Denuncias contra pastor desmoronan iglesia a la que van empresarios, políticos y faranduleros

Alta jerarquía se desliga de organización y deja solo al pastor Carlos Chavarría.

El escándalo por supuestos delitos sexuales atribuidos al pastor Carlos Manuel Chavarría Fonseca, fundador y líder de la iglesia Generación 3:16, provocó un remezón en ese grupo religioso al que acuden empresarios, políticos, deportistas y conocidas caras de la televisión costarricense.

A la fecha el llamado “pastor de los ricos” acumula dos denuncias penales interpuestas por cinco mujeres, quienes lo acusan de supuesto abuso sexual. Otras afectadas han dado testimonio de las conductas sexuales inapropiadas por parte del pastor desde hace más de dos décadas. Con ello se refieren a tocamientos, insinuaciones, acoso y envío de mensajes y audios inapropiados.

Ante los crecientes reclamos de las víctimas, siete de los pastores que guiaban la iglesia, junto con Chavarría, anunciaron hace una semana su separación del grupo religioso y rechazaron cualquier vínculo con el nombre de G3:16.

 

VEA: El pastor al que acuden Ottón Solís, Manfred Pino, Óscar Arias y Fabricio Alvarado.

 

Una de las personas que anunció públicamente el retiro de la organización fue Carolina Malavassi quien fuera mano derecha de Carlos Chavarría, sobre todo en asuntos políticos, y la encargada de dirigir dos escuelas que operaban bajo el control de la iglesia.

“Por el respeto que todos mis familiares, amigos y allegados me merecen, por este medio les comunico, que estoy totalmente desvinculada de la iglesia G3:16 y deploro todos los hechos denunciados y descubiertos recientemente”.

“Me solidarizo con todas las personas afectadas por estos hechos e insto a quienes lo consideren así, que por favor presenten las denuncias del caso”, publicó Malavassi en su perfil de Facebook el pasado 26 de julio.

Los pastores también pidieron a quienes se hayan sentido afectados por las acciones de Chavarría, a acudir a las instancias judiciales o administrativas que corresponda.

La iglesia G3:16 fue dirigida durante más de tres décadas por Chavarría, un pastor de bajo perfil en la opinión pública, pero de gran influencia entre selectos grupos de feligreses como son algunos dirigentes políticos, deportistas, empresarios y faranduleros.

Algunas de las figuras que tuvieron afinidad con G3:16 son la presentadora de Giros, Patricia Figueroa; Domingo Argüello, quien actualmente se postula para la alcaldía de Montes de Oca; la presentadora Hanzell Carballo y el entrenador del Deportivo Saprissa, Wálter Centeno, entre muchos otros.

No obstante, el anonimato de Chavarría empezó a extinguirse a mediados de junio, cuando una investigación de UNIVERSIDAD reveló la participación activa del pastor en la campaña política del 2018, cuando se volcó en apoyo al candidato del Partido Restauración Nacional, Fabricio Alvarado.

Tal y como se informó en esa oportunidad, varios de los nombres presentados como colaboradores en distintas áreas y posibles jerarcas en un eventual gobierno de Fabricio Alvarado eran miembros de G3:16, sugeridos por Chavarría.

 

VEA: Pastor de iglesia G3:16 montó equipo de campaña a Fabricio Alvarado.

Entre ellos, el cantante y productor Arnoldo Castillo, Carolina Malavassi, el economista Juan Manuel Tirado, el médico Rodrigo Ramírez y el empresario Edgar Medina. En el caso de Castillo, explicó que se unió a la campaña de Alvarao por decisión personal mucho antes de que el pastor Chavarría se involucrara en el proceso.

Del riñón de ese grupo religioso también surgió el equipo principal que dirigió la contienda del predicador Alvarado, este es el caso del gerente de campaña, Juan Carlos Campos.

También se incorporó, por petición del pastor, el productor audiovisual y cantante Luis Alonso Naranjo, autor de la canción “Con las manos limpias” eslogan de la campaña de Alvarado.

Dos semanas después de esta publicación surgieron las primeras denuncias de mujeres contra el pastor, lo cual provocó la expulsión de Chavarría de la iglesia, a finales de junio.

 

VEA: «Las víctimas me hicieron relatos de terror»

Réplicas en México

El remezón también provocó una visita urgente del pastor Juan Manuel de León Sánchez quien lidera la iglesia G3:16 en México y quien discipulaba a Carlos Chavarría.

No obstante, De León fue recibido con un manifiesto de los pastores de G3:16 donde lo responsabilizaban de no haber atendido situaciones similares a las de Chavarría, ocurridas en Medellín (Colombia) y en Chile. Los pastores también anunciaron su separación de G3:16.

Algunos allegados a G3:16 informaron a UNIVERSIDAD que los nuevos encargados de la iglesia en el país eran los empresarios Manfred Pino y Edgar Medina. Estos lo negaron.

“Eso fue hasta ayer (lunes) ya no soy parte de la organización. Salimos totalmente de la organización. El único que quedó fue Carlos Chavarría. Nosotros no formamos parte ya más”, dijo Medina la noche del martes.

Mientras tanto, mediante un audio, Manfred Pino, declaró anoche que desde hace casi un año dejó de ser miembro activo de Generación 3:16.

Este medio intentó conocer la versión del pastor mexicano, quien se encuentra en el país, pero no ha sido posible ubicarlo en el hotel donde se hospeda y tampoco devolvió la llamada.

Rodrigo Zamora, otro de los pastores más cercanos a Carlos Chavarría, también indicó que ya está fuera de la iglesia. “Gracias a Dios yo ya no estoy ahí”, dijo.

 

Esta nota fue modificada el 01 de agosto de 2019.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments