Ejecutivo anuncia rebajo de sus salarios y préstamos internacionales para enfrentar crisis económica por COVID-19

Presidentes ejecutivos y ministros reducirán sus ingresos a partir del 31 de agosto; créditos dependen de la aprobación en la Asamblea Legislativa.

El presidente de la República, Carlos Alvarado, anunció este jueves una serie de medidas económicas para atacar los problemas ocasionados por la COVID-19, entre ellos un rebajo salarial para el gabinete y la negociación de créditos con entidades internacionales.

Alvarado dijo que solicitó a ministros, ministras y presidencias ejecutivas que reduzcan sus remuneraciones en un 15%, manteniendo la jornada laboral regular.

«A partir del 31 de agosto ellos, como yo lo he hecho desde antes, reducirán en ese 15% de su salario, de la mano de la propuesta que hemos puesto en el congreso de reducción de jornadas. Esto no significa que los ministros reducirán sus jornadas, al contrario, pero el gabinete me acompañará en esta medida», afirmó.

Por otra parte, mencionó una serie de préstamos que deberán ser aprobados por la Asamblea Legislativa para que puedan entrar en operación.

Fondo de avales

La ministra de Planificación, Pilar Garrido, explicó que el Ejecutivo presentó ante los diputados y diputadas un proyecto para crear un Fondo Nacional de Avales y Garantías, a partir de empréstito de $300 millones con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

«La idea de estos avales es que se puedan otorgar para mejorar el acceso de las empresas al crédito bancario, para capital de trabajo y facilitar la readecuación de deudas de las firmas detectadas y afectadas por la COVID-19. El propósito es reactivar el crédito, proteger el empleo y apoyar empresas golpeadas por la pandemia, particularmente de los sectores turismo, comercio y transporte», detalló Garrido.

Según explicó la ministra, el fondo emitiría avales que cubrirían hasta el 80% del saldo de las operaciones crediticias individuales, por un plazo de hasta 15 años, bajo una modalidad de pérdidas esperada.

«Las empresas tienen que comprometerse a garantizar que van a resguardar el nivel de empleo existente o, en su defecto, que van a hacer todo lo posible para recuperar el nivel de empleo que tenían antes de la afectación de la pandemia en el menor tiempo posible», afirmó Garrido.

El proyecto establece que el dinero para el crédito estará disponible en las entidades financieras supervisadas por la Superintendencia General de Entidades Financieras (SUGEF), en donde se podrán gestionar las operaciones financieras con condiciones especiales de tasas de interés y plazos.

Préstamo del BID para Proteger y Empleate

Por su parte, la ministra de Trabajo, Geannina Dinarte, afirmó que presentarán un crédito más ante la Asamblea Legislativa, este por $245 millones con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), con el fin de usar los recursos para el bono Proteger, la plataforma «Empleate» y la reactivación de pequeñas empresas turísticas.

«El préstamo nos permitirá generar cerca de 119 mil nuevos bonos Proteger, así como alivio fiscal al país. Hay un componente que viene a fortalecer con cerca de $10 millones la reinserción laboral, desde «Empleate». Adicionalmente, están los recursos para el sector turísticos, que contemplan un presupuesto de $15 millones que irían a generar subsidios salariales», especificó Dinarte.

El período de ejecución del programa es de 24 meses y su operación será ejecutada por el Ministerio de Trabajo, que se apoyará en la Dirección Nacional de Empleo (DNE) y otras dependencias.

Proteger para turismo

El ministro de Turismo, Gustavo Segura, detalló los alcances del préstamo con el BID para las micro, pequeñas y medianas empresas del sector turísticos, para las cuales se espera destinar $15 millones.

“Este es un respiro que permitirá dar continuidad a unas 5 000 empresas turísticas que con muchísima dificultad y sacrificio se mantienen a flote en esta pandemia.  El fondo de $15 millones servirá como un subsidio a los negocios mientras realizamos la apertura gradual y segura al turismo nacional y extranjero”, aseguró.

Las empresas que deseen optar por esta ayuda deben contar con la declaratoria Turística que emite el ICT, el certificado para la Sostenibilidad Turística (CST), la credenciales de guías de turismo o la certificación del servicio de transporte turístico.

«Estos son fondos no reembolsables y la idea es que financie una parte de las planillas de las empresas. Ellas reciben un subsidio para ayudarse a pagarse el salario de sus colaboradores y lo importante es que se comprometan a mantenerlos», dijo Segura.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments