Director de OIJ declinó preguntas de diputados sobre Luany Salazar por investigación penal en su contra

Diputados de la Comisión de la Mujer pidieron al director del OIJ respuestas sobre la información personal de Luany Salazar que compartió la semana pasada en Asamblea Legislativa y sobre cuán capacitado está el cuerpo policial en temas de género. 

En una segunda audiencia en Asamblea Legislativa, el director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Wálter Espinoza, evitó respuestas específicas sobre el caso de la desaparición y feminicidio de Luany Valeria Salazar porque “es un hecho público y notorio que fui acusado penalmente, pero además fui juramentado en esta audiencia”.

Espinoza decidió acogerse al artículo 36 de la Constitución Política (que establece que “nadie está obligado a declarar contra sí mismo”).

El director del OIJ asistió la semana pasada a la Comisión de Seguridad y Narcotráfico para dar detalles sobre el abordaje policial de la desaparición de Salazar, la cual culminó en su asesinato y el hallazgo del mismo en manos de sus familiares.

Este miércoles, Espinoza fue severamente cuestionado por los legisladores de la Comisión de la Mujer, los cuales buscaron respuestas sobre por qué Espinoza compartió “aspectos de vida personal de Luany que no venían al caso”, como los llamó la diputada Paola Vega.

“¿Cual era la idea de contarle a la Asamblea Legislativa con quién se acostaba Luany?”, cuestionó la diputada Vega.

Lea: OIJ reconoce que carece de protocolo para mujeres desaparecidas

Amparado en el artículo 36, el director del OIJ  afirmó que esperará la investigación sobre el “delito de incumplimiento de deberes”, el cual será realizado “en un ámbito objetivo y sobre la base de una investigación transparente que va a hacer el Ministerio Público”.

“Respecto del caso de Luany, yo ya no me voy a referir más porque el OIJ no quiere entrar en el juego de discutir sobre la base de datos periodísticos no comprobados, sobre la base de manifestaciones presuntivas que aparentemente generan conocimiento sólido, que desde mi punto de vista no lo son”, explicó también Espinoza sobre sus negativas.

Espinoza sí detalló que “la labor de los compañeros que abordaron el caso (de Luany) fue efectiva y eficiente”.

“Nuestras afirmaciones son ciertas, correctas y amparadas a la verdad. Ni un solo de los datos que yo manifesté es falso, mentira, es incorrecto o carece de basamento”, dijo Espinoza.

Los diputados mantuvieron un debate con el funcionario sobre si el OIJ cuenta con los protocolos debidos para atender de forma diferenciada los casos de mujeres, de mujeres jóvenes y si existen sesgos de género o prejuicios que entorpecen la investigación.

En este tema, la diputada Aida Montiel presentó información de UNIVERSIDAD, con un reportaje que tiene testimonios de personas que han sido desalentadas a presentar sus denuncias. Montiel dijo que los oficiales “no tienen modo de explicarle a la gente”.

Lea el reportaje: Prácticas machistas impiden aplicar protocolos de atención a mujeres víctimas de delitos sexuales

La diputada Shirley Díaz llamó “imperdonable” que “a esta altura de la historia, el OIJ todavía no hayan protocolos diferenciados en el caso de las mujeres”.

“Hubo una intención de resguardarse detrás de la integridad de la víctima para poder salir avante con una serie de situaciones ineficientes que se llevaron a acabo a la hora de que se dio la denuncia”, afirmó Díaz en la comparecencia de Espinoza.

Al final de la sesión, Díaz enumeró preguntas que el director del OIJ pudo haber respondido sobre el caso de Salazar, entre ellas, las fechas y formas en las que el cuerpo policial actuó dentro del caso.

La diputada Ivonne Acuña retomó a partir de esas preguntas para decir que Espinoza las respondió en la audiencia de la semana pasada.

Al cierre de la sesión Acuña, más bien, responsabilizó al Instituto Nacional de la Mujer y a su jerarca Patricia Mora porque se encarga de “la reeducación de nuestra sociedad costarricense para evitar que el OIJ tenga que intervenir en estos casos”.

Diputada Paola Vega pidió “respeto” al director del OIJ

La diputada Paola Vega presionó al director del OIJ para que respondiera detalles técnicos sobre la forma en la que el cuerpo policial aborda temas de mujeres.

Vega preguntó a Espinoza sobre qué es un femicidio —para dar la definición, el director del OIJ leyó textualmente el artículo que lo tipifica de un documento impreso— y sobre la diferencia entre un femicidio, un femicidio ampliado y un homicidio de mujer.

Espinoza le dijo a Vega que eso lo define una Comisión del Poder Judicial y reclamó que “auscultaran” su conocimiento porque eso “ya lo hizo la Corte Plena cuando me nombró Director General del OIJ”.

“Esto no es un examen académico, ni vengo a un quiz ni vengo a que revisen mi conocimiento”, reclamó Espinoza.

“Le voy a agradecer respeto porque aquí está rindiendo cuentas en un ejercicio de pesos y contrapesos del poder Legislativo al Ejecutivo”, la respondió Vega.

Antes, Vega ya había pedido al director del OIJ que no llamara “notita” a la solicitud de rendición de cuentas que envió la Comisión de la Mujer al OIJ. Espinoza usó ese diminutivo mientras presentaba datos preliminares, antes del periodo de preguntas.

En ese mismo espacio, Espinoza agradeció a la diputada Nielsen Pérez (presidenta de la Comisión de la Mujer y quien fue la única que lo cuestionó por la ausencia de protocolos diferenciados para las desapariciones de mujeres en la Comisión de Seguridad) porque, por ella,  “inmediatamente nos dirigimos a la Fiscalía General con un oficio, a efecto de que revisáramos toda la normativa compartida que tenemos”.

Esta afirmación también se convirtió un argumento esgrimido por Paola Vega.

“Si usted deja dentro de su exposición durante el último minuto el tema y lo que hace es decir que gracias a doña Nielsen Pérez se dieron cuenta de que tienen que revisar, han estado incumpliendo, por mucho tiempo, no solo la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos sino también todo los deberes en esta materia”, afirmó la diputada.

“El hecho de tener protocolos diferenciados es una responsabilidad, un deber y una obligación del Estado costarricense”, le dijo después la diputada Nielsen Pérez.

En el proceso de respuestas, el director del OIJ presentó a Yorleny Ferreto, de la Unidad de Género del OIJ, quien describió que el cuerpo policial recibe capacitaciones de “sensibilización” en los que se habla sobre violencia doméstica, acoso laboral y otros temas de género.

El diputado José María Villalta anotó que la comparecencia de Espinoza en la Comisión de Seguridad levantaba “preocupaciones” de que el personal del Poder Judicial necesita más capacitaciones.

“Me queda claro que don Walter no ha llevado ese curso y si fue no le ha puesto mucha atención”, dijo Villalta al jerarca.

Durante una primera parte de la comparecencia, Wálter Espinoza explicó que el OIJ actúa por “cumplimiento” y efectividad.

Espinoza dijo que las desapariciones no son funciones de su ley orgánica pero que forman parte porque “tiene raíces muy profundas, de naturaleza histórica”.

El jerarca detalló que, en siete años, el OIJ ha recibido reportes de 11.849 personas desaparecidas, de las cuales 11.818 fueron ubicadas. El OIJ actúa por “cumplimiento”, Espinoza dice que en el caso de las desapariciones el porcentaje de efectividad de los cuerpos policiales es del 99.75%.

Espinoza dice que el 30% de las personas reportadas “aparecen solas” sin necesidad de que el OIJ intervenga.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments