Educación Dual ya es realidad para 106 estudiantes de colegios técnicos

Desde el año 2017 el MEP aplica un plan piloto en cuatro centros educativos del país en los que estudiantes alternan su aprendizaje entre las aulas y las empresas.

Mientras en la Asamblea Legislativa se discute un proyecto sobre Educación Dual y algunos estudiantes de secundaria se manifiestan para adversarlo, un plan piloto del Ministerio de Educación Pública (MEP) permite que 106 estudiantes de colegios técnicos estudien y apliquen lo aprendido en centros de trabajo reales.

En el “Taller 3 de Mecánica Automotriz”, ubicado en el Colegio Monseñor Sanabria en Desamparados, 15 estudiantes de duodécimo año ponen en práctica su conocimiento sobre motores de vehículos. Ellos cursan la especialidad de Mecánica Automotriz bajo el plan piloto de Educación Dual del Ministerio de Educación Pública (MEP) que inició en 2017.

Uno de los estudiantes es Jorge Monge, de 19 años y vecino de Aserrí, quien en menos de tres años ya tiene un trabajo casi asegurado -según le dijeron- en el taller de motocicletas Harley Davidson, donde actualmente realiza su práctica de Educación Dual.

Jorge ingresó al Colegio Vocacional Monseñor Sanabria en el año 2017 con interés en aprender sobre mecánica de automóviles; sin embargo, ahora su pasión se centra en las motos. Para él, la experiencia de trabajo en la Harley Davidson ha sido muy gratificante.

“La experiencia ha sido muy bonita y es algo que no nos hubiera dado el colegio. En el primer año solo hacíamos visitas y desde el segundo año estamos haciendo práctica en la empresa”, señaló Monge.

El interés del estudiante ha sido tanto, que incluso trabaja días extra en la empresa. “Todo está en la disciplina, si ellos ven el interés y hay ganas, le pueden dar a uno la oportunidad de ser contratado”.

Actualmente, Monge recibe un estipendio de ₡40 mil al mes por parte de la empresa; además, cada día extra que trabaja le pagan ₡10 mil.

En el taller de Mecánica Automotriz se encuentra también Yendry Corrales de 18 años, una de las seis mujeres que cursan esta especialidad en el Colegio Vocacional Monseñor Sanabria.

Apasionada por la parte eléctrica de los vehículos, esta vecina de San Rafael Arriba de Desamparados desarrolla su práctica en el Taller Faco y considera que se necesita que más mujeres incursionen en esta carrera técnica. “La mecánica automotriz es de quien le guste, es para cualquier persona. Si a usted le atrae puede hacerlo”.

La experiencia de Yendry estudiando bajo esta modalidad no ha sido del todo exitosa, según afirma. Para ella, la comunicación entre el colegio y la empresa debe mejorar, pues muchas veces “no existe” y esto va en detrimento del aprendizaje de los jóvenes.

“Siento que la Educación Dual es buena si ellos (empresa y colegio) tienen buena comunicación y se ponen pautas. Si nos dejan a la deriva como en estos años es pésimo, porque no se aprende lo que se debería en la empresa. Ellos a veces no saben que uno va a llegar”, mencionó.

Actualmente Faco no le paga ningún estipendio a Yendry; sin embargo, a partir de este año, el colegio le brinda una ayuda económica de ₡5 mil por semana para que costee sus viáticos, pues como ella misma lo señala “muchas veces no tenía pases”.

Yendry destacó que el programa de Educación Dual no explota laboralmente a los estudiantes, pues ellos se encuentran aprendiendo dentro de las aulas y la empresa; además, le permite saber desde ya -en duodécimo año- cuál es el funcionamiento de una empresa automotriz.

Plan Piloto

En diciembre del 2016, el Consejo Superior de Educación (CSE) aprobó la aplicación del plan piloto para la Educación Dual en el sistema educativo costarricense, a partir del curso lectivo 2017, pero definió también que solo sería aplicado en la especialidad de Mecánica Automotriz.

El plan piloto de Educación Dual del MEP inició en cuatro centros educativos del país: Colegio Vocacional Monseñor Sanabria en Desamparados, Colegio Vocacional de Artes y Oficios (Covao) en Cartago, Colegio Técnico Profesional Jesús Ocaña en Alajuela, y el Colegio Técnico Profesional Carlos Manuel Vicente en Golfito.

La idea del piloto es que los estudiantes aprendan en las aulas y en la empresa a partir del décimo año.

“El piloto lo que pretende es que el estudiante lleve su proceso de formación formal en la especialidad de automotriz con el plan de estudios de automotriz (que no fue diseñado para dual) y que se dé la alternancia a partir de décimo año. En décimo año empezó con menos horas, undécimo más tiempo y en duodécimo tienen más horas en la empresa”, mencionó el director de Educación Técnica del MEP, Pablo Masís.

“Esa es la intención del piloto, que el aprendizaje se vaya dando en la empresa con los recursos de la empresa, y en el colegio, con los del centro educativo, teniendo en cuenta que la empresa tiene por lo general mejores equipamientos, acceso de tecnologías. También está la cultura de la empresa, la cual nos interesa a nosotros, para que el estudiante aprenda y comprenda desde el inicio de su formación. Ese es el espíritu del piloto”, agregó.

En el 2017, el plan piloto arrancó con un total de 108 estudiantes matriculados; sin embargo, a inicios del 2019 se reportaron dos bajas.

Para el director de Educación Técnica del MEP, la baja exclusión estudiantil en esta modalidad se debe a que las prácticas en las empresas motivan a los jóvenes a estudiar e interesarse en la especialidad

Según datos del MEP, la mayoría de estudiantes que cursan esta modalidad son hombres (86) y solo 20 son mujeres.

Actualmente el Colegio Vocacional Monseñor Sanabria cuenta con 17 estudiantes hombres y 6 mujeres que cursan la especialidad de Mecánica Automotriz; mientras que en el Covao solo 19 hombres y 10 mujeres la estudian.

A ellos se suman los 31 hombres y 5 mujeres estudiantes del Colegio Técnico Profesional Jesús Ocaña, y los 18 hombres del Colegio Técnico Profesional Carlos Manuel Vicente.

“La mayoría son hombres, solo hay 20 mujeres. Aún así, en Costa Rica la participación de mujeres en especialidades industriales (automotriz, mecánica general, mecánica de precisión, electrotecnia, electrónica) es superior que en otros países como Alemania. Nosotros hemos logrado una igualdad de género”, destacó Masís.

En cuanto a la cantidad de horas de la práctica, el piloto no tiene definido formalmente cuántas deben cumplir los estudiantes en las empresas. Para el director de Educación Técnica, esto “se ve influenciado por la demanda de las compañías”.

“Eso no está regulado en el piloto porque hay que tener presente que la modalidad de educación dual es una modalidad de demanda y no de oferta. No le vamos a decir a la empresa que queremos que el estudiante esté tanto tiempo aquí y otro allá. La empresa es la que va a ir solicitando en función de lo que ellos quieren. En los cuatro colegios la experiencia ha sido diferente. Unos van menos horas y otros más”, destacó el director de Educación Técnica.

Por ejemplo, en el Colegio Vocacional Monseñor Sanabria, existen dos grupos de Mecánica Automotriz que estudian bajo la modalidad de Educación Dual; uno de ellos asiste los lunes a las empresas, mientras que el otro lo hace los viernes.

El profesor de Mecánica Automotriz de este centro educativo, Iván Mena, aseguró que antes de realizar convenios con empresas se evalúa que el establecimiento tenga una persona que monitoree a los estudiantes, brinde estipendio económico y que ahí exista buen espacio y comunicación.

En cuanto a este último punto destacó que ha sido el principal problema del programa y que la comunicación con las empresas debe mejorar.

“El MEP no ocupa un proyecto de ley de Educación Dual, para poder hacer dual. El MEP puede, a través del Consejo Superior de Educación, regular una modalidad dual en colegios técnicos y nosotros vamos pensando en esa línea. Si se aprueba el proyecto de ley nosotros tomaremos en cuenta lo que dice y nos pueda ofrecer, pero no es necesario para el MEP tener una ley de Educación Dual”.

Póliza estudiantil y viáticos

El plan piloto del MEP no obliga a los patronos a pagar un monto fijo a los estudiantes que laboran en su empresa. Los talleres solo contribuyen -en algunos casos- con viáticos, situación que pone en aprietos a los jóvenes, quienes en muchas ocasiones no cuentan con los pasajes del autobús.

“Dentro del piloto actual, al igual como sucede en la práctica, las empresas le dan un subsidio a los estudiantes, pero esto varía de empresa a empresa. Algunas empresas le dan a estudiantes alimentación y pasajes, uniformes, implementos y algún otro dinero extra, pero eso es parte de la política de empresa. La empresa debe contribuir dentro de la formación del estudiante con recursos”, mencionó el director de Educación Técnica del MEP, Pablo Masís.

En el caso concreto del Colegio Vocacional Monseñor Sanabria, los estipendios que reciben los estudiantes rondan entre los ₡15 mil y ₡45 mil, dependiendo de la empresa. Algunas  compañías también los dotan con uniformes, zapatos adecuados y alimentación.

El coordinador técnico de este centro educativo, German Castro, señaló que en muchas ocasiones la institución -si la empresa no brinda ayuda económica- les da viáticos a los estudiantes.

En cuanto a la póliza estudiantil, el plan piloto tampoco obliga a las empresas a pagar un seguro de accidentes para los jóvenes; sin embargo, todos los estudiantes que asisten a colegios técnicos cuentan con un seguro el cual los protege durante las 24 horas del día en todo el territorio nacional.

“El subsistema de colegios técnicos es el único que tiene como requisito de entrada obligatoria que el estudiante tenga una póliza. Tanto el estudiante de colegio técnico que va a pasantía en undécimo como el que va a práctica profesional en duodécimo tienen póliza. A futuro, pretendemos es que se tengan mayores coberturas además de la póliza estudiantil, que tiene montos muy reducidos”, señaló.

En el Colegio Vocacional Monseñor Sanabria los estudiantes ponen en práctica sus conocimientos sobre motores de vehículos. (Foto: Katya Alvarado).

Fortalezas y debilidades

Este es el último año en que el MEP aplicará el piloto en los cuatro centros educativos. La idea del Ministerio es evaluar los alcances, debilidades y fortalezas de esta iniciativa para implementarla de manera formal en un futuro cercano.

En cuanto a las debilidades, el director aseguró que el Ministerio debe implementar un nuevo plan de estudios que se adapte a la modalidad dual, pues actualmente los jóvenes son sometidos a los planes regulares.

A esto se suma el hecho de que no existe un programa de becas que ayude económicamente a los estudiantes, quienes -en muchas ocasiones- no cuentan con los recursos para asistir a las empresas.

Por otra parte, el equipamiento que tienen los centros educativos muchas veces no es el idóneo y se aleja del que existe en las empresas, situación que compromete la formación de los estudiantes.

El Ministerio determinó también que pese a que la idea inicial fue que los estudiantes hicieran práctica en las empresas durante 1.000 horas, esta meta no será alcanzada, pues la huelga de casi 90 días en el MEP interfirió en el proceso. Además, algunos colegios tienen problemas de comunicación con las compañías.

En cuanto a las fortalezas, el MEP reveló que el piloto ha motivado a los jóvenes y esto ha generado que menos estudiantes sean excluidos del sistema educativo.

Asimismo, las empresas han dado retroalimentación al MEP. De esta manera, les han hecho ver cuáles son las fortalezas que tienen los estudiantes y las diferencias de formación que existen de un colegio técnico profesional a otro.

“No nos interesa a nosotros dentro de un piloto ocultar las cosas que salen mal porque sino no vamos a aprender. La experiencia es exitosa porque nos ha enseñado muchas cosas, pero exitosa quiere decir que hay cosas que no se hacen bien desde el mismo MEP porque hay que mejorar muchísimo y también las empresas. Eso es lo exitoso del piloto, las enseñanzas”, mencionó Masís.

Actualmente, en la Asamblea Legislativa se discute el proyecto de Educación Dual; sin embargo, el MEP podría aplicarlo en el sistema educativo nacional con tan solo la aprobación del Consejo Superior de Educación, encargado de implementar políticas educativas.

“El MEP no ocupa un proyecto de ley de Educación Dual, para poder hacer dual. El MEP puede, a través del Consejo Superior de Educación, regular una modalidad dual en colegios técnicos y nosotros vamos pensando en esa línea. Si se aprueba el proyecto de ley nosotros tomaremos en cuenta lo que dice y nos pueda ofrecer, pero no es necesario para el MEP tener una ley de Educación Dual”, afirmó.

Proyecto de Ley

El proyecto que se encuentra en la Asamblea Legislativa ha generado el rechazo de los sindicatos de educación y organizaciones estudiantiles, quienes señalan que los jóvenes se convertirán en mano de obra barata y que es una modalidad que provoca la explotación laboral.

Todo esto a pesar de que el  proyecto de ley impulsado por el diputado del Partido Liberación Nacional (PLN), Wagner Jiménez, señala que las grandes empresas tendrán como obligación aportar al Fondo de Becas administrado por el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) un monto de ₡120 mil mensuales por cada estudiante que reciban.

“En el reglamento de ley se definirá cuánto será el monto para cada estudiante; sin embargo, nosotros estamos definiendo que el mismo monto que está pactando la empresa privada con el fondo de becas, sea el mismo monto que se trasladará a los estudiantes”, señaló Jiménez.

El proyecto incorpora el principio de alternancia; es decir, desde el primer año los jóvenes podrán recibir formación en las aulas y en los centros de trabajo. Además, las empresas deberán adquirir una póliza para cubrir a los estudiantes de Educación Dual.


Educación Técnica en números

70% se insertan en mercado

 Actualmente -al no haber finalizado -no se puede calcular la cantidad de estudiantes del piloto que se quedará trabajando en las empresas; sin embargo, existen estadísticas del MEP relacionadas con la educación técnica.

Según datos de la Dirección Técnica del MEP (2017), el 70% de los estudiantes que realizan práctica logran quedarse laborando en las empresas.

¿Empresas públicas o privadas?

 En cuanto a las empresas, las estadísticas del MEP revelan que el 84% de los estudiantes de colegios técnicos y vocacionales realizaron su práctica en compañías privadas; mientras que solo el 16% en instituciones públicas.

“El interés en los colegios técnicos es que los estudiantes vayan a hacer prácticas a las empresas del sector privado porque el sector privado será el empleador de este país. El sector público no es un buen empleador en el sentido de que tiene capacidades limitadas para recibir gente”, mencionó el director de Educación Técnica del MEP, Pablo Masís.

 


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/pais/educacion-dual-ya-es-realidad-para-106-estudiantes-de-colegios-tecnicos/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments