Diputados respaldan al Gobierno y declaran “ilegítimo” el régimen de Maduro

La iniciativa contó con el apoyo de todos los diputados presentes, con excepción del frenteamplista José María Villalta.

Los diputados de la Asamblea Legislativa aprobaron la tarde de este jueves una moción mediante la que desconocieron y dieron por “ilegítima” la toma de posesión de Nicolás Maduro como mandatario de Venezuela.

Una de las firmantes del texto fue la presidenta de la Comisión de Asuntos Internacionales, la legisladora Ana Karine Niño, quien señaló que la bancada liberacionista apoya las gestiones del Gobierno costarricense, que tampoco reconoció el nuevo mandato de Maduro.

La legisladora argumentó que Maduro “fue electo en condiciones dudosas, sin la presencia de observadores internacionales, de garantías de transparencia ni de la propia oposición”.

Por su parte, el jefe del PLN, Carlos Ricardo Benavides agregó que el movimiento también buscaba “reconocer y respaldar” la posición adoptada por la Organización de Estados Americanos (OEA) ante la situación en el país sudamericano.

Además agregó que al país “no sólo debería desconocer” al régimen de Maduro, sino también “instar a que se busque una forma pacífica para que el espurio gobierno de Venezuela abandone el poder de ese país cuanto antes”.

La moción la presentó el Partido Liberación Nacional (PLN) y contó con el apoyo de todas las fracciones, con excepción del frenteamplista José María Villalta.

Villalta aseguró que su partido siempre ha reconocido la existencia de “serias violaciones a los derechos humanos” en Venezuela; sin embargo, argumentó que la moción “no era el camino para plantear un pronunciamiento sobre política internacional”. “Esto no se puede tramitar por una pinche moción”, señaló.

Además, señaló que el texto propuesto por el PLN iba “más allá” de la posición que tomada por el Gobierno, que podía entenderse como una ruptura de relaciones diplomáticas y que se trataba de un acto “incoherente” del Congreso, que no se ha manifestado sobre otras violaciones de algunos países como Brasil, Honduras o Colombia, “donde todos los días matan activistas”.

Las declaraciones de Villalta las criticó la liberacionista Niño, quien aseguró a través de sus redes sociales que lamentaba el único voto negativo de la discusión.

Fuertemente apoyada

A pesar del voto frenteamplista, la moción contó con el apoyo explícito de las principales fracciones en el parlamento, incluido el Partido Acción Ciudadana (PAC), cuyo diputado Enrique Sánchez —presidente de la Comisión de Derechos Humanos— calificó el acto como “oportuno” para “evitar el atropello a los derechos humanos en esa nación”.

Entre otras medidas, la moción no solo calificó la toma de posesión de Maduro como “ilegítima”, calificó de “antidemocrático” el régimen implantado y apoyó las posiciones adoptadas por el Ejecutivo en consonancia con los organismos internacionales de los que es parte, sino que agregó un par de solicitudes al Ejecutivo.

Por un lado, le pidió impedir el ingreso de altos funcionarios del régimen en caso de que soliciten asilo, mientras que por el otro, le pidieron sumarse a las gestiones de los Estados parte del Estatuto de Roma para solicitar una investigación por parte de la Corte Penal Internacional.

Además, el texto reconoció a la Asamblea Nacional de Venezuela elegida en diciembre de 2015 como “el órgano legítimo, democrático, constitucional y representativo de Venezuela”; y reafrimó la condición del país como asilo político para quienes sean perseguidos por razones políticas.

Todas estas indicaciones, finalmente, pidió comunicarlas a la Cancillería, la Asamblea Nacional de Venezuela, la Secretaría General de la OEA y los países del Grupo de Lima.

0 comments