País Observatorio del Desarrollo UCR:

Cuatro de cada cinco contagiados por COVID-19 no están vacunados

De acuerdo con los datos, ponerse una dosis de la vacuna contra la COVID 19 reduce aproximadamente en poco más de un 80% la probabilidad de desarrollar síntomas, mientras que el esquema completo (dos vacunas) lo reduce en casi un 97%

Casi un 83% de los contagiados por COVID-19 no estaban vacunados contra la enfermedad al momento de contraerla, según reveló el Observatorio del Desarrollo de la Universidad de Costa Rica (UCR) en su más reciente análisis sobre el comportamiento de la vacunación, infecciones y hospitalizaciones en el país.

Al tomar como base el modelo implementado por el servicio de salud de Houston en Estados Unidos, y utilizando los datos del Ministerio de Salud y la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) desde el 1 de enero y hasta el 27 de agosto, el Observatorio del Desarrollo de la UCR estimó que de cada 100 contagios reportados con el virus COVID-19, aproximadamente 83 personas no tenían ninguna vacuna.

Para el pasado 14 de septiembre, del total de personas hospitalizadas en la seguridad social que tenían esquema de vacunación completo (277), el 75% no requirió de una UCI. (Foto: CCSS)

Además, de cada 100 personas infectadas por COVID-19, 14 tenían una dosis y solo 3 tenían el esquema de vacunación completo.

Esto significa, de acuerdo con el investigador del Observatorio del Desarrollo, Agustín Gómez, que “ponerse una dosis de la vacuna contra la COVID 19 reduce aproximadamente en poco más de un 80% la probabilidad de desarrollar síntomas, mientras que el esquema completo lo reduce en casi un 97%”.

Las vacunas contra la COVID-19 tienen como objetivo reducir la mortalidad y la hospitalización por esta enfermedad. Sin embargo, los datos demuestran que también tienen un importante efecto en cuanto a las infecciones, indicó el epidemiólogo de la Universidad Nacional (UNA), Juan José Romero.

Hospitalizados

Con respecto a la cantidad de personas hospitalizadas por el virus, el informe del Observatorio indica que aproximadamente 89 de cada 100 hospitalizados por este virus respiratorio no tenían ninguna vacuna contra la COVID-19.

Además, se estimó que solo 7 de esas 100 personas hospitalizadas tenían una vacuna, mientras que 4 presentaban su esquema de vacunación completo.

“Tomando esto en cuenta, una dosis de la vacuna disminuye cerca de un 90% (88,5%) la probabilidad de que una persona sea hospitalizada por el virus. La implementación de las dos dosis reduce la probabilidad en casi un 95%”, se lee en el informe.

Los investigadores estimaron también que aproximadamente 87 de cada 100 personas internadas en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) no estaban vacunadas contra la COVID-19; mientras que 10 de ellas sí tenían una dosis, y la menor cantidad de ingresados a UCI (3 de 100) tenían el esquema de vacunación completo.

Esto significa que la vacunación ayudó a reducir la probabilidad de ser internado en UCI por COVID-19 en casi un 90%; mientras que el tener dos dosis redujo esa probabilidad en aproximadamente un 97%.

“Existe una posibilidad de que llegués a UCI o a Salón a pesar de que tenés vacuna, que va a ser menor que alguien que no tenga ninguna dosis. Efectivamente, si tenés las dos dosis la posibilidad de llegar a Cuidados Intensivos o Salón es menor”, externó el investigador del Observatorio del Desarrollo, Agustín Gómez.

Fallecidos

Otra de las conclusiones del Observatorio es que aproximadamente 82 de cada 100 personas fallecidas por el virus COVID-19 reportados en el país no estaban inmunizados contra esta enfermedad.

Además, 12 personas presentaban solo una dosis de la vacuna, y 6 personas de esas 100 fallecidas tenían su esquema de vacunación completo.

Esto hace estimar que una vacuna reduce la probabilidad de fallecer en casi un 90%, mientras que las dos dosis disminuyen esa posibilidad en casi un 94%.

En esa línea el epidemiólogo Juan José Romero destacó que las personas fallecidas que presentaron esquema completo de vacunación en Costa Rica suelen ser las personas que presentaron algún riesgo, ya sea de salud o de edad avanzada.

“Las vacunas funcionan en distintos niveles, un primer nivel, que es el más evidente quizás, es el que tiene que ver con la hospitalización, la UCI y los fallecimientos. En esos tres niveles extremos la vacunación funciona, y la vacuna está hecha para eso. Las vacunas están diseñadas para evitar la enfermedad clínica, y los datos de Costa Rica lo confirman”, concluyó Romero.

Hasta el 27 de agosto anterior, 2.162.255 personas tenían una dosis de la vacuna contra la COVID-19, mientras que 864.625 contaban con el esquema de vacunación completo.


Corte al 14 de septiembre:

Hombres no vacunados internados en UCI y en Salón sobrepasan a las mujeres

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) dio a conocer este martes que los hombres no vacunados internados en Salón y en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) sobrepasan la cantidad de mujeres en la misma situación.

De acuerdo con la CCSS, para el 14 de septiembre, 272 hombres y 199 mujeres hospitalizados en Salón no se habían vacunado aún contra la COVID-19.

Una situación similar se da en el caso de las UCI, donde 212 hombres y 128 mujeres no se habían vacunado al momento de su internamiento.

Esto quiere decir que de las 1.312 personas internadas el pasado 14 de febrero, 811 no se encontraban vacunados.

Por su parte, el análisis del comportamiento de la edad muestra que las personas internadas en Salón que no están vacunadas tienen edades, en su mayoría, entre los 30 y 70 años, mientras que quienes poseen esquemas de vacunación completo están entre los 60 y 80 años.

“Si observamos el comportamiento por sexo, la mayor proporción de casos se da en hombres. Por otra parte, si analizamos el comportamiento por edad, las personas que se encuentran internadas en UCI y no están vacunadas tienen edades entre los 30 y 70 años; mientras que quienes sí tienen el esquema completo son personas entre 60 y 70 años”, comentó la jefe del Subárea de Análisis Estadístico, Susana López.

En cuanto a su lugar de residencia, un 65.7 % de los pacientes internados en la seguridad social el pasado 14 de septiembre provenían de las provincias de San José, Alajuela y Puntarenas.

La provincia de San José aportó un 28,7% del total de internamientos por COVID-19, solo el cantón central contribuye en un 30% del total de internamientos de la provincia, a este se suman Desamparados, Goicoechea, Pérez Zeledón, Alajuelita y Tibás.

Alajuela, por su parte, aportó el 27% del total de internamientos por COVID-19 analizados en el estudio. San Carlos fue el cantón que presentó más casos en este estudio con un 31% del total de las personas internadas provenientes de esa provincia, seguido por Alajuela, San Ramón, Los Chiles, Grecia, Palmares y Upala.

Puntarenas representó un 10% del total de internamientos por COVID-19. En este caso, los cantones de Puntarenas, Quepos y Corredores destacan como zona de residencia de las personas observadas en este análisis.

Mayoría de personas en UCI y Salón no estaban vacunadas

En números generales, para el 14 de septiembre, 1.312 personas se encontraban internadas en la seguridad social, de las cuales 821 estaban en Salón y 491 en una UCI.

Del total de hospitalizados en Salón, 57.4% no estaban vacunados contra la COVID-19, lo mismo que el 69.2% de los internados en UCI.

De los internados en Salón, 13.9% tenían apenas una dosis de la vacuna, mientras que 26.8% poseía el esquema completo.

En el caso de UCI, el 17.5% solo tenía una dosis del biológico contra la COVID-19 y 11.6% contaba ya con las dos dosis.

López destacó que los datos demuestran que contar con el esquema de vacunación completo constituye un elemento efectivo para disminuir la necesidad de requerir el internamiento en una UCI.

El análisis de la institución concluyó, además, que del total de personas hospitalizadas con esquema de vacunación completo (277) el 75% no requirió de una UCI, al corte del 14 de septiembre.

Por otra parte, de las 200 personas internadas que tenían su esquema de vacunación incompleto (solo una dosis aplicada) el 50 % requirió de una UCI y el otro 50% no.

Finalmente, de las 811 personas hospitalizadas no vacunadas el 51% requirió de cuidados en una UCI y el 49% no.


 

Ir al contenido