VI Informe Estado de la Educación

Deficiente formación amenaza programas de preescolar

Existe una brecha entre los programas de estudio y su implementación en las aulas.

Tener éxito en la implementación de los nuevos programas de preescolar depende en gran medida en cerrar las brechas entre lo que establecen los planes y lo que realmente se ofrece en las aulas. Las deficiencias en la formación inicial de los docentes amenazan el éxito de los programas de preescolar.

Así concluyó el VI Informe Estado de la Educación, publicado recientemente.

Según los analistas, las estadísticas en materia de preescolar demuestran que las tasas de cobertura netas en el ciclo de transición (de 5 a 6 años) tienen una tendencia decreciente. El nivel más alto se dio alrededor de 2008, con un 95,4%, mientras que el más bajo se alcanzó en 2015 con el 84,5%.

Además, las tasas de cobertura del nivel Interactivo II (de 4 a 5 años) continúan mostrando un crecimiento insuficiente. Entre 2013 y 2016 la tasa neta pasó de 57,4% a 63%.

El estudio revela, además, que se acrecientan las brechas en la asistencia a preescolar según ingreso de las familias, pues el porcentaje de niños que asisten a preparatoria y provienen de los dos primeros quintiles de ingreso fue del 41% en 2010, mientras que en 2015 bajó al 34%.

Estas cifras requieren de mayores mejoras, pero al parecer hay retos que enfrentar en la educación en las aulas, problemas que -en buena medida- responden a que la formación inicial que han recibido los docentes en las universidades, sobre todo las privadas, no incluyen todos los principios y requerimientos que establecen los nuevos programas de estudio.

Incluso hay una serie de temáticas que deberían manejar los docentes, que durante el proceso de investigación y estudio en campo que realizó el equipo del Estado de la Educación, se evidenció que no están cubiertas en su totalidad.

La implementación del nuevo programa de Preescolar debía empezar desde el año pasado, y su establecimiento es un salto cualitativo en la formación de los más pequeños. Tiene su énfasis en la lectoescritura, en sentar las bases para aprender a leer, como un proceso de varios años.

Estos procesos son vitales para el éxito escolar en primaria y secundaria, sin embargo, durante un ejercicio de observación que llevó a cabo el Estado de la Educación, en el que hicieron un registro del trabajo en el aula, se detectó que muchos docentes no manejan elementos básicos de la lectoescritura.

“Al preguntarles si sabían aplicar la conciencia fonológica (enseñar entendiendo que el lenguaje está formado por letras, las cuales se asocian a un sonido y no por el método silábico como se acostumbraba en el pasado) solo un 57% logró explicar en qué consistía, es decir, en la práctica no saben aplicar los conceptos”, explicó Isabel Román, directora del Estado de la Educación.

Durante el proceso de observación en las aulas no se está aplicando todas las herramientas para la lectoescritura, que es esencial en este proceso educativo, por lo cual es urgente desarrollar estrategias de acompañamiento y seguimiento de los docentes en las aulas.

Otro elemento que añade debilidad a la educación preescolar en las aulas, según el Informe, es la poca disponibilidad de libros, pues la teoría indica que una clase debe tener siete libros por niño, pero se encontró que solo cuenta con dos en promedio, o en su defecto, los que están disponibles no son adecuados para las edades.

“A pesar de que en las entrevistas muchos docentes decían que leían a los chicos al menos 25 minutos por día, en la observación en aula notamos que muchas veces ese proceso no pasa de seis minutos y no se interactúa con los niños durante la lectura, eso es un tema muy importante”, detalló Román.

Cuando consultaron a los docentes si leían diariamente a los estudiantes, un 95% de los encuestados aseguraron que sí, pero al momento de realizar la observación en las aulas solamente 36% lo hizo.

También se pudieron observar problemas de inmobiliario, que está adaptado a los niños, hay poco material de apoyo, como bloques, no hay muebles para la relajación ni para leer y la decoración no necesariamente aporta al lenguaje y el razonamiento.

En este sentido, Johanna Coto, asesora nacional de Educación Preescolar del Ministerio de Educación Pública (MEP) explicó que en el programa de estudio se incorpora la organización de los procesos de aprendizaje a nivel integral y como parte de esta el desarrollo de las habilidades lingüísticas y la conciencia fonológica, pero para fortalecer este proceso, señaló que tiene una serie de cursos de capacitación virtual y presencial para los docentes.

Urge capacitación

Según Isabel Román, lo que se necesita para impulsar la educación preescolar es resolver el tema de formación inicial y formación continua, que se lleva a cabo con los docentes ya contratados y garantizar que las universidades, sobre todo las privadas -que tienen muchas diferencias en los requerimientos que enseñan- incorporen los elementos necesarios a los planes de estudio para que las nuevas generaciones estén alineadas.

“Lo que se necesita es una transformación de fondo de formación continua, con temas realmente de interés, porque actualmente se da capacitación, pero muchas veces no coincide con las necesidades reales para desarrollar las capacidades en los niños, como la comprensión lectora, el uso de materiales innovadores y ahí el papel de las universidades es esencial”, indicó Román.

De acuerdo con Jennyfer León, investigadora del Estado de la Educación, hay tres mitos en cuanto al proceso de lectoescritura que tienen los docentes, los cuales van en contra de la formación en las aulas.

Uno es que se trata de un proceso muy rápido, pero esto no es cierto, pues lleva mucho tiempo, se empieza en preescolar y se concluye en segundo año de primaria; por esta razón se debe impulsar desde los primeros años.

“El segundo mito que tienen las docentes es que se trata de un proceso similar a hablar, casi por imitación, pero leer no funciona así, es una instrucción estructurada y deliberada. Y el tercer mito es que la responsabilidad de que los niños aprendan a leer es tanto de la familia y el docente, pero lo cierto es que la responsabilidad es de la escuela, pues no todos los hogares tienen las condiciones para lograrlo”, señaló León.

Si se logra una educación de preescolar de alta calidad, mediante el desarrollo de ambientes de aprendizaje efectivos, con dotación de libros y mobiliario adecuado, promoción de trabajo en grupo y tiempos de lectura mayores será posible aportar a que niños que se encuentran en condiciones vulnerables o en desventaja social logren nivelarse, con respecto a los que tienen mayores oportunidades.


Johanna Coto, asesora nacional de Educación Preescolar

MEP trabaja en formación de docentes

María José Núñez Chacón

maria.nunezchacon@ucr.ac.cr

Frente al análisis que llevó a cabo el Estado de la Educación sobre la formación y capacidades de los docentes de preescolar en las aulas, donde se resalta que hay un déficit en la formación inicial de los profesionales, UNIVERSIDAD consultó a Johanna Coto, asesora nacional de Educación Preescolar del Ministerio de Educación Pública.

La experta enfatizó en que, desde que se arrancó con los nuevos programas de estudio,  se estableció un proceso de formación y actualización de los docentes, para lograr una aplicación eficiente y correcta en las aulas.

El Estado de la Educación determinó que hay una brecha entre los nuevos programas de estudio y a la formación de los docentes en las universidades. Por ende, en las aulas no se están aplicando estos planes adecuadamente. ¿Qué hace el MEP para reducir esta brecha?

-Existe un proceso de capacitación y actualización permanente desde el año 2014 hasta la fecha, que está organizado en tres fases. La primera enfocada al conocimiento general y manejo del programa de estudio al 100%, por parte de los docentes de Educación Preescolar en las regiones educativas.

La segunda fase está orientada a la profundización en necesidades específicas detectadas en los grupos focales y la tercera parte de la capacitación se enmarca en el apoyo de los asesores regionales en sus procesos de capacitación y en la atención de necesidades detectadas en su región educativa.

En todas las regiones educativas han llevado procesos de capacitación paralelos al nivel central.

¿Qué controles o seguimiento se están haciendo para verificar el cumplimiento de los programas de estudio en las aulas?

-Los controles, como parte de la supervisión ejercida, les corresponden a los supervisores y directores de cada centro educativo, acompañados de los asesores regionales de Educación Preescolar.

Por su parte, el seguimiento nos corresponde a los asesores regionales y asesores nacionales de Educación Preescolar, como parte del empoderamiento técnico curricular al personal docente y se realiza mediante visitas, encuentros de experiencias, videoconferencias, asesorías, talleres, capacitación, atención de consultas, grupos focales y encuestas.

¿Qué mejoras han tenido en Educación Preescolar?

-Por medio del programa de estudio se han organizado mejor los procesos de aprendizaje, de acuerdo con las características de los niños de 4 a 6 años.

Por su parte, la mayoría de los docentes se han visto en la necesidad de mejorar su desarrollo profesional y actualización, acorde con las nuevas investigaciones que contempla el programa de estudio, como es el caso de funciones ejecutivas, desarrollo del pensamiento lógico matemático, científico y crítico, así como patrones de movimiento, habilidades lingüísticas, desarrollo de la autonomía, interacciones sociales, entre otros.

Un elemento muy positivo es la obligatoriedad de la educación preescolar en el sistema educativo costarricense; aunque desde el año 1997 se estableció constitucionalmente, es hasta ahora con el Reglamento de matrícula y traslado que se hace operativo. En este  se baja la edad para el ingreso al nivel de educación preescolar y primer año de primaria.

¿Qué programas exitosos e innovadores están implementando para solventar estas brechas?

-Contamos con Tecnoambientes, que incorpora la tecnología en los procesos de mediación docente y favorece el aprendizaje significativo de los niños.

Hay una capacitación del curso de planeamiento,  que dura una semana y al cual asisten los docentes, para luego poner en práctica lo aprendido durante tres meses, y así poder compartir e intercambiar las experiencias, logros, conclusiones, limitaciones y recomendaciones.

Asimismo, hemos desarrollado videos de buenas prácticas presentes en el aula de educación preescolar y hay una comunidad virtual, en la cual se colocan documentos oficiales, materiales de apoyo, videos e interacción por medio de un foro.

Otro proyecto es el círculo de estudio en las regiones educativas, como parte de un proceso de actualización permanente.

Se implementó la Estrategia de Primera Infancia en los distritos prioritarios durante el 2016 y ya este año se implementó a nivel nacional, identificando a los niños que están fuera del sistema escolar para que sean incorporados. Como parte de esta estrategia se nombraron 80 docentes de educación preescolar en Alternativas de Cuido y Desarrollo Infantil.


Fortalezas en preescolar

Aunque hay retos por resolver en el camino de la enseñanza de preescolar, el país tiene importantes avances y fortalezas, por ejemplo, que los docentes han logrado desarrollar ambientes seguros y cálidos para los niños.

Así lo indicó Isabel Román, directora del Informe Estado de la Educación, quien señaló que hay una masa de docentes altamente calificados, bien pagados y con condiciones laborales muy positivas, que están nombrados a tiempo completo.

“El país tiene una gran fortaleza, ya que la mayoría de niños van al preescolar público, en otras naciones es más frecuente la educación privada; esto nos pone en una diferencia positiva, y en los próximos años tenemos que asegurar altísima calidad, y con buena formación preescolar podremos atacar los problemas de rendimiento y bajo logro educativo a futuro”, comentó la experta.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) dice que hay que atender el preescolar y mejorarlo, pero esto no significa darles menos importancia a los otros ciclos, sino que la formación cumpla con su función para sentar las bases para primaria, secundaria y universidad, como todo un ciclo articulado.


Datos relevantes del Informe

Los kínder que tienen un director con formación de preescolar funcionan mejor.

Solo un 67% de docentes encuestados tiene conocimientos adecuados sobre fonemas.

El 82% de docentes de universidades públicas tiene conocimientos adecuados sobre fonemas.

El 66% de docentes de universidades privadas tiene conocimientos adecuados sobre fonemas.

Los niños de 0 a 6 años representan el 10% de la población total.

I y II quintil registran porcentajes más bajos de cobertura en preescolar.

Los servicios para preescolar se aumentaron entre 2005 y 2015 en un 8,9%.

El 81,9% de los centros de preescolar cuentan con comedor.

Solo un 20,1% de los centros de preescolar tienen biblioteca.

El 37,9% de los jardines infantiles tiene laboratorio de informática.

La disponibilidad de recursos tecnológicos (TV, DVD o computadora) está en el 79,7% de los centros.


 

 

 

 

 

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments