Diputados intentarán recortar sus tiempos en la aprobación de proyectos: ¿Cómo piensan hacerlo?

Una amplia mayoría de los congresistas propuso 23 modificaciones al reglamento legislativo, incluida una nueva “vía rápida”.

Una amplia mayoría de los diputados de la Asamblea Legislativa presentaron este jueves un proyecto de ley para realizar 23 modificaciones al reglamento del Congreso, una iniciativa con la que intentarán disminuir los plazos y establecer un nuevo tipo de procedimiento abreviado para la aprobación de proyectos de ley.

El proyecto —que se tramitará bajo el expediente 21.116— llega 56 años después de la última gran reforma al reglamento legislativo, según comentó la presidenta legislativa Carolina Hidalgo, quien agregó que la Asamblea se tarda en promedio 805 días para aprobar sus proyectos.

Este plazo se acortaría con las medidas regulares y especialmente con el nuevo procedimiento abreviado, el cual se podría aplicar únicamente diez veces al año —en proyectos de corte fiscal, convenios internacionales y la venta de activos— y permitiría reducir los tiempos de aprobación al menos en 500 días.

La propuesta es apoyada por las fracciones del Partido Acción Ciudadana (PAC), el Partido Liberación Nacional (PLN), el Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Restauración Nacional (PRN), el Partido Integración Nacional (PIN) y los diputados independientes; un grupo mayoritario al que sólo no se sumaron las fracciones del Republicano Social Cristiano (PRSC) y del Frente Amplio (FA), que suman tres diputados.

Uno de los principales defensores de la reforma fue el jefe de fracción del PLN, Carlos Ricardo Benavides, quien señaló que la reforma se trata de una “urgente necesidad” para frenar el “filibusterismo” político y “una bocanada de aire fresco para la salud del país”, tomando en cuenta que en los últimos años el reglamento ha impedido concretar grandes acuerdos “en el tiempo razonable que el país necesita”.

“Este es un país en el que se legisla a destiempo, salvo que haya una especie de unanimidad. Hemos convertido el concepto de consenso en un concepto de unanimidad y aquí salen las cosas solo si todo el mundo está de acuerdo“, señaló Benavides.

“Esta Asamblea ha tenido un comportamiento ejemplar, pero van a venir los momentos difíciles, donde van a venir los proyectos polémicos y en esos proyectos polémicos el reglamento actual permitiría enlodar la cancha a pesar de que una mayoría importante quisiera realizar transformaciones relevantes para el país (…) si alguno quisiera utilizar el reglamento al extremo para impedir que pase algo, no pasaría nada”, subrayó.

Similar fue el discurso del jefe socialcristiano Erwen Masís, quien agregó que “no se puede avanzar como país si un proyecto dura 800 días”. También se manifestó en esa línea Jonathan Prendas, jefe del bloque independiente autodenomiado Nueva República, quien señaló que se deben “dejar las malas mañas y empezar a proponer”.

Estas nuevas reformas se suman a una reciente resolución de la Presidencia legislativa, comandada por Hidalgo, para que se respeten los plazos cuatrienales de los proyectos y se voten en plazos definidos o se envíen al archivo.

Procedimiento abreviado

El principal cambio de la propuesta es la instauración de un nuevo tipo de procedimiento abreviado, el cual quedaría recogido en la adición de un artículo 178 y siguientes, que abriría la posibilidad de aplicar una nueva forma de “vía rápida” para proyectos, con la venia de al menos 38 congresistas.

Este procedimiento se podría aplicar a proyectos de corte fiscal, convenios internacionales y ventas de activos; a través de una comisión que se encargaría de dictaminar el proyecto en un plazo máximo de un mes, prorrogable por una única ocasión.

Además, una vez dictaminado, el proyecto podría recibir propuestas de modificaciones sólo por tres días, para cuyo conocimiento sólo se dispondrían 14 sesiones, sin la posibilidad de que se realicen reiteraciones.

Para este proceso se establecería un límite de diez aplicaciones por año; es decir, sólo podría emplearse 40 veces por periodo cuatrienal.

Sobre este procedimiento, el liberacionista Benavides indicó que se trata de un proceso que “pretende más o menos lo mismo que el 208 Bis (vía rápida actual), sólo que ya definido en el reglamento legislativo, sin tener que estarlo repensando y reescribiendo para cada proyecto de ley”.

“Esto evita la eternización de la discusión, por más que le metan 1.000 0 1.500 mociones un solo diputado. Se impide ese tipo de obstrucción”, señaló.

De cualquier manera, este nuevo procedimiento no elimina el que ya se aplica por el artículo 208 Bis del reglamento, aunque los diputados sí esperan que desincentive su utilización. “Lo positivo que tiene este es que ya tenés las normas establecidas de manera formal, que lo que evita es un desgaste en la negociación de la redacción y de los procedimientos; lo que suponemos es que en la práctica el 208 va a dejar de ser un incentivo”, añadió la presidenta Hidalgo.

Según los diputados, el procedimiento propuesto contempló las observaciones hechas por la Sala Constitucional en el pasado, para evitar cualquier sorpresa durante su aplicación en el futuro.

Otros cambios

A continuación, se enumeran el resto de cambios que propone la iniciativa para proyectos en su trámite regular:

En general

[01]. Los diputados ya no podrán solicitar la lectura de documentos durante la discusión de un proyecto, solo podrán pedir que se incluyan en el acta de la discusión.

[02]. El informe de comisión de cada proyecto ya no tendrá un plazo de 30 días con prórrogas indefinidas. Ahora el plazo será de 60 días, pero con una única prórroga posible. Si el proyecto no se dictamina, pasará al archivo inmediatamente.

[03]. La Presidencia legislativa deberá fijar una fecha para conocer los informes de comisiones investigadoras una vez que lleguen a su poder. Actualmente se archivan si no se conocen en un periodo de un año posterior al periodo constitucional en el que fueron rendidos.

[04]. La votación ya no será secreta en casos de acusaciones y suspensiones de funcionarios.

[05]. Los diputados podrán excusarse de votar en casos en que exista algún impedimento o beneficio a sí mismo o a parientes con hasta tercer grado de consanguinidad.

[06]. Cada diputado podrá hablar sólo por 10 minutos en las discusiones de temas no regulados, no 30, como hasta ahora.

[07]. Los tiempos de discusión pasan de 15 minutos a cinco en primer debate para mociones de fondo.

[08]. El periodo para presentación de mociones de reiteración pasa de tres posibles días a uno. En caso de aprobarse la reiteración, los diputados proponentes podrán hablar sólo por cinco minutos, ya no 15, aunque también podrán hablar un diputado a favor y uno en contra de la iniciativa

[09]. Se genera un trámite más expedito para el conocimiento de las consultas constitucionales, las cuales se conocerán en el primer punto de las sesiones.

[10]. Los diputados sólo podrán usar la palabra por 10 minutos en procesos de segundos debates, ya no 15.

[11]. Las mociones de forma ya no serán indefinidas, sólo se permitirán después del primer debate (la primera votación del proyecto).

[12]. La discusión de las mociones de revisión ya no serán de 15 minutos. Tendrán 10 minutos en primer y segundo debate, mientras que las mociones de fondo, las avocaciones y demás mociones pasarán a discutirse en cinco minutos.

[13]. Las apelaciones a decisiones de las presidencias se resolverán en intervenciones de 10 minutos, no de 30 minutos.

[14]. Las mociones delegatorias se discutirán en cinco minutos, no 30.

En comisiones plenas

[15]. Los dictámenes se explicarán en 10 minutos, no en 15.

[16]. Las mociones de fondo se recibirán y se discutirán en dos sesiones, no en tres. Si se aprueba un texto sustitutivo, se habilitarían tres días hábiles para nuevas mociones.

[17]. La discusión en primer debate pasaría de permitir 15 minutos por diputado a solo 10.

[18]. La discusión en segundo debate pasaría de permitir 15 minutos por diputado a solo 10.

[19]. Las mociones de revisión se discutirán en 10 minutos en primer y segundo debate, las de fondo, avocación y demás en cinco. Actualmente no hay distinción.

[20]. Sólo se podrá presentar una avocación por proyecto. Actualmente no hay restricciones.

[21]. Los informes de liquidación de los presupuestos de fracciones se deberán presentar el último día de julio y la Presidencia fijará una fecha para su discusión en un plazo máximo de ocho días posteriores.

Adición extra

[22]. Los proyectos se podrán retrotraer a primer debate con mociones votadas por 38 diputados. De suceder así, cada diputado podrá presentar solo una nueva moción de fondo. Actualmente para ese trámite se utilizan mociones de fondo que simulan el proceso.


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/pais/diputados-intentaran-recortar-sus-tiempos-en-la-aprobacion-de-proyectos-como-piensan-hacerlo/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments