País Entrevista

 Empresario y ‘lobista’ de cannabis medicinal: “El monto de los impuestos no es un tema técnico, es de los diputados”

Roy Thompson Chacón afirma que su relación con una azucarera es un tema de “tierra”

El 3 de septiembre, el empresario y «lobista» Roy Thompson Chacón conversó con UNIVERSIDAD sobre su participación en el proyecto 21.388 de la diputada Zoila Volio. El proyecto pretende crear y regular la plantación del cáñamo (una variedad de cannabis que no contiene psicoactivos, pero sí cannabinoides) y la marihuana con fines terapéuticos.

Dijo que conformó la muy reciente Cámara de Promoción del Cáñamo Medicinal para “promover lo que se está planteando en el proyecto de ley que se discute en la Asamblea”. Confirmó la participación de Alfonso Gómez Jenkins, vicepresidente de la azucarera El Viejo, y del sobrino del presidente de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (UCCAEP), Álvaro Jenkins.

“No estoy seguro si es vocal o no (de acuerdo con Registro, lo es). Es una cámara abierta donde la idea es promover la industria. Lo único que hemos tenido es una reunión donde hemos conversado de los pormenores del proyecto de ley. Fue hace un año”, respondió.

“Los privados no somos noticia (…) Yo he formado parte de gobiernos, he estado en la Asamblea Legislativa, he sido director nacional de pensiones, diplomático; he sido de todo”, Roy Thompson.

¿Cómo describiría los servicios de su empresa Datacheck? ¿Es una empresa de lobby?

—Sí y no. He representado a GNC contra el Ministerio de Salud, cuando tuvimos que discutir el tema de los registros sanitarios (GNC es una de las empresas que registran productos con cannabinoides en el Ministerio de Salud, detalle mencionado por la diputada Zoila Volio en entrevista).

He representado a la Asociación de Escuelas y Colegios Privados contra el plan fiscal, cuando pretendían someter a la educación privada a impuestos diferentes. He tenido que ver en regulación del Banco Central clientes míos que han estado interesados en regulación del Banco Central y el Ministerio de Hacienda.

Si usted considera que eso es lobby entonces sí es lobby. Si usted me dice que es asesoría técnica sobre temas de Gobierno, entonces no sería lobby.

En este momento no estoy como profesional de una empresa sobre este proyecto de ley.

 La Nación publica el 18 de junio que es vocero de varias empresas estadounidenses con interés en invertir en el tema del cáñamo.

—Fui vocero ese día de La Nación. No soy representante de esas empresas.

¿Participa en la sociedad IMED CBD?

—Esa sociedad es otra cosa. Es una sociedad que busca importar productos y los registra ante el Ministerio de Salud, es más, ya tiene varios registros, pero no dependen del proyecto de ley (se confirmó el registro de un único producto cosmético, una crema con CBD de Green Roads, una empresa de Florida que estuvo presente también el 18 de junio).

IMED CBD se reunió el 18 de junio en el Hotel Hilton.

—Eh. Bueno, yo estaba. De esa sociedad estaba yo y otra persona. Nada de lo que hace IMED tiene que ver necesariamente con que se apruebe el proyecto de ley o no. Las regulaciones que existen permiten registrar productos de CBD en Costa Rica.

 Asesora sobre impuestos. ¿Asesoró a su primo Roberto Thompson?

—No, no. Esto es interesante porque es noticia hoy. La primera reunión que tuvimos con diputados fue en el primer año del gobierno de Luis Guillermo Solís. El proyecto original fue presentado por el exdiputado Marvin Atencio. Ese proyecto de ley pasó por los procesos y fue rechazado en comisión, finalmente.

Si usted me pregunta si hemos hablado con diputados, hemos hablado con no sé cuántos diputados. Dentro de ellos no está Roberto.

¿No se ha reunido con él?

—Me he reunido un montón de veces: en Navidad, en los entierros, los bautizos, en todo lado. Lo que le digo es que Roberto no ha dirigido ninguna Comisión, ni ningún grupo que lidere el tema de cáñamo y cannabis, a diferencia de Zoila Volio.

Él es uno de los voceros principales del proyecto, junto con Volio. Ingresaron varias mociones de Thompson que permiten el ingreso de empresas a Zona Franca y se les baja el impuesto de renta (fueron retiradas antes de este reportaje).

—Le voy a decir lo que yo conozco; el informe de mociones 137 del primer día. Las mociones del segundo día, no sé de lo que me está hablando.

De todos modos, el monto de los impuestos no es un tema técnico, es un tema de los diputados. Al día de hoy, no he encontrado ningún texto que diga que (el impuesto de renta) es del 1% del 5% o del 9% por alguna razón, sino que son números que los diputados van poniendo.

En lo que yo vi en las mociones del primer día, había unas mociones de Zoila tratando de eliminar el impuesto de renta. Yo he estado al tanto.

La idea era ver si se modifica el impuesto de renta por un impuesto selectivo de consumo. Las mociones las retiró doña Zoila.

Estoy esperando que se queme el segundo día para ver qué mociones presentaron los diputados.

¿Cuál es su participación en el proyecto de ley? ¿Es una contraparte interesada?

—No soy contraparte. Puedo ser un interesado, pero no una contraparte. En los últimos siete años he sido uno de los varios impulsores de la creación de la industria, que está presente en más de 50 países.

La industria tiene un común denominador que es que requiere países que tengan habilidad y cultura agrícola.

¿Por eso la participación de Gómez Jenkins, tesorero de la Cámara de Azucareros?

— Alfonso debe ser miembro de 300 directivas. Esta es una industria donde, al final, se necesita tierra para esto. En esa necesidad de tierra todas las personas, agrupaciones, cooperativas, asociaciones, etcétera que quieran generar un producto de este tipo van a estar interesadas.

No hay ningún impedimento constitucional a las empresas de querer participar en una industria. No hay ninguna prohibición en la Constitución de Costa Rica para querer participar en una industria. No existe. Costa Rica tiene un sistema libre de mercado.

El proyecto de ley tenía un artículo que decía que solo podían ser agrupaciones de pequeños agricultores e indígenas, etcétera. Eso va en contra de la Constitución Política de Costa Rica (UNIVERSIDAD confirmó que se desechó una propuesta similar en la Comisión de Ambiente).

La Constitución prohíbe la creación de monopolios privados.

A nivel internacional, los interesados no necesariamente son grandes empresas.

¿En HCANN-CR participan empresas estadounidenses?

—Sí, claro. Es una empresa privada conformada según la ley de la República de Costa Rica, con interés de participar en esta eventual industria.

Los privados no somos noticia. Yo he formado parte de Gobiernos, he estado en la Asamblea Legislativa, he sido director nacional de pensiones, diplomático, he sido de todo.

Pareciera que la noticia es que si he asesorado a Roberto, por la relación que tengo. Lamentablemente, no. Me hubiera gustado que el primer proyecto hubiera tenido una estructura más internacional. El primer proyecto fue del diputado Marvin Atencio, hace cinco años.

Si usted me dice cuánta gente ha empujado este tema, hay decenas de personas, en diferentes grupos y de diferentes intereses.

Si se trata de ver que, a través mío, hay una influencia de los diputados para aprobar equis o ye proyecto porque me dedico o he dedicado a representar empresas en temas legislativos. No sé. Es muy fantasioso, es para tratar de dañar el proyecto.

 

Ir al contenido