Créditos del BID y CAF permitirían ahorro de ¢15.500 millones al año, según Banco Central

El presidente del BCCR, Rodrigo Cubero, realizó la indicación en audiencia con los diputados, quienes tienen en sus manos la aprobación de los créditos por $850 millones.

El presidente del Banco Central (BCCR), Rodrigo Cubero, señaló esta semana a los diputados de la Comisión de Asuntos Hacendarios de la Asamblea Legislativa que, según las proyecciones de la entidad que dirige, el Estado costarricense podría ahorrarse ¢15.500 millones si aprueban los créditos internacionales negociados por el Ministerio de Hacienda en los últimos meses.

Se trata de un crédito con la Corporación Andina de Fomento (CAF), por $500 millones, y otro con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), por $350 millones.

Los ahorros estimados corresponden a mejoras en las tasas de los créditos, que, de no concretarse, obligarían al Estado a recurrir a deuda en el mercado interno en peores condiciones, según indicó el presidente ejecutivo.

Cubero señaló que las tasas de los créditos actuales rondarían el 3,97% en el caso de la CAF y el 3,11% en el caso del BID, intereses “muy favorables en comparación con las tasas en dólares o colones, equivalentes, en el mercado local, que andan entre el 6,7% y 7,3%”, dijo.

El presidente ejecutivo indicó que el ahorro previsto con el crédito de la CAF sería de $14,2 millones anuales (¢8.100 millones); mientras que en el caso del BID, el monto ascendería a los $13 millones (¢7.400 millones).

Los legisladores han señalado dudas sobre las aprobaciones de los créditos debido a decisiones del Ejecutivo en materia administrativa, como el acuerdo firmado con la Caja Costarricense del Seguro Social para resolver diferendos con respecto a la aplicación de la reforma fiscal por las vías legales.

De hecho, los diputados de oposición en la Comisión de Asuntos Hacendarios eliminaron del último presupuesto extraordinario los fondos para la capitalización del Gobierno en la CAF, los cuales son necesarios para acceder al crédito.

No obstante, el presidente ejecutivo del Banco Central recordó a los diputados que los créditos no solo permitirían reducir las tasas directas de esos préstamos en sí mismos, sino que podrían hacer lo mismo con otros créditos (producto de la competencia por la deuda del Estado) y con el resto del mercado doméstico (incluidos los bancos comerciales y sus opciones de crédito).

“Estamos hablando de que los créditos de apoyo presupuestario comportan tasas de interés efectivas que andan cerca de la mitad de lo que paga el Estado en el mercado local”, Rodrigo Cubero, presidente del BCCR

A lo largo de todas estas discusiones, Hacienda ha defendido la necesidad de los $1.500 millones en eurobonos y de estos créditos internacionales por $850 millones para reducir el impacto de las tasas de interés que paga el Estado.

A julio de 2019, el déficit financiero del país alcanzó un 3,8% del PIB, del que un 2,3% correspondió al pago de intereses de la deuda.

El Gobierno espera un ahorro anual del 0,044% del PIB con los créditos internacionales; sin embargo, la idea es alentar además una reducción de intereses en el resto de la deuda pública de forma indirecta, al mejorar la liquidez del gobierno y su confianza de pago en el resto del mercado (interno y externo).

¿Y el tipo de cambio?

Cubero enfatizó también que el Banco Central cuenta con la capacidad suficiente de absorber los $850 millones de los créditos internacionales, junto con los $1.500 millones aprobados en eurobonos; motivo por el que no ve posible mayores irregularidades en el precio del dólar (que en Costa Rica fluctúa por oferta y demanda de la divisa).

Además, indicó que no todo el dinero tendría que ser absorbido por el Banco Central (para cambiarlo a colones), pues una buena parte del pago de la deuda nacional  requiere fondos en dólares y el servicio de la deuda extranjera, solo para lo que resta del año, se estima en $531 millones.

“Por esto, una parte de esos recursos se va a utilizar efectivamente para el pago de deuda extranjera, que de por sí se estará enfrentando en los siguientes meses; pero es posible que otra parte de los créditos se utilice para efectuar pagos en colones y, en ese caso, el Gobierno vendría al Banco Central, que le cambiaría los dólares por colones”, describió.

Esto aumentaría las reservas en dólares del Banco Centra y la cantidad de colones en el mercado doméstico, por lo que entonces quedaría en manos del Central intervenir para buscar equilibrios.

“Todo esto implica que el BCCR debería decidir si necesita reabsorber una parte de esos colones que inyectó la operación cambiaria que comporta ese cambio de dólares por colones, y eso el Banco lo hará con base en las condiciones de liquidez imperantes en el momento en que se den esas operaciones”, concluyó.

Los créditos y sus condiciones

BID: $350 millones (20 años plazo, cinco de gracia), Tasa libor a tres meses. Comisión no podrá exceder un 0,75%

CAF: $390 millones, más $110 millones para capitalización (18 años plazo, tres de gracia). Tasa libor a seis meses, más un margen del 1,85%. Comisión de 0,85%.

Las tasas que paga el país: A junio de este año, Hacienda registró que sus tasas a diez o más años en colones rondaban el 10,42%; mientras que las tasas a diez o más años en dólares lo hacían al 7,26%.

0 comments