Ante las bajas tasas de interés en Europa y Estados Unidos

Economistas coinciden en que el tipo de cambio se mantendrá estable

Sí les preocupa lo que pueda eventualmente ocurrir con el alto endeudamiento en dólares de quienes tienen sus ingresos en colones.

La inestabilidad geopolítica externa –con la guerra comercial de Donald Trump contra China, el impase del Brexit inglés, el conflicto entre Arabia Saudita e Irán– contribuyen a acentuar el temor de que la economía mundial entre en una recesión.

Con el fin de evitarla, el Banco Central Europeo y la Reserva Federal (FED) de Estados Unidos volvieron a bajar sus tasas de interés. ¿Cómo afectará esto la economía costarricense, la cual ya se encuentra ralentizada por el bajo consumo de los hogares y de las inversiones de las empresas?


Lea también:

“Depreciar el tipo de cambio no incentivaría una economía tan dolarizada”


El presidente del Banco Central de Costa Rica (BCCR), Rodrigo Cubero, junto con seis economistas de diversas visiones coincidieron en señalar que el tipo de cambio se mantendrá estable (ver: “Depreciar el tipo de cambio no incentivaría una economía tan dolarizada”).

Sin embargo, las opiniones se separaron en cuanto a las perspectivas de que la reactivación empiece a percibirse en lo que queda de este año.


José Antonio Cordero, director del IICE de la UCR

Tasas de interés en Europa y EE.UU.

— Ambas decisiones son favorables para nuestro país en tanto tienen el potencial para, al menos, evitar una mayor desaceleración. Ambas pueden reducir la presión sobre nuestras tasas de interés y posiblemente sobre el tipo de cambio. En ese caso, el mercado cambiario puede mantener una relativa estabilidad.

Eurobonos y préstamos

— Hacienda podría hacer uso de dichos fondos en forma gradual, de modo que su efecto sobre el mercado se diluye a lo largo del tiempo. Si se genera una presión para la apreciación de la moneda, el BCCR puede intervenir en el mercado cambiario para prevenir la apreciación. Los datos recientes sobre el comportamiento de la inflación indican que el país puede asimilar el aumento en la masa monetaria sin un impacto significativo sobre los precios. En el momento en que el comportamiento de los precios amenace el logro de la meta de inflación, el BCCR podrá realizar operaciones para esterilizar el exceso de circulante.

El turismo y las exportaciones

No veo que el Banco Central esté dispuesto a permitir una apreciación significativa del Colón. Lo anterior debido a que, si eventualmente se diera una apreciación importante, habría un efecto negativo sobre las exportaciones y los turistas verían aumentar el valor en dólares de los bienes y servicios que adquieren en el país durante sus visitas.

La reactivación

— Una vez que consumidores y productores hayan logrado acostumbrarse a los cambios que surgen de la aplicación del plan fiscal, en especial del IVA y los cambios en los tramos de renta, podrán tener mayor certeza sobre la situación.

Es de suma importancia que se logre mantener una estabilidad en los movimientos sociales: una huelga de los sindicatos de la CCSS, del MEP o de alguna fracción o seccional de la ANEP imposibilitarían el logro de algún avance en materia de reactivación.

Los efectos negativos de la contracción del gasto del Gobierno podrán mitigarse si dicho gasto se reorienta más hacia la inversión y construcción de obra pública.

Es necesario atender otras áreas, en particular las que se relacionan con los costos de operación de los productores (costo de insumos, servicios y costos de la mano de obra), así como la excesiva y tardada tramitología.


Shirley Benavides, directora de la Escuela de Economía de la UNA

 Tasas de interés, “eurobonos” y préstamos

— Ese ingreso de dólares le dará estabilidad al tipo de cambio, por lo que no tendría que haber cambios abruptos, salvo operaciones extraordinarias de los bancos o movimientos estacionales.

Lo que podría preocupar es que a Costa Rica le bajen la calificación de riesgo. Si esto pasa, podría haber salida de capitales e impactar el tipo de cambio. En este caso, podría haber devaluación, pero no muy exagerada, porque en parte la compensaría la entrada de capitales. Sin embargo, ninguno de los fondos pareciera que va a llegar pronto, a finales del año o primer trimestre del otro, así es que los efectos se verán en el 2020.

El turismo, las exportaciones y las deudas en dólares

— Si se da la entrada de los créditos, habrá poco efecto. Pero, si no, podrían desmejorar los pagos de los créditos de quienes tienen deudas en dólares, pero ganan en colones y darse mejoras en el ingreso a las actividades turísticas y exportaciones.

La reactivación

— Las propuestas que ha hecho el Gobierno no tendrán efectos en el corto plazo. El Índice Mensual de la Actividad Económica está de caída, la construcción estancada, el crédito en dólares decreciendo y en colones crece muy poco, la confianza del consumidor se mantiene en niveles bajos, pareciera que se profundiza el pesimismo y el índice de confianza de los empresarios continúa cayendo. Todo lo anterior hace pensar que no habrá reactivación en lo que queda del año.


Ronulfo Jiménez, economista independiente:

Tasas de interés y exportaciones

— Una recesión internacional podría reducir las exportaciones de Costa Rica tanto en cantidad como en precios y empujaría hacia una devaluación del colón con respecto al dólar.

Sin embargo, posiblemente también estaría acompañada con una reducción de tasas de interés internacionales y eso ayudaría a que entren capitales del exterior, porque existiría más abundancia de recursos y eso más bien revaluaría el colón, de modo que podrían existir dos fuerzas contradictorias.

Probablemente ganarían más los movimientos financieros que los reales, así ha sido la historia de los últimos años.

Eurobonos

— En la medida que exista déficit fiscal, tendrá impacto en el mercado cambiario, porque si no se contratan los $1.500 millones en eurobonos, habría que aumentar las tasas de interés en colones.

Esto atraería movimientos de capitales privados que vienen a comprar bonos en colones, lo cual pasa por el mercado cambiario y tendería a bajar el tipo de cambio. Los eurobonos tienen mejores plazos y condiciones de tasa de interés. El BCCR puede esterilizar, pero también cuando lo hace podría empujar las tasas de interés al alza y entrar en un círculo de atracciones de capitales. No soy muy optimista en que una esterilización pueda tener efectos en el corto plazo, pero sí en el largo plazo.


Silvia Hernández, economista y diputada

Entorno externo

Todos aquellos movimientos internacionales que generen más o menos incertidumbre y que afecten los flujos comerciales y financieros, definitivamente inciden en la fijación del tipo de cambio, causan menor demanda de bienes, búsqueda de activos financieros de resguardo y todo esto tiene incidencia en la fijación cambiaria del país.

Eurobonos y préstamos

— El tipo de cambio se ha estado apreciando durante el año. Lo anterior responde al exceso de dólares por una menor demanda de divisas y por las expectativas de la llegada de los $1.500 millones de eurobonos y los préstamos de apoyo gubernamental por $850 millones. La misma Ley de Eurobonos aprobada por el Congreso, en su Artículo 1, le encomienda al Banco Central utilizar las herramientas a su alcance, para evitar distorsiones en la fijación del tipo de cambio.

Turismo, exportaciones y deudas en dólares

— Si se da una continua y severa apreciación del colón, nos pondría en una desventaja competitiva afectando negativamente al sector exportador y turístico.

Para las personas deudoras en dólares y que no son generadoras de esa moneda, el efecto sería todo lo contrario, se abaratarían las deudas actuales, al tener los colones mayor poder de compra de dólares y, además, estimularía a que las empresas y personas se sigan endeudando en dólares, sin ser generadores, metiendo al país en una posible debilidad estructural importante de su economía.

La reactivación

— Devaluar el tipo de cambio no es, necesariamente, volverse más competitivo, hace que se pierda confianza y credibilidad por parte de los actores económicos, lo que puede afectar las expectativas de inflación al alza, ya que se termina sustituyendo en el largo plazo cualquier intervención del tipo de cambio por un control de la inflación.

De continuar la incertidumbre económica actual y una apreciación del colón, se podría agravar la desaceleración y falta de reactivación y en su defecto aumentaría el desempleo, especialmente en las zonas rurales, donde hay mayor presencia de exportaciones agrícolas, así como de la parte hotelera. Por ello, se deben trabajar verdaderos mecanismos que fortalezcan la reactivación económica como lo es, por ejemplo, la formación y fortalecimiento de clústers.


Welmer Ramos,  economista y diputado

Tasas de interés en Europa y EE.UU.

— A pesar de los conflictos internacionales, hay una gran diversificación de las exportaciones nacionales y de las relaciones comerciales, que dan mucha estabilidad a los flujos comerciales de nuestro país. El nivel de reservas internacionales es alto. Hay una estabilidad macroeconómica importante, el ingreso de capitales y de la IED están dentro del rango esperado y los precios internos son semejantes a los de los socios comerciales.

 

El turismo, las exportaciones y las deudas en dólares

— No se vislumbran variaciones en el tipo de cambio que puedan impactar de manera anómala a las exportaciones y el turismo. Lo que sí preocupa son las deudas en dólares que están adquiriendo familias y pymes que no reciben los ingresos en dólares y eso sí que es una burbuja que se está metiendo en esta economía, la cual, a mediano o largo plazo, puede ocasionarnos problemas. El BCCR y las demás autoridades monetarias deberían frenar de una vez por todas.

La reactivación

— Si no emprendemos la reactivación desde hacer que la plata le alcance a la gente, para que la demanda interna crezca, difícilmente vamos a poder reactivar la economía. Los costarricenses estamos pagando en exceso los servicios financieros.

El Estado tiene que meterse a regular estas fallas de los mercados porque, si no, la economía no tiene fuerza para para crecer. Impedir tasas de usura, datáfonos, medicamentos, precios del agro, si no pasamos esas leyes, la empresa no va a producir un producto más ni va a contratar un empleado más. Tiene que haber demanda y para eso tiene que haber poder adquisitivo.


 

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments