Diputados reeligen a la magistrada Julia Varela en la Sala Segunda

30 de 52 diputados determinaron que no existían motivos para su salida, aunque diputados del PUSC, Restauración Nacional y algunos de bancadas minoritarias pedían un cambio.

Con los votos de 30 diputados (de un total de 52) la Asamblea Legislativa aprobó la tarde de este lunes la reelección de la magistrada de la Sala Segunda, Julia Varela, a pesar de que el dictamen de mayoría de la Comisión de Nombramientos había recomendado que no siguiera en su puesto.

En el foro, por rechazar la continuidad de la jueza en el puesto habían votado legisladores de Restauración Nacional (PRN), Unidad Social Cristiana (PUSC) y Republicano Social Cristiano (PRN); sin embargo, la votación final en el plenario no fue suficiente para apoyar esa posición, la cual requería de 38 votos para concretarse.

La razón por la cual los diputados del PUSC, del PRN y del PRSC habían pedido un cambio se fundamentaba en evitar un tercer periodo y renovar así la Corte Plena; no obstante, los diputados del Partido Liberación Nacional (PLN), el Partido Acción Ciudadana (PAC) y el Frente Amplio (FA) consideraron que no existían motivos suficientes relacionados con su desempeño para que no siguiera en su puesto.

La liberacionista que preside la Comisión de Nombramientos, Ana Lucía Delgado, más bien destacó que el movimiento sería totalmente inoportuno, tomando en cuenta que la Asamblea Legislativa ya tiene pendiente la elección de ocho magistrados propietarios, dos en la Sala Segunda, cuatro en la Sala Tercera y otros dos en la Sala Constitucional.

“No nombrar a la magistrada Varela sería incrementar la inestabilidad del Poder Judicial, con lo cual la razón de evitar su continuidad tras 16 años sería insignificante a la par de esta justificación que les estoy señalando. Es mucho lo que podríamos poner en juego y por eso les pido que reconsideren su voto para que apoyemos la reelección”, manifestó Delgado durante la discusión.

El criterio de la verdiblanca también lo respaldó la diputada del PAC en la comisión, Nielsen Pérez, quien agregó que la magistrada mantiene un 87% de sus casos resueltos y destacó que “su independencia de criterio” no ha sido cuestionada.

Algo similar esbozó el frenteamplista José María Villalta, quien apuntó a que “si un magistrado o magistrada ha demostrado independencia, si redacta sentencias bien fundamentadas y si es un magistrado que ha mostrado independencia de criterios, esos deberían ser los parámetros para evaluar su desempeño”.

La votación para este tipo de procesos es secreta, sin embargo, las fracciones del PLN, el PAC y el FA revelaron su apoyo a la reelección, mientras que el PUSC, el PRN y el independiente Erick Rodríguez confirmaron que se inclinaron por separar del cargo a Varela.

Nuevos aires

La recomendación de los diputados del PUSC, del PRN y del PRSC en la Comisión de Nombramientos se había fundamentado en evitar que la magistrada estuviese en el cargo por más de 16 años y la intención de renovar a la Corte Plena, máximo órgano del Poder Judicial. 

El socialcristiano Rodolfo Peña había manifestado que en su partido “no creían en la reelección indefinida de los magistrados” y que la Corte “pedía a gritos una renovación”; mientras que la restauracionista Floria Segreda añadió que su bancada “no consideraba sano para el Poder Judicial reelegir a una magistrada por su tercer periodo”.

“Sabemos que ella es una excelente persona y no dudamos de su capacidad intelectual, pero para poder sanear la Corte necesitamos aires nuevos, con una persona que tal vez no tendrá la experiencia que ella, pero sí la capacidad”, apuntó.

Esos argumentos fueron rebatidos por José María Villalta, quien recordó cuando el proceso con el que se intentó sacar a Fernando Cruz de la Corte por motivos aparentemente no se relacionaban con su desempeño, algo que —según él— le enseñó que esas decisiones dependían de razonamientos que nada tenían que ver con coincidencias de ideologías o solicitudes de simples recambios.

“En aquel momento el Gobierno dijo: ‘tenemos los votos, nos apeamos al magistrado que no coincide con nuestros intereses’, pero no había cuestionamientos en relación con su desempeño, entonces yo aprendí, y fue un aprendizaje duro, que uno no puede juzgar las reelecciones de los magistrados en si uno comparte o no la ideología”, manifestó.

Además, consideró que es necesario que la Asamblea Legislativa realice reformas para separar las labores administrativas del Poder Judicial de la Corte Plena y que no deberían evaluarse por estas, pues son dos cargas muy complicadas y más bien deberían estar totalmente enfocados en «impartir justicia”.

Como suele ocurrir durante las votaciones para reelegir magistrados, también surgieron críticas hacia el sistema de reelección. Por ejemplo, el legislador independiente, Erick Rodríguez, cuestionó que se requiera de requiera de 38 votos para impedir la continuidad de uno de los 22 jueces que conforman la Corte Plena.

“Da vergüenza ver que se ocupen 38 votos para sacarlos, cuando más bien deberían necesitarse 38 votos para reelegirse. Deberíamos cambiar el proceso para elegir y reelegir magistrados (…) A mí como magistrado me daría vergüenza reelegirme con menos de 38 votos”, puntualizó.

La magistrada Varela será juramentada para su nuevo periodo el próximo miércoles.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments