País

Denuncian ataque policial con gases lacrimógenos a grupo de recuperadores en China Kichá

Hechos fueron divulgados por la Coordinadora de Lucha Sur Sur y el propio grupo recuperador en Yuwi Senagló en ese territorio indígena cabécar.

Según denunció la Coordinadora de Lucha Sur Sur y el mismo grupo de personas recuperadoras de la localidad de Yuwi Senagló, pasada la media noche y tras haber mantenido una reunión con altos funcionarios de gobierno, ese grupo de personas fue atacado por la Fuerza Pública con gases lacrimógenos.

Al sitio habían llegado Eduardo Solano, viceministro de Seguridad, y Randall Otárola, viceministro de Presidencia en Asuntos Políticos y Diálogo Ciudadano, quienes desde horas de la tarde se había reunido con un grupo de finqueros y posteriormente se habían trasladado al territorio indíegna, concretamente al sitio recuperado, donde también se reunieron con el grupo recuperador.

Se buscó a Solano para conocer su versión de los hechos, sin embargo dijo que de momento no puede contestar llamadas.

Violencia

La recuperación de Yuwi Senagló inició el 28 de setiembre del año pasado y pocos días después un sujeto no indígena de apellido Vargas, quien reclama el terreno como propio, logró instalarse en parte de una casa de habitación en el sitio. Durante octubre y noviembre se dieron actos de agresión contra las personas recuperadoras cabécares.

Cabe recordar que el juez Jean Carlos Céspedes Mora ordenó el desalojo de esta recuperación, pero que esa medida quedó suspendida tras una resolución del Ministerio de Seguridad Pública del 19 de febrero, que determinó la “vulnerabilidad social” del caso y que fue firmada por el propio Solano.

Este miércoles, de acuerdo a información divulgada por la Coordinadora de Lucha Sur Sur y el grupo de personas recuperadoras, alrededor de las 11 a.m. se retomó el control parcial de la casa donde durante cinco meses se había “atrincherado” Vargas.

Según esa fuente, dos horas más tarde ya había presencia policial en el sitio. Posteriormente, pasadas la 9 p.m. se informó que el viceministro de Seguridad, Eduardo Solano, y el de Presidencia Randall Otárola, habían mantenido una reunión con un grupo de “finqueros y sectores afines” tras la cual se trasladaron al territorio indígena.

“Sin embargo -se comunicó en ese momento a través de redes sociales-, también llegó a la plaza del Territorio una turba de gente violenta que amenaza con atacar al Pueblo Cabecar de China Kichá” y añadió que el grupo recuperador mantenía disposición de dialogar con el gobierno, “siempre y cuando se garantice la seguridad de todo el Pueblo Cabecar de China Kichá”.

Poco después se informó que ambos funcionarios se dirigían a la recuperación de Yuwi Senagló, pero que “una turba de personas no indígenas” se encontraba en la entrada del territorio, y que “una comitiva policial” se había ubicado entre esa turba y las personas recuperadoras cabécares.

Poco después de las 11 p.m. esa misma fuente denunció que “la turba que se encuentra por la plaza de China Kichá se acercó al cordón policial y comenzaron a insultar” a varias personas cabécares que se encontraban “en la vía pública vigilando la seguridad de su pueblo y sus casas, la turba también comenzó a tirar piedras al salón comunal del Territorio”.

“Ante esta situación, la Fuerza Pública atacó con gases lacrimógenos (al menos 6) al Pueblo Cabécar de China Kichá y sus casas de habitación”, denunció la Coordinadora. “Denunciamos y condenamos este ataque y violación de los derechos del Pueblo Cabecar de China Kichá por parte del Estado de Costa Rica. Este grave ataque por parte de la Fuerza Pública se dio, mientras los Viceministros de Presidencia y Seguridad dialogaban con las y los recuperadores de Yuwi Senaglö”, añadió en ese momento.

Fue pasada la media noche que se denunció que la policía había arrojado lacrimógenos al grupo recuperador: “Mientras que los Viceministro Randall Otárola y Eduardo Solano sostuvieron un diálogo con las y los recuperadores de Yuwi Senaglö, la Fuerza Pública atacaba con gases al Pueblo Cabécar de China Kichá y sus casas de habitación y luego que se retiraron de Yuwi Senaglö sin siquiera comunicar que se retiraban, la Fuerza Pública también atacó a los recuperadores que se encontraban en el corredor” de la mencionada casa.

 

Ir al contenido