Diputados se “ponen las pilas” con TLC

Reaccionan fuertemente después de visita del Secretario Comercial de los Estados Unidos, Robert Zoellick Las fracciones políticas de la Asamblea Legislativa parecen haber recobrado

Reaccionan fuertemente después de visita del Secretario Comercial de los Estados Unidos, Robert Zoellick

Las fracciones políticas de la Asamblea Legislativa parecen haber recobrado vida sobre el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Centroamérica y Estados Unidos luego del “latigazo” de enderezamiento que dio el Secretario Comercial de los Estados Unidos, Robert Zoellick, a la posición mostrada por Costa Rica de no abrir el monopolio de las telecomunicaciones.

Algunos parlamentarios consultados por UNIVERSIDAD admiten que hubo una especie de aletargamiento sobre el control político que el primer poder de la República pudo haber hecho desde enero de este año, antes de agotar las rondas de negociación; pero otros consideran que se hicieron esfuerzos de seguimiento a las negociaciones.

Faltan aún dos rondas más: la próxima por efectuarse del 20 al 24 de este mes en Houston (Estados Unidos) y la última que está prevista del 8 al 12 de diciembre en Washington.

Pese al citado reconocimiento, otros representantes como el presidente legislativo Mario Redondo (del Partido Unidad Social Cristiana) y Humberto Arce (coordinador del Bloque Patriótico) consideran que sí se hace un trabajo importante de seguimiento sobre el TLC.

Ellos confían en que el Presidente de la República, Abel Pacheco, se muestre abierto al diálogo con los sectores sociales, políticos y económicos para enmendar los aspectos cuestionables que eventualmente muestre el proyecto de ley para la firma del tratado.

De lo contrario, consideran que la aprobación de éste se vería bastante dificultada.

Un grupo de 27 diputados le solicitó públicamente al mandatario una moratoria para la firma del TLC hasta que se dé a conocer con detalle todo lo negociado y con el objetivo de analizar con calma los alcances del acuerdo comercial.

Otros sectores no se muestran tan confiados en que esas buenas intenciones presidenciales se den, como afirman los sindicalistas y algunas organizacionales civiles que no ven con buenos ojos las enmiendas al tratado una vez que llegue al parlamento, porque podría ser sujeto de manipulación política. (Ver nota aparte: “Agricultores temen salir perdedores”).

Después de concluidas las negociaciones le corresponderá al Poder Ejecutivo firmar el tratado. El paso siguiente es enviarlo a la Asamblea Legislativa para aprobarlo o no, según dispone el artículo 140 de la Constitución Política.

En estricto apego a la legislación actual no se pueden hacer modificaciones al texto enviado por el Ejecutivo, pese a que 27 diputados le solicitaron una moratoria al presidente Abel Pacheco para que se discuta con profundidad lo que constituiría este proyecto de ley.

Por lo tanto, la iniciativa tiene pocas probabilidades de prosperar, tomando en cuenta además la línea dura que han manifestado los republicanos sobre el tema.

La doctrina vigente sobre tratados según el derecho internacional impide hacer enmiendas a los TLC una vez que han sido firmados y lleguen al parlamento de cada país.

A continuación se detallan las opiniones de los legisladores entrevistados.

* Luis Gerardo Villanueva (Partido Liberación Nacional -PLN-):

“Antes del primero de mayo incluí una moción junto con el Bloque Patriótico para definir una agenda de consenso sobre el TLC.

Reiteramos la importancia de darle especial seguimiento al sector agrícola y que no se diera ninguna situación irregular a cambio de una eventual apertura en telecomunicaciones.

También ha sido importante estar informado sobre lo que se negocia sobre protección del ambiente y seguridad alimentaria.

Hace un mes estaba tranquilo porque el Ministro de Comercio Exterior, Alberto Trejos, dijo que las telecomunicaciones no entraban en negociación. Él mantiene su tesis, igual que el presidente Abel Pacheco, pero luego de la visita de (Robert) Zoellick se debe mantener una posición vigilante.

Tendremos que ponernos firmes frente a lo que Estados Unidos nos quiere imponer, un hecho que atenta contra la soberanía y la paz social. Si el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) se desmantela podría ser peligroso para la estabilidad del país.

Me parece fundamental que el ministro vaya a la comisión especial mixta del ICE en el parlamento para que nos explique todo esto y los diputados podamos tomar decisiones”.

* Epsy Campbell (Jefa de fracción del Partido Acción Ciudadana -PAC-):

“Estamos presentando una plataforma de acción llamada PAC-TLC con base en lo que consultamos con diferentes sectores desde hace tres meses.

En junio designamos un asesor de tiempo completo para que se dedique a construir esta propuesta que el viernes pasado presentamos ante el presidente Pacheco; el Ministro de Trabajo, Ovidio Pacheco y el de Comercio Exterior, Alberto Trejos. Hace un mes hablamos con el de Agricultura, Rodolfo Coto y el de Ambiente, Carlos Manuel Rodríguez.

A la mayoría de esas reuniones asistió el presidente del PAC, Ottón Solís y la diputada Ruth Montoya, quien se ha mantenido muy de cerca sobre el tema. Además, nos hemos reunido con las cámaras de Agricultura, Industria y de Exportadores.

El peor fracaso que puede tener Zoellick es no lograr un acuerdo con Costa Rica en el tema de telecomunicaciones, porque en el fondo existen grandes intereses geopolíticos; me pregunto con qué cara va a llevar un TLC negociado solo con cuatro países sin incluir a Costa Rica.

Como PAC hemos tenido nexos con parlamentos europeos y también hemos sido insistentes en presentar mociones en la Comisión de Asuntos Internacionales para que este tratado se mantenga como tema permanente.

También Ottón Solís viaja el 8 de octubre a Washington para visitar a representantes del congreso estadounidense y darles a conocer nuestro punto de vista sobre las distintas áreas que componen este tratado.

Soy creyente de que “nada está negociado hasta que todo esté negociado”, como dijo el ministro Trejos en una oportunidad. (…) Pero tampoco creo en ser víctima del chantaje político porque Costa Rica participe en forma multilateral en el G-20. Por eso es fundamental lo que nuestro mandatario decida”.

* Luis Ramírez (PLN):

“Desde hace un año he trabajado en forma sistemática para llevar un control sobre las negociaciones del TLC.

Esta semana estoy planteando una propuesta de acuerdo en la Asamblea Legislativa que permita el libre comercio bajo ciertas condiciones, como hace Estados Unidos desde los años 30 con los Trade Promotional Authority (TPA) en que es el congreso el que autoriza al Poder Ejecutivo a gestionar y poner condiciones en lo negociado.

Considero digna la posición de Costa Rica al mantenerse en el G-22, porque debemos negociar de igual a igual.

En este contexto, me parece importante alertar sobre posibles conversaciones que se estén dando en ciertos círculos políticos para una apertura en las telecomunicaciones.

Es algo que me interesa averiguar porque parece que ese tema podría introducirse en la comisión mixta del ICE, esto es, que la posible apertura -sea de la envergadura que sea- se metería como proyecto legislativo en un camino alterno frente a una imposibilidad de negociarlo en el TLC.

Hay que averiguar y no ser tan confiados, porque esto podría suceder aún; cuando 17 diputados estuvimos con Zoellick él nos aseguró que no se buscaba la privatización del ICE. Sin embargo, después dijo en Casa Presidencial que se debería buscar alguna forma de apertura.

Con todo, nos queda una gran oportunidad: valorar si firmamos o no un tratado de libre comercio luego del 12 de diciembre cuando finalicen las negociaciones”.

* Mario Redondo (Presidente de la Asamblea Legislativa, Partido Unidad Social Cristiana -PUSC-):

“La Asamblea ha tenido reuniones constantes con el ministro Trejos y con autoridades que trabajan en las negociaciones. Recibimos informes cada vez que hay rondas centroamericanas.

Esperamos que el tratado venga ya redactado al parlamento y por eso estamos preparándonos, analizando y discutiendo los términos en los cuales está avanzando.

Estos temas son muy amplios y complejos; no siempre se tiene toda la información, pero sí ha existido apertura e igual deseo de seguir avanzando en el conocimiento de los temas que tienen que ver con el proyecto.

Creo que nuestros asesores sí han sido aprovechados al máximo y muchos de ellos son especialistas en estos campos.

Participé en una reunión con Zoellick que pensé iba a ser muy dura, pero no fue así.

Obviamente Estados Unidos va a tratar de defender sus planteamientos, pero creo que dejamos una semilla de lo que debe ser un tópico por analizarse no solamente con una visión de carácter comercial, sino también político.

Cabe recordar que la Sala Constitucional rechazó el 9 de mayo un recurso de amparo interpuesto por el diputado Gerardo Vargas del Bloque Patriótico contra el Ministerio de Comercio Exterior, para tener acceso a los borradores de negociación. Falta conocer el fondo del fallo, que de seguro se oficializará durante la semana.

El criterio de la Sala es razonable: los datos de una negociación no se deben enseñar totalmente, porque quien muestra las cartas lleva las de perder y eso debilita la posición del país a la hora de negociar. Me parece que el gobierno ha sido amplio al momento de ofrecer informaciones y rendir cuentas. Pedir mucho más que eso es comprometer los intereses nacionales”.

* Gloria Valerín (PUSC):

“En este momento el TLC está apenas en las tratativas y no hay un texto por discutir. Lo único que se conoce es lo discutido entre diputados, lo que sale en la prensa y la información que se obtiene de otros países.

Cuando venga el texto de discusión, entonces habrá que dedicarle mucho tiempo.

En este momento hay que cerrar filas en la posición para que no haya apertura en telecomunicaciones. Es importante que los parlamentarios que se reunieron con Zoellick le dijeran que Estados Unidos debía entender que el TLC no debe conllevar dicha apertura.

En otros temas polémicos de negociación, no podemos aprobar tratados que contengan desventajas enormes para nuestros pueblos, porque suele ocurrir que se exige el derecho pero solo para el otro lado. Una piensa entonces, ¿por qué nos exigen abrir las telecomunicaciones y ellos no ceden en sus protecciones a los agricultores?”.

* Juan José Vargas (Bloque Patriótico -BP-):

“Siento que ha habido un deseo de Alberto Trejos para que la Asamblea Legislativa esté en la pulsación de las negociaciones. Sin embargo, cuando se piden datos más confidenciales ha habido una resistencia por parte del Ministerio de Comercio Exterior.

Por ejemplo, el TLC en sí no es malo, pero lo que me pregunto es: ¿qué políticas hasta la fecha está preparando el gobierno para los perdedores del TLC? Porque va a haber perdedores.

Considero que el tratado va a beneficiar -como siempre ha sucedido- a unos pocos. En esto, son los grandes empresarios quienes tienen la posibilidad de montar fábricas y de exportar. Pero, por los pobres de este país, ¿qué vamos a hacer? Si el gobierno no toma las medidas para respaldar a los perdedores, el proyecto tendrá en la Asamblea Legislativa un duro camino.

El libre comercio y abrir las fronteras no acabará con la pobreza. Hay otras opciones y deberíamos pensar en el rumbo que tenemos como nación. Por eso tengo mis reservas para darle el voto al tratado.

En el Bloque Patriótico tenemos varios especialistas en comercio exterior y sí los hemos aprovechado, pero creo que fallamos a la hora de organizar reuniones con asesores de Centroamérica. Siento que ha faltado comunicación entre estos países para ver que está pasando.

Me preocupa mucho el fallo de la Sala IV respecto del recurso de amparo interpuesto por Gerardo Vargas. ¿Cómo vamos a tener secretos de Estado si somos representantes populares? Más bien, lo que deberíamos hacer es un plebiscito y que diga la gente lo que piensa del TLC”.

* Humberto Arce (Coordinador del BP):

“No comparto el punto de vista con el cual usted me plantea la pregunta si los diputados hemos bajado la guardia en estos primeros nueve meses de negociaciones porque la verdad es que éstas son competencia directa del Gobierno.

La Asamblea Legislativa ha hecho un esfuerzo importante de consulta sobre lo que se está negociando, pero existe desencanto ante un diálogo poco fructífero con el gobierno.

Alberto Trejos ha venido al menos 50 veces al parlamento a hablarnos sobre el TLC pero aún así la información sobre las negociaciones ha sido poco clara.

Con la visita de Robert Zoellick hubo una reacción general, pero los datos más sensibles sobre lo que está ocurriendo aún están congelados. A nosotros nos dijo que no había ningún problema porque el país perteneciera al G-22.

Espero un reposado periodo de consulta sobre todo lo que se negocie, que el mandatario no caiga en la imprudencia de firmar algo a la carrera.

El proceso de discusión comenzará a darse cuando el tratado esté negociado y los diputados deberemos estar vigilantes de que ese proceso de consulta con los diversos sectores sociales sea amplio.

Al menos yo no votaré el tratado si no ha habido un proceso de consulta anterior.

Para los estadounidenses lo más importante estará en el tema de propiedad intelectual. Con respecto a los subsidios agrícolas, para una economía como la de Estados Unidos respecto de nosotros -igual que para ellos las telecomunicaciones de Costa Rica- no son tan importantes, lo relevante es lo que se pueda lograr regionalmente.

Lo relevante es ver que la arrogancia imperial no acepta por principio que un país como el nuestro defina cuál es la agenda de negociación en el istmo, porque somos líderes en eso.

Estados Unidos lo que quiere es darle más importancia a El Salvador y Guatemala, que vivirán procesos electorales próximamente y que son “amigos” más allegados a esa potencia  mundial”.

* Laura Chinchilla (PLN):

“Hay que destacar que sí ha habido muchos esfuerzos de los diputados para obtener información mediante rondas de consultas con los sectores que se verían afectados.

Reconocemos que el Ministro de Comercio Exterior ha procurado venir a presentar a cada una de las fracciones un informe después de cada negociación.

Claro que siempre hay un déficit de discusión en estos temas, al jugar la Asamblea Legislativa un rol tan marginal en las negociaciones.

Nos parece que este papel le resta fuerza a los diputados en una etapa tan crucial reduciéndola a la mera ratificación o rechazo del convenio. Pero esto es así por ley; habrá que cambiar la ley y los aspectos constitucionales para involucrar a la asamblea en estos temas.

Al menos la fracción del PLN ha organizado desde hace unos ocho meses encuentros periódicos, muchos de ellos semanales, en donde participan asesores, diputados, representantes del partido y de diversos sectores sociales y productivos.

Me parece con toda franqueza que modelos como los norteamericanos y de otros países, en que los congresos se involucran desde el principio, son mucho más sanos.

Las rondas que quedan son las políticas, cuando ya el gobierno definitivamente tiene que ejercer su papel en función de los intereses nacionales, y en este sentido, el parlamento adquiere una enorme relevancia en lo que aquí resta. De allí que haya sido tan importante el encuentro de los diputados con Zoellick, para expresarle desde nuestro punto de vista cuáles son las condiciones que deben ser garantizadas en el cierre de este proceso comercial.

Sin embargo, hay algunos aspectos en donde quedamos preocupados, aunque nos advierten con tiempo suficiente para articular una estrategia. Entre ellos se encuentran los temas de propiedad intelectual y la exclusión de algunos sectores productivos sensibles”.

* Peter Guevara (Movimiento Libertario):

“El ministro Trejos nos ha tenido bien informados y nos sentimos satisfechos con las explicaciones que ha dado en el parlamento.

Sobre la controversia que se generó con el tema de las telecomunicaciones nos parece que al final de esta sétima ronda de negociación los sindicatos locales pusieron presiones a los Estados Unidos. Como consecuencia se armó un polvorín en los sectores sociales de nuestro país, máximo tomando en cuenta que Costa Rica dijo “no” a una posible apertura.

Nosotros avalamos un TLC con telecomunicaciones, exigimos un referendo. Discrepo que la contraparte haya presionado, simplemente ha sido muy clara.

La posición del presidente de negarse a abrir las telecomunicaciones es nefasta.

La encuesta que publicó el diario Al Día, el martes de la semana antepasada, revela que el 70% de los costarricenses está a favor de una apertura”.

Otros Artículos

Nadadores exigen mayor acceso a las piscinas de la UCR para extender sus entrenamientos. Ante el despido del entrenador del Club de Natación, nadadores

Esta  imagen virtual  refleja  cómo se  verá el planetarioLas estrellas, galaxias y constelaciones serán parte de las  maravillas astronómicas que podrá apreciar el público

A pesar de su riqueza cultural y natural, Bolivia es el país más pobre de Sudamérica. El presidente Gonzalo Sánchez de Lozada terminó el

El acceso a la educación superior muestra una elitización según un estudio del ICE. "El acceso a la educación superior en Costa Rica es

Su figura delgada contrasta con la dura posición para alinear a Costa Rica en una apertura en telecomunicaciones.Robert Zoellick: el ejecutor de una política

Llevan dos horas bajo el sol, mientras los animadores tratan, desde la tarima, de mantener el entusiasmo de las cerca de 1.500 personas que

El antiguo Teatro Raventós, conserva hoy su vocación hacia el arte popular. El antiguo Teatro Raventós abrió sus puertas un 13 de octubre de

Los acuerdos comerciales sirven el mismo propósito que los pactos de seguridad durante la guerra fría. El representante comercial de EE.UU., Robert Zoellick, trabajó