Diputados de Nueva República tuvieron un día de contradicciones con reforma legislativa

Los diputados independientes se quedaron en una encerrona después de votar negativamente la reforma al reglamento legislativo: su día fue de contradicciones.

Los diputados del bloque independiente Nueva República no lograron ponerse de acuerdo durante la votación de la reforma recién aprobada al reglamento legislativo (expediente 21.116).

Fue un día de contradicciones.

Primero, la congresista Floria Segreda aseguró que los diputados estaban condicionando sus votos por plazas para asesores, luego la diputada Ivonne Acuña habló a favor de la reforma en el Plenario legislativo y, finalmente, los ocho legisladores que se separaron de Restauración Nacional votaron en contra.

Lea también:

El caos fue notorio. Lo congresistas sostuvieron reuniones de fracción en distintos momentos del día, incluida una que ocurrió entre la intervención de Acuña en el Plenario y la votación final, y otra encerrona posterior a la votación, apenas salieron del Congreso (sin hablar con la prensa).

La descordinación no tuvo respuesta.

En el Plenario legislativo, la congresista Ivonne Acuña afirmó que estaba “aliviada” por “legislar a partir del sentido común y de las demandas de la ciudadanía” con la reforma; sin embargo, la votación final de los independientes apuntó a lo contrario.

“Me alivia ser parte del clamor de la ciudadanía por la agilización del trámite legislativo y por la creación de procedimientos para las iniciativas más urgentes”.

“Creemos firmemente que, desde la visión de Nueva República, el funcionamiento de los poderes pasa por el correcto funcionamiento y la respuesta ágil, y que no se puede pensar en una balanza si no tenemos la capacidad de representar efectivamente a la gente que votó por nosotros y que nos puso en este Plenario para atender sus inquietudes, por eso emprendemos la tarea de aportar el expediente 21.116”, aseguró.

Todo eso lo dijo justo antes de salir con el resto de su fracción a una reunión, la cual concluyó apenas segundos antes de la votación final en la que sorprendieron con su voto. De hecho, hubo que esperarlos para cerrar puertas y realizar el conteo.

Los independientes fueron parte de los 11 votos minoritarios en contra del cambio reglamentario.

Posterior a la votación, los diputados salieron sin hablar con la prensa y se citaron en uno de sus despachos, del que no habían salido aún una hora y unos minutos después de finalizada la sesión del Plenario.

La única respuesta del grupo fue un comunicado de prensa en el que argumentaron que el voto se debió a diferencias con los otros partidos políticos mayoritarios del Congreso, a los que acusaron de “ponerse de acuerdo en sus agendas privadas y en sus propios intereses y no en la agenda que realmente le urge a este país”.

“Una vez que aprueben en reglamento empezarán a ponerse de acuerdo en otros temas que les interesan y no en lo prioritario”, dijo Jonathan Prendas, el vocero del grupo, en esa carta.

“La agenda prioritaria para este país no puede ser cuánto tiempo habla o no habla un diputado, está en temas de reactivación económica, empleo público, eurobonos, redes de cuido y agua potable en zonas rurales”, agregó la agrupación en el mismo documento.

Además, citaron parte de la intervención de Acuña en el Plenario, cuando se quejaba de algunos cambios propuestos en la reforma que finalmente no prosperaron, como las mociones que propuso el Ejecutivo para discusión.

No obstante, obviaron citar las palabras que dijo cuando manifestó que “estarían a la altura de la historia” y “respondiendo a un clamor de varias décadas” con la aprobación de una reforma profunda que no se logró en ninguno de los cinco periodos constitucionales anteriores.

“La vislumbro como un fortalecimiento a la institución de este parlamento frente a la corriente que en nombre de nobles causas ha buscado y buscan todavía la forma de debilitarlo y quitarle legitimidad”, había señalado.

También pidieron plazas

Los diputados del bloque independiente dieron la campanada desde buena mañana, cuando la diputada Floria Segreda confirmó a los medios una versión extraoficial según la cual habrían condicionado sus votos a que se les otorgaran plazas para asesores.

Segreda dijo que era un asunto de derechos y que “si les daban el derecho, no tendrían problema” en aprobar la iniciativa.

Los diputados afines al excandidato Fabricio Alvarado pedían las plazas que perdieron cuando se separaron de Restauración Nacional (PRN), el movimiento que realizaron en octubre del año pasado y que, entre otras cosas, les representó perder el derecho a las 5,8 plazas para asesorías a las que tiene derecho cada diputado de cada fracción.

El reclamo de los independientes llegó a pesar de que el proyecto de reforma no implicaba cambios en el número de asesores que establece el Congreso ni las reglas para asignarlos; sin embargo, lo manifestaron como una condición para aprobar la reforma, según afirmó Segreda.

Semanas atrás, la Sala Constitucional ya había rechazado un recurso de amparo interpuesto por los diputados independientes para recuperar sus cupos, otro intento que tampoco había rendido mayores resultados.

El día de los diputados de Nueva República estuvo marcado por muchas contradicciones, y finalmente no tuvieron respuesta.


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/pais/diputados-de-nueva-republica-tuvieron-un-dia-de-contradicciones-con-reforma-legislativa/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments