Primera sesión del Congreso

Congreso diverso celebra señales de unidad y evidencia tensiones

Pacto previo entre oficialismo, PUSC y PLN definieron Directorio sin contratiempos. Villalta no negociará en temas de derechos humanos.

Todo es abrazos y risas hasta que el tiempo, las diferencias y los intereses afloran en una Asamblea que pareciera seguir la línea del Poder Ejecutivo en su propuesta de un gobierno de unidad nacional.

Los desgastados pasillos de la Asamblea Legislativa vieron hoy desfilar a los 57 diputados, cientos de asesores y nuevo personal, en el primer día de trabajo del nuevo Parlamento, el último, en teoría, que utilizará el edificio ubicado en Cuesta de Moras.

El movimiento se intensificó a las 8:30 a.m., cuando los nuevos legisladores corrían para estrenar su curul y asumir nuevas funciones, distantes de las que ejercían como predicadores evangélicos, electricistas, asistentes de crédito, arquitectos y otras profesiones que conforman una Asamblea diversa, multipartidista y joven.

En el grupo de los 57 legisladores hay diversidad sexual, profesional, académica, socioeconómica, religiosa y generacional.

Parecida a la gala de una entrega de premios Óscar, por el Congreso desfilaron los

nuevos diputados con vestidos de diseñadores nacionales, peinados sofisticados y trajes con mensajes claros desde el primer día, como el pañuelo del diputado Enrique Sánchez con los colores del arcoiris de la diversidad.

Sánchez, quien abraza la defensa de los homosexuales, sabe que entra a una Asamblea polarizada, en donde, en la acera del frente, deberá consensuar con un grupo de 14 diputados que se cobijó con la bandera de la familia tradicional y la oposición a los grupos LGBTI.

No obstante, con tono sereno, Sánchez cuenta que se acercó a varios de sus colegas de Restauración Nacional y pretende hacer una labor digna, donde prime el respeto por los derechos humanos.

En medio de un Congreso multicolor, destaca también la presencia de viejos conocidos como Carlos Avendaño, jefe de fracción y líder histórico del Partido Restauración Nacional.

“Cuando uno viene por primera vez aquí, realmente no sabe a lo que viene. Hay mucha expectativa, como en el primer día de clases. Ya uno sabe el mecanismo, le decía a los compañeros que estuviéramos tranquilos, que iban a haber muchos recesos para tener conversaciones entre las fracciones”, comentó.

Por su parte, José María Villalta, quien fue diputado en el periodo 2010-2014, afirmó que no ve mayores cambios en la dinámica de la Asamblea. “Veo avances en la prensa, que ahora me pregunta por mis proyectos y no las razones por las cuales no ando corbata”, ironizó.

Sin embargo, resalta el aire juvenil de la Asamblea Legislativa, la cercanía con la paridad de género y la participación de figuras no tradicionales en el ámbito político.

“Pueden darse nuevas dinámicas que nos permitan avanzar en temas que no se pudieron avanzar en el pasado”, agregó, no sin antes afirmar que su defensa de los derechos humanos “no será negociable”.

La votación

La sesión del Plenario dio inicio con la conducción de Mario Castillo Meléndez, quien con sus 71 años de edad es el diputado más longevo, situación que le obligó a conducir la votación del Directorio. Lo hizo junto a los legisladores Luis Antonio Aiza, del Partido Liberación Nacional, y Walter Muñoz, del Partido Integración Nacional (PIN).

Tras agradecer a su familia en público, Castillo procedió rápidamente con la votación para el puesto de Presidente del Congreso, luego de una breve intervención de Villalta, del Frente Amplio, quien exhibió un fólder lleno de papeles, que contenían una serie de proyectos para continuar en su gestión, como la reforma constitucional para declarar el agua como bien público, el fortalecimiento a las inspecciones laborales, así como una iniciativa para controlar la evasión y elusión fiscal.

Abierta la votación, por el PRN se postuló el nombre de Carlos Avendaño, mientras que por el oficialismo la elegida fue Carolina Hidalgo, quien desde días atrás contaba con los votos del PAC, PLN, la mayoría del Partido Unidad Social Cristiana y otro de Villalta, quien confirmó su decisión de elegir a Hidalgo, minutos antes de la votación.

Uno de los pocos que se salió del canasto fue el joven diputado Daniel Ulate, quien dijo que “votar por la candidata oficialista” es traicionar a los vecinos de Occidente, quienes esperan por soluciones en la ruta San José – San Ramón. Sin embargo, su voto en blanco se terminó sumando al conteo de la legisladora del PAC.

Tras el conteo, Carolina Hidalgo, con 37 votos (35 a favor, uno en blanco y otro nulo), fue designada como la nueva presidenta de la Asamblea Legislativa, un hito histórico si se toma en cuenta que es apenas la tercera mujer que logra este puesto, y la más joven de la historia.

Tras abrazarse con partidarios, opositores y sus familiares, la abogada de 35 años y nadadora entusiasta, se acercó al Salón de Expresidentes, donde dio su primer discurso.

“La votación muestra una buena voluntad de las diferentes fracciones de querer sumar, me ofrezco como un puente y una vía de enlace en los distintos tipos de pensamiento”, dijo ante la prensa.

En los últimos ocho años, la diputada fue asesora legislativa (2010-2014) y directora nacional de Resolución Alterna de Conflictos en el Ministerio de Justicia y Paz desde el inicio de la actual administración, las dos principales experiencias que la impulsaron en el campo político.

Para Hidalgo, el éxito de la reforma fiscal dependerá del compromiso y responsabilidad de las otras fracciones, para gestionarla cuanto antes.

Tras un receso de casi una hora, se procedió a elegir los restantes cinco cargos del Directorio, en donde la diputada del PUSC, María Inés Solís, se quedó con la vicepresidencia, mientras que Luis Fernando Chacón (PLN) e Ivonne Acuña (PRN) liderarán las secretarías.

La primera prosecretaría estará en manos de Yorleni León, del PLN; mientras que en la segunda fue designada la diputada Shirley Díaz, del PUSC.

La elección del Directorio marcó otro hito en términos de conquistas en favor de las mujeres, al reunir una cifra inédita de cinco mujeres en sus puestos.

Diferencias

Pese a los aires de camaradería y cordialidad, típicos del primer día, Restauración Nacional afirma que desde las secretarías harán un marcaje de cerca al PAC.

Al diputado Jonathan Prendas le preocupa que la agrupación oficialista repita las maniobras del expresidente Henry Mora, quien usurpó las competencias de los diputados para aprobar el presupuesto del 2015, de acuerdo con la Sala Constitucional.

“Yo esperaría que no repitan esa práctica, fue muy desafortunado. Yo esperaría que la experiencia les hagan evitar esos pasos. Estaremos en la segunda secretaría, junto al PLN, tratando de evitar esto”, dijo Jonathan Prendas, diputado de Restauración Nacional, quien justificó las declaraciones de su compañera Ivonne Acuña, quien prometió “no dejar al PAC hacer lo que quiera”.

Por su parte, Villalta afirmó que será un muro de contención ante el avance de la agenda religiosa en la política. “Los derechos humanos no son negociables, la dignidad hay que respetarla y punto. La fracción del Frente Amplio promoverá avances en derechos que no se han conquistado y, sobretodo, será un muro para cualquier iniciativa que pretenda retroceder en los derechos que ya tenemos”, advirtió.

A las discrepancias en temas de derechos humanos, así como a las propuestas para combatir el déficit fiscal, se deben sumar las grietas internas de las fracciones, como en el caso del Partido Integración Nacional, que justo antes de comenzar sus funciones, perdió al diputado Erick Rodríguez Steller, afín al excandidato Juan Diego Castro, tras discrepancias con el líder de la fracción Wálter Muñoz.

En una jornada sin mayores contratiempos, en donde los pactos y las alianzas llegaron listos para votarse, los nuevos diputados se preparan para enfrentar al fantasma de la crisis fiscal, en medio de un ambiente de buena voluntad y el camuflaje de sus disentimientos.



 

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments