País

Conclusión de obras que causan presas tomaría de un mes a un año en cada caso, según estima el MOPT

Hasta el 15 de marzo se instalará dos puentes Bailey en el punto crítico de Bajo Los Ledezma, inicialmente se planteó que nuevo puente en el sitio quedaría listo en octubre.

El fin de la construcción de varias obras de infraestructura vial que causan presas en el Gran Área Metropolitana (GAM) tomará entre un mes y un año, según el avance de cada obra, su magnitud y la posibilidad de que se den atrasos.

Uno de los principales factores que inciden en la situación que el propio gobierno ha descrito como “caos vial”, es el cierre reciente del Bajo Los Ledezma.

Se trata de un proyecto del Ministerio de Obras Públicas y Transporte (MOPT) y la Municipalidad de San José a partir de un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), como parte del Programa BID Cantonal II.

La obra consiste en un puente de 30 metros de largo, que tiene un costo de $1,5 millones, cuya construcción inició en enero a cargo de la empresa Traesa. Se supone que el proyecto tiene un plazo de diez meses, por lo que se supone que debería concluir en noviembre, sin embargo se debe tomar en cuenta factores como la reciente ruptura de una voluminosa tubería de agua que incidirán en retrasos.

Por otra parte, la semana pasada se dio inicio a las obras de ampliación de carriles en el sector del Monumento al Agua y el puente Juan Pablo II, en La Uruca. Esa obra tiene un costo de ₡350 millones y se supone que durará un par de meses.

Esa obra se suma a la pesadilla de quienes viajan entre Alajuela y San José, que ya padecen el proyecto de renovación de las lozas en la Radial Alajuela, que une esa ciudad con el aeropuerto Juan Santamaría, inició el año pasado cuando se trabajó el sentido aeropuerto – Alajuela. El pasado 9 de enero inició el trabajo en el sentido contrario y en su oportunidad el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) informó que se trabaja 24 horas al día para que esté listo en tres meses, es decir, en abril.

A ello se suma las obras frente al propio aeropuerto, donde se lleva a cabo obras como ampliación de algunos carriles y colocación de un puente Bailey. Se espera que concluya el 11 de abril, al mismo tiempo que el trabajo en la Radial.

Volviendo a la capital, en el sector de Calle Blancos se vive la incidencia de los trabajos en la última etapa de la Circunvalación Norte, denominada Unidad Funcional V.

Ese proyecto adjudicado al consorcio H Solís – Estrella, la orden de inicio se dio en setiembre de 2017 y se suponía que tomaría 28 meses para unir La Uruca y Guadalupe.

Esta última etapa se suponía que estaría lista entre mayo y junio, pero en noviembre el jerarca del MOPT Luis Amador informó que más bien será en setiembre. Según se explicó, el atraso se debió a procesos de expropiación.

Mientras tanto, en Hatillo 4 se construye desde agosto del año pasado un paso elevado, el cual tiene un costo de unos ₡6. 800 millones y fue adjudicado por este gobierno a la cuestionada empresa MECO.

Se supone que la construcción tomará 18 meses, por lo que debería concluir en el primer semestre de 2025.

Hacia el este, en Curridabat, continúan las obras en el sector de La Galera. Recién en enero se inauguró el túnel que forma parte del proyecto y la conclusión de la totalidad de la obra se espera para “inicios del segundo trimestre del 2024”, de acuerdo con la información oficial del Conavi.

Sin embargo, esa fuente añade que “quedará pendiente finalizar con las labores de iluminación de las áreas aledañas al paso inferior, la colocación de barreras de seguridad complementarias, mallas de seguridad, demarcación, y además de la colocación de la parada de autobús sobre la Ruta Nacional N. 251”.

Finalmente, en Cartago se sigue padeciendo la construcción del tramo Taras – La Lima. La orden de inicio se dio el 2 de diciembre de 2020, durante la administración Alvarado que la adjudicó a las empresas H Solís y Estrella en consorcio, y se dijo que tomaría 28 meses. Es decir, originalmente se planteó que esa obra estaría terminada en abril de 2023.

Ha tenido más de 600 días de atraso y en octubre en la Asamblea Legislativa el viceministro de Infraestructura Efraím Zeledón informó que se espera la construcción de un paso elevado concluya en diciembre de este año.

A estas situaciones viene a sumarse un trabajo de recarpeteo en Heredia, entre la Universidad Nacional (UNA) y San Pablo. Esas obras iniciaron el domingo pasado y se supone que tomarán al menos treinta días.

Mientras tanto, el director del Conavi, Mauricio Batalla, ha manifestado que el “caos vial” se debe únicamente as los trabajos en Bajo los Ledezma

Suscríbase al boletín

Ir al contenido