Ejecutivo convoca proyecto del PUSC sobre uniones civiles para parejas del mismo sexo

La bancada socialcristiana se mostró complacida porque ese proyecto “conserva la figura de matrimonio entre hombre y mujer”; mientras que sectores oficialistas aseguran que la iniciativa no refleja la postura del PAC ni la del presidente Alvarado.

El Poder Ejecutivo firmó desde este viernes la convocatoria de un proyecto de ley sobre uniones civiles para personas del mismo sexo, un texto que impulsa el Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) y busca evitar la figura jurídica del matrimonio igualitario.

La convocatoria, como se acostumbra, la firmaron el presidente Carlos Alvarado y el ministro de la Presidencia Rodolfo Piza, el candidato presidencial del los socialcristianos que impulsó un acuerdo de Gobierno Nacional junto con Alvarado de cara a segunda ronda, pero sostiene reconocidas divergencias con el mandatario en temas como el aborto terapéutico y el matrimonio igualitario.

El proyecto es impulsado por la bancada socialcristiana desde inicios de julio, cuando seis de sus nueve diputados lo presentaron como respuesta al fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), organismo que instó al país a reconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo desde enero pasado.

Además, ahora se compagina con el llamado de la Sala Constitucional para que la Asamblea Legislativa intente regular la materia en 18 meses, una tiempo límite que los jueces establecieron como plazo fatal para que el Congreso actúe antes de que queden eliminadas las prohibiciones al matrimonio igualitario que existen en el Código de Familia por considerarlas inconstitucionales.

Desde ese fallo de la Sala la noche del miércoles pasado, los socialcristianos igualmente sostienen que existe la posibilidad de que su proyecto funcione para mantener la figura del matrimonio entre hombre y mujer como establece su carta ideológica; aunque la Corte IDH señaló expresamente que emplear cualquier otra figura que no fuera el matrimonio sería discriminatorio y la Sala Constitucional se pronunció específicamente contra los artículos que sostienen esa prohibición.

De cualquier manera, el jefe de fracción socialcristiano, Erwen Masís, externó desde el miércoles al borde de la medianoche que “ya han hecho su propuesta, que es la unión civil, pues consideran que el matrimonio como tal debe ser entre hombre y mujer”, posición que este viernes por la noche reiteró la vicepresidenta del Congreso, María Inés Solís, tras recibir la noticia de la convocatoria.

“Me siento muy complacida de que el Ejecutivo convocara el proyecto 20.888, presentado por varios compañeros de la fracción Unidad, consideramos que este proyecto es la opción que puede generar un consenso de manera que garanticemos todos los derechos civiles y patrimoniales de las parejas del mismo sexo y que se conserve la figura del matrimonio para hombre y mujer, como lo dice la carta ideológica del PUSC”, aseguró.

Esta propuesta es contradictoria con la postura del partido oficialista Acción Ciudadana (PAC), que más bien ha manifestado su apoyo a otro proyecto que sí garantiza el matrimonio igualitario, cuya convocatoria fue anunciada con bombos y platillos por el presidente Alvarado apenas el jueves pasado.

En esta ocasión, el anuncio oficial lo realizó la fracción del PUSC y no la Presidencia, que ahora puso los dos proyectos en sesiones extraordinarias de agosto, mes en que le toca al Ejecutivo decidir los proyectos que analizan los diputados en el Congreso.

Apenas la noche de este jueves, Enrique Sánchez, el diputado del PAC que preside la comisión de Derechos Humanos de la Asamblea, publicó en sus redes que “el único expediente que cuenta con el apoyo del Presidente y de la fracción del PAC es el 19.852 de Matrimonio Igualitario” y que “es falso que el Presidente crea que la figura de uniones civiles, o cualquier otra, sean una opción”, pues convocó el otro proyecto “únicamente por solicitud expresa de la fracción del PUSC”.

Así mismo, el comisionado presidencial LGTBI, Luis Salazar, agregó que convocará a las representaciones del sector para explicar la situación y publicó en sus redes sociales que “cualquier otro proyecto que no tenga tales efectos (adelantar la fecha de vigencia del matrimonio), no afectará la inconstitucionalidad de la prohibición al matrimonio entre personas del mismo sexo”,

Hasta el momento de esta publicación, el presidente Alvarado no se ha referido personalmente sobre el tema por ninguna de sus vías oficiales.

La convocatoria

0 comments