País Informe cumple 4 años

Villalta afirma que PLN y PAC presionaron por ver informe de ‘Panama Papers’ sin público, diputados lo rechazan

Sesión para ver informe sobre evasión y elusión fiscal fue reprogramada para siguiente miércoles, por problemas con la transmisión de videos de la Asamblea Legislativa

Los diputados verán hasta la siguiente semana el informe de los ‘Panama Papers’ (Papeles de Panamá), tras problemas técnicos para transmitir en video la sesión plenaria para cumplir con el principio de publicidad. Las circunstancias, sin embargo, se prestaron para que legisladores pidieran continuar con la sesión.

“Había diputados presionando para sesionar, a pesar de que no había transmisión hacia afuera, para la ciudadanía. Eran sobre todo de la fracción de Liberación y del PAC, los que más presionaban eran Carlos Ricardo Benavides y Laura Guido (jefa de fracción oficialista). La presidenta Silvia Hernández escuchó las dos posiciones y estuvo de acuerdo en no seguir con la sesión”, afirmó en audio el diputado del Frente Amplio, José María Villalta.

Tanto Benavides como Guido negaron haber presionado para mantener la sesión, aunque defendieron que consideran que las actas de sesión, las cuales se publican un día o varios después de las sesiones, cumplen con la publicidad legislativa.

La lectura del informe de ‘Panama Papers’ fue postergada por cuatro años en el congreso, después de que una comisión especial  culminó su trabajo en el 2017.

Los diputados de la administración pasada basaron su trabajo en los llamados Papeles de Panamá (o Panama Papers, en inglés), un paquete de información legal sobre cómo se usaron servicios del bufete Mossack Fonseca en Panamá para evitar el pago de impuestos en distintos países. Fue publicado por medios de todo el mundo, en Costa Rica, la información fue investigada y difundida por UNIVERSIDAD y Amelia Rueda.

El informe contiene recomendaciones para que la Asamblea Legislativa cierre los portillos tributarios que existen, y que son perdidosos para la recaudación fiscal del país. Villalta presentó una moción de orden para leer el informe en noviembre del 2020 y fue aprobada hasta el pasado 7 de junio. La siguiente programación será para leer el histórico informe durante el miércoles 23 de junio.

Diputados Benavides y Guido dicen que no presionaron por sesionar

Por otro lado, los problemas técnicos del equipo de transmisión de la Asamblea se anunciaron a medios de comunicación cerca de las 2 p. m. de este miércoles.

La directora de Prensa y Protocolo, Karla Granados, dijo a medios de comunicación que hubo una  “falla en el sistema de aire acondicionado del nuevo edificio, cuya afectación en la sala del control central de transmisiones obligó a apagar los equipos”. Antes del plenario se suspendieron cuatro comisiones legislativas, “en aras de la transparencia”, según publicaron en la cuenta de Twitter del congreso.

La sesión comenzó a la hora de convocatoria, aunque medios de comunicación también estuvieron imposibilitados de cubrir lo que ocurría en el plenario. Por las condiciones, la presidenta Silvia Hernández llamó a receso.

Hernández dijo en audio enviado a este semanario que convocó a jefaturas de fracción para discutir las condiciones de la sesión. En este espacio se habló de que “había posibilidad de contar con el acta, pero por la importancia del tema era vital resguardar una transmisión y se escucharon argumentos de todos los jefes y jefas de fracción”, según Hernández.

“Me parece muy preocupante que hubieran querido mantener la sesión a pesar de que no había transmisión, y la gente no podía enterarse de lo que se discutía. El argumento que se usó me parece vergonzoso en estos tiempos, que es que la publicidad se garantiza con las actas. Sabemos que no es así e incluso ya la Sala Constitucional y Servicios Técnicos lo han dicho”, afirmó el frentamplista Villalta.

El liberacionista Carlos Ricardo Benavides, escribió en un mensaje de texto “Creo que a don José María le contaron mal la historia porque nunca hablé de esto con él. Muy feo opinar ‘de oídas’”.

Benavides argumenta que “la publicidad, desde el punto de vista constitucional, no depende exclusivamente de una transmisión en vivo, de lo contrario cada vez que se caiga la transmisión por internet alguien podría alegar maliciosamente la nulidad de una sesión, lo cual sería un absurdo y una pérdida de recursos públicos”.

Las sesiones de la Asamblea Legislativa suelen transmitirse radialmente, no obstante, la afectación del aire acondicionado precisamente afectó todos los equipos de transmisión, los cuales se encuentran en una sala dentro del edificio del congreso.

La oficialista Laura Guido dijo, en un mensaje de texto, que “no es cierto” que presionó para continuar la sesión sin transmisiones. Aseguró que se manifestó “en favor de reprogramar la sesión, dada la trascendencia del debate”.

“Se quiso debatir sobre la constitucionalidad de mantener la sesión, sobre lo cual dije que no lo consideraba inconstitucional y que hay que considerar otras aristas, donde además el acta es un medio de publicidad. Sobre ese debate sugerí que se debe contar con un criterio bien fundamentado, y que podría solicitarsele a la Procuraduría General de la República”, explicó por escrito la oficialista.

Al cierre de esta nota, la oficina de Prensa y Protocolo también envió a medios el acta de la sesión, en el que se manifesta que la presidenta Silvia Hernández fue la única diputada que hizo uso de la palabra para resolver el problema técnico.

Ir al contenido