inclusión laboral de las mujeres y ampliando los servicios de cuidado de la infancia, realizando la reforma del empleo público, mejorando la educación, la digitalización, reduciendo trámites, mediante la formalización de empresas y con la recuperación verde avanzar en la des carbonización hasta alcanzar cero emisiones en 2050.

Por su parte, Cubero afirmó que, si bien la cifra final del monto total del ajuste se sabrá en marzo, indicó que para las estimaciones tanto el FMI como las autoridades locales están usando la nueva cifra del PIB y que el concepto de “Gobierno Central” ahora incluye a los órganos desconcentrados.

Calculó que, con el acuerdo, el déficit primario seria de 4% en 2020 y que la cifra total del ajuste sería de un 5% del PIB.

Finalmente, la ministra de Planificación Nacional y Política Económica, Pilar Garrido, dijo que “las políticas macro estructurales contenidas en el acuerdo están alineadas con las de la OCDE”.

 

Ir al contenido