País

Contraloría suma a dudas a proyecto de tren eléctrico que impulsa el Gobierno

CGR emite señalamientos sobre etapas de preinversión y sobre la factibilidad, además de indicar dudas relacionadas a posibles efectos fiscales para el país con el proyecto que Carlos Alvarado declaró "de interés público" a pesar de críticas de diputados opositores.

La Contraloría General de la República emitió este lunes un informe de auditoría que pone más cuesta arriba al proyecto de tren eléctrico calculado en $550 millones impulsado por el Gobierno y objetado por una mayoría de diputados opositores.

El informe, notificado a Gobierno antes de que el presidente Carlos Alvarado declarara “de interés público” el proyecto, la semana pasada, señala que se carece de estudios suficientes para asegurar que sea ‘fiscalmente responsable’ en el contexto adverso de las finanzas públicas actuales.

La revisión de la CGR determinaron también que no hubo una secuencia lógica en las etapas de preinversión y que no hubo una adecuada coordinación con el ministerio rector, el de Obras Públicas y Transportes (MOPT), además de que aún no hay precisión en la demanda que tendrá ese servicio y que no se han seguido las normas debidas en el Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer).

Por eso la CGR ordena a Elizabeth Briceño, presidenta del Incofer, que reordene los cronogramas para incorporar las etapas pendientes en el proyecto e incluir los cambios necesarios y actualizados para precisar la factibilidad, considerando incluso factores cambiantes en la demanda, costos y operación del servicio.

El Consejo Directivo de Incofer también deberá enviar a la CGR evidencia del establecimiento de puntos de control para contar con “los insumos necesarios que le permitan la toma de decisiones respecto a la continuidad del Proyecto para asegurar la satisfacción del interés público y el resguardo de la Hacienda Pública”, se lee en el informe DFOE-CIU-IF-00002-2021.

El informe de la CGR no menciona a la primera dama de la República, Claudia Dobles, ingeniera impulsora del proyecto ferroviario como opción de transporte público de baja contaminación ambiental.

El proyecto, sin embargo, es objetado por razones variadas por la mayoría de legisladores de oposición, lo que deja baja la probabilidad de que se aprueben los créditos solicitados para el financiamiento. Pese a ello, el Gobierno insiste en el plan y emitió el jueves la declaratoria de “interés público”.

Ir al contenido