Agenda será consensuada entre bancadas

Diputados retoman proyectos económicos del COVID-19 tras renuncia de Ministro de Hacienda

Las elecciones del directorio legislativo crearon un impasse de casi un mes sin trámites expeditos para los planes económicos. Ahora, el presidente del directorio Eduardo Cruickshank pidió que cada fracción presente sus proyectos prioritarios este lunes.

Los diputados tendrán que crear una agenda de consenso político este mes de junio, tras cuatro semanas de reacomodo administrativo por la conformación del directorio y las comisiones legislativas.

Esta instrucción de trabajo la dio el presidente del directorio, Eduardo Cruickshank, durante la reunión del directorio con las jefaturas de fracción la tarde del jueves 28 de mayo.

Para este artículo, Cruickshank rechazó una entrevista con UNIVERSIDAD. Su asesor, Alexis Chacón, detalló en un audio que la petición es que cada bancada lleve dos listas de interés: una de proyectos para enfrentar la pandemia y otra para proyectos que se tramitarán en los tiempos ordinarios (con audiencias y votaciones hasta llegar a un dictamen final).

Estas listas serán un primer acercamiento para recuperar el ritmo acelerado que el congreso tuvo durante la declaratoria de la emergencia.

Después de los protocolos políticos de mayo —la elección anual del directorio y la rendición de cuentas del presidente Carlos Alvarado—, los diputados enfrentaron un impasse de tres semanas hasta que apareció  la directriz de Cruickshank.

Durante las primeras dos semanas de mayo, los diputados aprobaron proyectos de ley urgidos por el Ministerio de Hacienda para crear liquidez en el sector público (el traslado de ¢75.000 millones desde el Instituto Nacional de Seguros y el préstamo de $380 millones del Banco Interamericano de Desarrollo y la Agencia Francesa de Desarrollo).

Con la base tributaria erosionada por el COVID-19, el ahora exministro Rodrigo Chaves propuso un plan de financiamiento con siete empréstitos, que debían ser examinados por el congreso antes de concretarse.

Los proyectos están pendientes para junio, al igual que lo está un segundo presupuesto extraordinario para reacomodar partidas de inversión pública, que Chaves prometió pero no podrá cumplir tras su renuncia del 28 de mayo.

Ahora el papel del Ministerio de Hacienda en la legislación económica de la emergencia también deberá ser reconstruido por su sucesor (Elián Villegas), en tanto Chaves fungió como vocero y enlace del Consejo económico, presionando por la aprobación legislativa de temas de alto interés para el Poder Ejecutivo.

¿Qué leyes priorizarán los diputados por su cuenta?

Para este artículo, se consultó con las cuatro fracciones más amplias del congreso.

Restauración Nacional envió una lista con seis proyectos de ley, tres de ellos gestados durante la crisis por COVID-19.

Aparecen el proyecto histórico para retirar el Régimen Obligatorio de Pensiones de forma íntegra (21.309); la cesión de terrenos para una finca experimental en Cartago (21.446); y una reforma a la Ley de igualdad de oportunidades para las personas con discapacidad (21.230).

Las prioridades de Restauración Nacional para la crisis son una exoneración temporal del Impuesto de Valor Agregado (IVA) a la canasta básica; una ley que disminuye tarifas de agua, luz y alquileres durante la emergencia nacional (21.963); y una que también disminuye tarifas en servicios como tiquetes de avión a nivel nacional, servicios de salud, seguros, y otros (21.887).

En el caso de la fracción oficialista del Partido Acción Ciudadana (PAC) y el Partido Liberación Nacional (PLN) tienen en sus listas proyectos más generalistas.

El jefe de fracción del PAC, Enrique Sánchez, dijo a UNIVERSIDAD que quieren que se vote el proyecto que castiga con cárcel el acoso sexual sexual callejero y que ya se aprobó en la Comisión de la Mujer (esto ocurrió antes de la crisis).

Otras prioridades “tienen que ver con la agenda del Ejecutivo”, dijo Sánchez y ejemplificó con préstamos relacionados con seguridad ciudadana, el de la carretera San Ramón-San Carlos y el del tren eléctrico.

Sánchez mencionó que van a impulsar reformas constitucionales: la reforma para un estado laico (presentado por la socialcristiana María Vita Monge); la paridad de género como principio constitucional; y una reducción del aporte estatal a partidos políticos.

El jefe de Liberación Nacional, Luis Fernando Chacón, adelantó que para la conformación de la agenda consensuada, les interesa “Gobierno Digital, el proyecto de las sesiones telemáticas en el caso de que los diputados no puedan estar presentes y proyectos de alianzas público privadas”.

Chacón se refirió a dos proyectos que se redactaron para la emergencia, moratorias para créditos y alquileres, porque dice que hay que revisarlos para que “la medicina no vaya a ser peor que el mal” y se trasladen costos a las partes involucradas.

“En otros países del mundo, lo que hizo el Estado fue agarrar un fondo común y pagarle el alquiler a la gente. Debemos recordar que así como hay inquilinos, hay propietarios que viven de sus arrendamientos, nosotros queremos tener una lectura correcta, una lectura perfecta del tema”, afirmó Chacón.

Según mencionó Chacón, la fracción contactó a los bancos este viernes y las entidades dijeron que “hay que medir el tipo de liquidez y financiamiento” con el que cuentan para amortizar meses de pagos parciales.

“Estamos dispuestos a valorar ambos proyectos”, afirmó el diputado liberacionista.

Sobre  la relación con Hacienda para el tema de empréstitos, Chacón advirtió que el PLN ahora será cuidadoso con el “origen, para qué y por qué de esos empréstitos”. Chacón también dijo que los trámites de los proyectos podrán ser rápidos si el plenario tiene “cortesía parlamentaria“ para trabajar por consensos.

El Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) no se posicionó con prioridades. La consulta con su subjefa de fracción, Shirley Díaz, quedó pendiente a la publicación de esta nota.

¿Qué se hizo en mayo?

Estas dos últimas semanas, los diputados han legislado proyectos anteriores a la emergencia nacional; es decir, textos de ley que estaban en trámite dentro del congreso y, por lo tanto, sin conexión directa con el contexto actual.

En la corriente legislativa existen un total de 169 nuevos expedientes, presentados entre el 12 de marzo y este viernes 29 de mayo, con temas variados para abordar políticas públicas con el fin de enfrentar la pandemia.

Durante marzo, de forma urgente, se conformaron comisiones para brindar liquidez inmediata a los hogares costarricenses (se trazaron proyectos para reducir alquileres para personas afectadas económicamente por los cierres de negocios; aliviar la carga crediticia de hogares y empresas; entrega íntegra del Régimen Obligatorio de Pensiones o ROP a las personas pensionadas).

Aunque todos esos proyectos terminaron de estudiarse en abril, el trámite hasta el plenario sigue varado porque todos ellos han enfrentado desacuerdos con las partes afectadas (empresarios de alquileres, bancos y la Superintendencia de Pensiones).

Durante el periodo extraordinario de sesiones y con una agenda promovida por el Gobierno para paliar la crisis, los diputados aprobaron dispensa de trámites para 11 proyectos de ley (entre el 18 de marzo y el 28 de abril).

Todos estos proyectos ya fueron aprobados e incluyen sanciones por incumplir restricciones de tránsito y medidas sanitarias; la reducción de jornadas para empresas afectadas; y, en consecuencia, el retiro temprano del Fondo de Capitalización Laboral, entre otros.

Fue hasta el pasado martes 26 de mayo que los diputados retomaron la estrategia de dispensar de los trámites usuales a cuatro proyectos.

Estos proyectos que están listos para estudio y votación son: una prórroga para que se mantengan iguales los nombramientos en juntas directivas de organizaciones civiles hasta el 2021; una exoneración del IVA sobre la compra de energía para su distribución; una restricción que impide que sea embargable el dinero que percibe la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente del Atlántico (Japdeva); y una moratoria crediticia para los deudores que están afectados económicamente por la pandemia.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments