País Medidas sanitarias ante COVID-19

En fin de año no habrá confinamiento pero sí restricciones horarias

Para este fin de año se descartan medidas como cierres y confinamiento. Más bien se establecieron restricciones horarias para así evitar mayores contagios por el virus que causa COVID-19.

Las nuevas medidas fueron anunciadas por el presidente de la Comisión Nacional de Emergencia (CNE), Alexander Solís, en conferencia de prensa y empezarán a regir a partir del 31 de diciembre.

Ese día, la restricción vehicular estará vigente desde las 7 p.m. hasta las 5 a.m. Ese horario coincide con el momento en que los establecimientos comerciales que atienden público estarán cerrados, esto no incluye supermercados, centros médicos, servicio a domicilio y hoteles, entre otros.

Para el fin de semana comprendido entre viernes 1 y domingo 3 de enero, la circulación vehicular se limitará desde las 8 p.m. hasta las 5 a.m. Durante el día, únicamente podrán circular las placas autorizadas (todas menos 9 y 0 el día viernes).

Asimismo, se procederá al cierre de establecimientos con permiso sanitario de atención al público a partir de las 8:00 p.m. y hasta las 5:00 a.m.

A partir del lunes 4 y hasta el domingo 17 de enero, las reglas cambian un poco. En esas dos semanas, la restricción vehicular será de lunes a viernes de 10 p.m. a 5 a.m. y fines de semana de 9 p.m. a 5 a.m. Los sábados solo podrán circular vehículos con placas pares y los domingo aquellos con placas impares.

Los bares y casinos deberán tener un aforo del 25%, los parques nacionales solo podrán recibir un 50% de visitación y las playas se habilitarán únicamente de 5 a.m. a 2:30 p.m.

Posiciones encontradas

Ayer, los sindicatos médicos solicitaron medidas de confinamiento en este fin de año, así como cierre de fronteras y una ampliación de la restricción vehicular ante el aumento de casos experimentado en las últimas semanas.

“Nuestros hospitales están colapsando y como país ya no contamos con recursos para brindarle atención a los conciudadanos que la requieran en las Unidades de Cuidado Crítico. Este colapso tendría, como lógico resultado un inminente y catastrófico aumento de la mortalidad por COVID-19, estamos ante el escenario más perjudicial, y nos depara la situación más difícil para Costa Rica”, manifestaron los sindicatos.

En el otro lado de la acera, la Confederación de Trabajadores Rerum Novarum (CTRN) y el Sindicato Nacional de Enfermería y Afines (SINAE AFINES) -en voz de Lenin Hernández Navas- manifestaron en un comunicado que el “país no aguanta más confinamientos ni restricciones”.

“Si bien es cierto, estamos en momentos críticos por la pandemia, donde incluso vemos saturación de los centros médicos, lo que se debe hacer es un urgente y vehemente llamado de concientización a los ticos para que tomen las medidas sanitarias respectivas, y conozcan bien las implicaciones de la COVID-19 para evitar mayores contagios”, señaló Hernández.

CTRN y SINAE AFINES justificaron su posición en los datos de la Encuesta Continua de Empleo, correspondiente a julio-setiembre del 2020, realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), la cual señala que la tasa de desempleo alcanzó el 22%.

En cuanto a las micro y pequeñas empresas (MiPymes), un estudio realizado por el Centro Latinoamericano de Innovación y Emprendimiento (Celiem) evidenció que el 90% de estas vieron afectada su actividad por las medidas tomadas ante COVID-19.

En este sentido, el sector industrial consideró “razonables” las medidas tomadas por el gobierno para este fin de año.

“Las restricciones anunciadas por el Gobierno nos parecen razonables, tomando en cuenta la importancia del balance de las medidas sanitarias con la reactivación económica y conservación y generación de empleo”, manifestó Carlos Montenegro, director ejecutivo de la Cámara de Industrias de Costa Rica (CICR).

Asimismo, Montenegro agregó: “por ello hacemos un llamado a la población en general a redoblar esfuerzos en estos días festivos para evitar el contagio y colapso del sistema de salud. La correcta aplicación de los protocolos ha evidenciado que las empresas no son un foco de contagio y por el contrario, promueven la capacitación y aplicación de buenas prácticas de higiene, distanciamiento y conducta para evitar el contagio, convirtiéndose en un muro de contención ante la expansión de la pandemia”.

Relacionado a lo anterior, ocho agrupaciones empresariales lanzaron una campaña para promover las tres reglas de oro ante COVID-19: uso de mascarilla, distanciamiento físico y lavado de manos.

“Se está haciendo un llamado vehemente para que los comercios y en especial el sector bares y restaurantes, cumplan con las disposiciones y protocolos establecidos por el Ministerio de Salud y demás autoridades”, se lee en el comunicado que enviaron.

Se trata de la Cámara Costarricense de Restaurantes y Afines (CACORE), la Asociación de Productores e Importadores de Bebidas Alcohólicas de Costa Rica (APIBACO), la Cámara de Comercio de Costa Rica (CCCR), la Cámara Nacional de Turismo (CANATUR), la Asociación de Bares y Restaurantes (ASOBAREST), Asociación Cámara Nacional de Comerciantes Detallistas y Afines (CANACODEA), FIFCO y Garnier BBDO.

Como parte de la campaña, se habilitó una línea telefónica (2437-7078) denunciar puntos de venta que no cumplan con los protocolos sanitarios. “Que no paguen justos por pecadores, si hay un local que no cumple es necesario que las autoridades tomen acción inmediata y así permitir a la mayoría que sí está siendo responsable, trabajar.”, señalaron estos grupos empresariales.

Ir al contenido