Diputados prohíben pajillas y bolsas de supermercado: pequeño avance contra los plásticos

Asamblea aprobó Ley 20.985 en segundo debate, tras meses de engorrosa discusión sobre cómo legislar contra la contaminación plástica

Este jueves, 39 diputados aprobaron el expediente 20. 985 Ley para combatir la contaminación por plástico y proteger el ambiente, una de dos propuestas legislativas redactadas para contrarrestar la contaminación plástica.

Tras avanzar en primer debate el lunes pasado, la ley aprobada “prohíbe la comercialización y entrega gratuita de pajillas plásticas de un solo uso” y “la comercialización y entrega gratuita de bolsas de plástico al consumidor final en supermercados”, así como en otro tipo de negocios que usen bolsas para el traslado del producto.

Sin embargo, establece dos excepciones para bolsas plásticas pequeñas y medianas que hayan sido fabricadas “con al menos 50% de material reprocesado”.

También establece que el sector público no podrá comprar artículos de plástico de un solo uso (platos, vasos, tenedores, cuchillos, cucharas, pajillas y removedores desechables, entre otros).

El proyecto fue presentado por el diputado socialcristiano Erwen Masís, en setiembre del 2018 y experimentó drásticas modificaciones durante su paso por la Comisión de Ambiente.

Pugna entre legisladores e industria

La Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (UCCAEP) celebró la nueva ley con un comunicado de prensa.

“Somos conscientes del problema de gestión de los residuos y creemos que estos son pasos de avance en la dirección correcta para reducir la contaminación por plástico”, afirmaron.

Este viernes, el presidente Carlos Alvarado escribió en sus redes sociales que la nueva ley “no es suficiente”.

“Costa Rica debe aspirar a más y eliminar los plásticos de un solo uso. El planeta y las nuevas generaciones lo exigen”, publicó en su Twitter.


Entre setiembre y octubre, la Comisión de Ambiente evaluó la iniciativa de Masís, así como trabajaron con el expediente 21.027 (prohibición de bolsas de plástico desechables). Las discusiones de estos expedientes coincidieron con el despido de 250 trabajadores de la empresa Vidriera Centroamericana, S.A (Vicesa).

En la vía legislativa, los proyectos de ley sufrieron modificaciones sustanciales.

El expediente 20.987 recibió sugerencias desde la fracción del Partido Acción Ciudadana (PAC) para que establecer prohibiciones totales contra pajillas, bolsas y microperlas plásticas. El nuevo texto, además, prohibía la importación de plásticos de un solo uso.

Aprobado sin esas especificaciones, la diputada del PAC y presidenta de la Comisión de Ambiente, Paola Vega, aseguró que el expediente 20.987 “es una oportunidad desperdiciada para resolver, de una manera más integral y acertada, el tema de la contaminación por plásticos”.

Además de las prohibiciones contra pajillas y bolsas plásticas, la ley 20.985 propone algunos lineamientos para los sectores que importan, producen o distribuyen botellas plásticas.

La diputada Vega asegura que, salvo la prohibición de las pajillas, el resto del proyecto de ley está contenido en la normativa vigente. Considera que este es un “tema de evidencia científica”.

“El tema de las pajillas solo cubre un 4% del problema del plástico. La gran polución que se da con plástico (envases, pajillas, botellas, contenedores, vajillas, bolsas y demás) sigue sin ser resuelto. Esto es muy conveniente para las cámaras empresariales que, justamente, por eso celebraban ayer el proyecto”, señaló Vega.

Un futuro problemático

El Fondo Mundial para la Naturaleza estima que un 75% del plástico producido en el mundo se convierte en desecho.

Con datos del 2014, el Ministerio de Salud asegura que en Costa Rica se desechan 4.000 toneladas diarias de residuos sólidos. Un 11% corresponde a plásticos.

Como producto de la lenta descomposición del plástico, una investigación del Centro de Investigación en Ciencias del Mar y Limnología (Cimar) de la Universidad de Costa Rica, demostró la existencia de microplásticos, —es decir, fragmentos de piezas más grandes de plástico— en las playas Jacó, Esterillos, Puntarenas y Punta Morales (Pacífico); y en Manzanillo, Cocles, Puerto Viejo, Cieneguita, Playa Bonita y Westfalia (Caribe).

El coordinador del proyecto Álvaro Morales Ramírez dice que, conforme se reduzca el uso del plástico, se reducirá la presencia de los microplásticos en las costas.

Las prohibiciones de pajillas y bolsas de la Ley 20.985 entrarán en vigencia un año después de que el Ministerio de Salud redacte su reglamento.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments