Comunidades costeras de La Cruz, Guanacaste: Desorden en concesiones de agua castiga a pobladores

Si ya de por sí el agua es un bien escaso en las comunidades costeras de Puerto Soley y Colonia Gil Tablada Corea –en

Comunidad realizó homenaje a Gil Tablada Corea, asesinado hace 39 años en lucha por tierras de finca El Jobo.

Si ya de por sí el agua es un bien escaso en las comunidades costeras de Puerto Soley y Colonia Gil Tablada Corea –en el cantón fronterizo con Nicaragua, La Cruz-, la carestía se acrecienta por la falta de controles estatales en la apertura y operación de pozos que se abastecen del manto acuífero de la zona.

Las grandes perdedoras en esta lucha por contar con suficiente líquido para sus necesidades diarias, son las familias que habitan en estas poblaciones, las cuales ven cómo en los hoteles cercanos tienen llenas sus piscinas y difícilmente falta el agua.
Una queja reiterada de los lugareños es que ante los constantes cortes en el abastecimiento por parte del acueducto local, las escuelas deben suspender lecciones, en acatamiento de las medidas ordenadas por el Ministerio de Salud frente a la propagación de la gripe AH1N1.
Esta situación pudo ser corroborada durante una visita que realizó este Semanario entre el 18 y 20 de noviembre pasado, a estas comunidades. En dos escuelas visitadas dos días seguidos, se encontraban cerradas por falta de agua, según dijeron vecinos.
Cabe mencionar que un informe de la Contraloría General de la República (CGR) del pasado 17 de julio, fue contundente al señalar la deficiente fiscalización por parte de los entes públicos encargados.
“El desarrollo inmobiliario y turístico que se ha presentado en los últimos años en las provincias de Guanacaste y Puntarenas, ha ocasionado un aumento en la demanda de aguas subterráneas de forma significativa, poniendo en peligro inminente de sobreexplotación y de contaminación por intrusión salina de los acuíferos costeros, que no solo suplen estos proyectos constructivos, sino (que) son las fuentes de abastecimiento de las poblaciones costeras”, detalla dicho informe.
Indicó además que “ante la realidad, la respuesta de las entidades estatales que atienden el aprovechamiento de esas aguas, denota una gestión desintegrada que no ha buscado la preservación y protección de los sistemas de acuíferos que suministran el recurso hídrico que han requerido los usuarios, lo que es imprescindible, porque el SENARA ya ha advertido que esos sistemas son pequeños, vulnerables y con poca capacidad de recarga”.
Una prueba clara de que los reproches de la Contraloría están debidamente fundamentados, es un informe que el Departamento de Aguas del Ministerio de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones (MINAET) suministró al programa “Aula Móvil” de la Universidad de Costa Rica, en el que queda en evidencia que muchos de los pozos que operan en la zona costera no están autorizados.
El informe de la CGR sostiene que “el Departamento de Aguas no realiza inspecciones de campo para verificar los datos de las solicitudes para la perforación de pozos, ni posteriormente para verificar el cumplimiento de las condiciones en que se autorizaron o denegaron”.
La competencia por el abastecimiento de agua podría volverse más fuerte en los próximos años, ya que está previsto el desarrollo de un proyecto inmobiliario de 1.500 hectáreas, por parte del grupo empresarial perteneciente al inversionista nicaragüense Carlos Pellas, asociado con los empresarios costarricenses Francis Durman, André Garnier, Ernesto Castegnaro y David Ezrine.
Por ahora son pocos y pequeños los hoteles existentes, de los cuales ninguno ha obtenido el debido permiso para utilizar los pozos que poseen, e incluso manejan una sociedad de usuarios del agua, que funciona como un acueducto privado, algo que está a contrapelo de la legislación vigente.
La Contraloría concluyó que el Departamento de Aguas del MINAET, el SENARA y el AyA, han puesto en riesgo el control sobre los permisos para la perforación de pozos y el consiguiente abastecimiento de aguas”.

ESCUELAS AFECTADAS

Miguel Espinoza, presidente de la Asociación de Desarrollo Integral de Puerto Soley, explicó que las constantes interrupciones en las lecciones en las escuelas, se a deben a los cortes de agua en el acueducto.
En una reunión que sostuvo el dirigente y otros miembros de la asociación con Rosemile Ramsbottom –coordinadora de los programas Aula Móvil de la UCR – y Ligia Delgadillo –coordinadora de Voluntariado-, detalló los inconvenientes que sufren por la escasez de agua.
Espinoza calificó de grave el problema del acueducto, pues “en días pasados hubo gente que pasó cuatro días sin agua. ¡Eso es una barbaridad! Y lo peor es que la escuela cierra entonces porque no hay agua”.
Los directivos de la Asociación de Desarrollo recibieron información de Ramsbottom, respecto de las gestiones que por medio del programa ha hecho ante funcionarios de Acueductos y Alcantarillado para solucionar tal escasez, y el hecho de que no se han realizado estudios hidrogeológicos que permitan determinar cuál es la verdadera situación en este campo.
Vale mencionar que los programas Aula Móvil y Voluntariado, brindan asesoría en diversos campos a estas comunidades desde hace un año, tendiente a que puedan desarrollar sus propios proyectos de desarrollo y a hacerle frente a los problemas.
 Los integrantes de la Asociación se quejaron porque hace un mes se firmó un convenio entre AyA y la Municipalidad de La Cruz –con presencia del mandatario Óscar Arias-, para dotar de suficiente agua a la región; pero en ningún momento fueron invitados al acto representantes de las comunidades.
Cabe recordar que la familia del presidente Arias compró algunas parcelas que originalmente el Instituto de Desarrollo Agrario (IDA) había asignado a pequeños campesinos.
En relación con el malestar expresado por el líder comunal Espinoza sobre los cortes de agua, esto fue confirmado por la directora de la Escuela Gil Tablada Corea –Silvia Díaz-, quien recordó que desde que empezó el curso lectivo de este año, son frecuentes las interrupciones de las clases por el desabastecimiento del acueducto, especialmente en los últimos meses, cuando ha llovido poco.
En razón de la directriz del Ministerio de Salud por la gripe AH1N1, de que si no hay agua en las escuelas se deben suspender las lecciones, a veces han pasado varios días seguidos con la escuela cerrada, aseguró.
Para paliar esta escasez, la maestra puntualizó que han podido enfrentar un poco mejor esta carestía, gracias a la donación de un tanque de captación que donó a mediados de año Santa Elena Preserve, del empresario Pellas.

DESARROLLO, PERO CON AGUA

El abastecimiento de agua de la Colonia Gil Tablada está a cargo de la Asociación  Administradora del Sistema de Acueducto y Alcantarillado (ASADA), cuya presidenta es Blanca Herrera, quien preside también la Asociación de Desarrollo del lugar.
Herrera criticó el mínimo apoyo a dado a estas comunidades costeras por parte de Acueductos y Alcantarillado, al tiempo que reconoció el respaldo recibido de la UCR.
Rafael Pérez, fiscal de esta misma asociación, lamentó que recientemente llegaron funcionarios de la oficina de AyA en Liberia que prometieron solucionar el problema de abastecimiento con prontitud, pero eso no pasó de ser una falsa promesa.
Por otra parte, para Marvin Tablada –hijo de Gil Tablada Corea, campesino asesinado en 1970 por el terrateniente Luis Morice- la actividad turística si bien es incipiente en esta zona, se perfila como la que tomará más impulso para los próximos años, y si este tipo de desarrollo no ha tenido un mayor auge hasta el momento, es porque hay problemas con el abastecimiento de agua.
En su opinión, para que se brinde un servicio con la cantidad de agua requerida y de calidad, se necesita de un gran apoyo estatal, que desde hace muchos años los habitantes de la región está esperando que llegue. Asimismo, instó a poner atención a la forma en que se distribuye el agua entre los usuarios, para que familias y empresas hoteleras lo reciban equitativamente.
De cara a los proyectos que planea impulsar a la empresa Santa Elena Preserve, la demanda por agua aumentará considerablemente, lo cual podría generar fricciones entre desarrolladores turísticos y vecinos, si no se resuelve el desabastecimiento.
Por el momento, la relación entre estos grupos es relativamente armoniosa, según se pudo apreciar en la zona, en gran parte debido probablemente a la ayuda material que aporta Santa Elena Preserve a estas comunidades.
Julie Beck, enlace de esta compañía con los vecinos, afirmó el pasado 19 de noviembre en una reunión con miembros de la Asociación de Desarrollo Integral de Colonia Gil Tablada Corea, que el interés de Santa Elena Preserve es lograr un desarrollo sostenible de los proyectos inmobiliarios que planean ejecutar y de cooperación con la comunidad.
Este proyecto de Carlos Pellas recibió en agosto del año pasado $7.8 millones del Banco de Costa Rica, para financiar una primera fase, que incluye la compra de tierras. El inicio de obras arrancaría en el 2011 y concluiría en el 2020.
La página en Internet del grupo Pellas (http//pellasdevelopment.com) se refiere a lo que planear hacer en esta área: “Dividido en tres áreas, cada uno con características naturales distintas que sugieren diversas oportunidades para el acceso, las amenidades y las actividades -Bahía Soley, Las Mareas y Punta Clara- Santa Elena se está estudiando y se está planeando cuidadosamente formar parte de una visión integral para esta región. Se sitúa perfectamente para convertirse en un destino mundial con el acceso a los magníficos sitios naturales y culturales de la región que a la vez protejan su majestuosidad”.
Detallan que han conseguido apoyo financiero internacional por al menos $60 millones, para impulsar su proyecto en Costa Rica. “El Grupo Pellas controla más de $8 mil millones en activos, incluyendo inversiones en banca (BAC – Credomatic, Network en sociedad con General Electric), azúcar, etanol y generación de energía con Corporación SER, ron con la marca “Flor de Caña”, salud con el Hospital Metropolitano, distribución de productos de consumo con Casa Pellas y E.Chamorro, y servicios de IT con Corporación GBM”, agregan.

 


Recuerdan asesinato de Gil Tablada

Aunque por órdenes ministeriales quitaron hace un año –supuestamente porque la iban a pintar- el nombre que lucía en su pared frontal: Escuela Gil Tablada Corea, esto no fue motivo para que el pasado 19 de noviembre escolares y miembros de la comunidad que se llama igual, realizaran un emotivo acto que marca el inicio de la conmemoración de los 40 años del asesinato de este defensor de los campesinos que poblaron Bahía Salinas, región fronteriza con Nicaragua.
Tablada Corea fue asesinado de dos balazos el 18 de noviembre de 1970 por el latifundista Luis Morice Lara, quien se oponía a la presencia de campesinos en esas tierras.
Gil Tablada era zapatero y talabartero, y para ayudarle a los campesinos les llevaba alimentos. A principios del año en que murió le dio su adhesión política al Partido Liberación Nacional, según se aprecia en una fotografía de aquel entonces, con la firma de José Figueres y Luis Alberto Monge.
De acuerdo con información del periódico Libertad de la época, cuando lo mataron se aprestaba a colaborar con funcionarios del Instituto de Tierras y Colonización (ITCO) -hoy conocido como IDA- que se dirigían a buscarle solución al conflicto por las tierras.
Marvin Tablada, hijo único de Gil, recordó que tenía 13 meses de nacido cuando su padre murió, por lo que no tiene de él imágenes en su memoria.
En su discurso ante la concurrencia, dijo que el sitio que lleva el nombre de su padre probablemente sería una parte más de la finca de Morice, si no hubiera dado su vida en esta lucha.
También cuestionó lo que calificó como decisión política, el hecho de que se mandara a borrar el nombre de su padre impreso en la pared de la escuela, eliminado supuestamente para pintarla, y que luego sospechosamente no se restituyera. 
Hizo también un llamado a la miembros de la comunidad, para que sigan el ejemplo de su progenitor y luchen por sus sueños como él.
Tanto Marvin como el sacerdote Ronal Vargas –de la Pastoral Social de Tilarán y participante en el acto-, insistieron en que se debe utilizar el verdadero nombre de esta comunidad: Colonia Gil Tablada Corea, y no El Jobo, que es como se le denomina a la finca del terrateniente que mató a Tablada.
Acerca de las presiones que podrían tener los lugareños para vender su tierras por la llegada de grandes inversionistas en turismo y desarrollo inmobiliario, Tablada no dudó en que éstas se den.
“Una familia que ha vivido crisis, que ha pasado necesidades en una parcela -que de por sí nunca han sido muy buenas para la agricultura-, de repente llega un inversionista y le pone unos cuantos dólares sobre la mesa, y entonces se desespera por venderla. Creo que la mayoría de las tierras acá o de las parcelas –con o sin el visto bueno del IDA- ya están en manos de extranjeros”, comentó.
La actividad conmemorativa sirvió también para que Rosemile Ramsbottom –coordinadora de los programas Aula Móvil de la UCR – y Ligia Delgadillo –coordinadora de Voluntariado-, entregaron varios donativos a escuelas de la zona, como bolas de fútbol y voleibol, así como materiales para construir una cancha de este último deporte.


Evidente irrespeto a la Zona Marítimo-Terrestre

En diversos sitios de Bahía Salinas, se hace evidente el irrespeto la Ley de Zona Marítimo-Terrestre (ZMT), por parte de los empresarios turísticos y desarrolladores inmobiliarios, según pudo constatar este Semanario en un recorrido reciente.
La aplicación de esta ley y las presiones de la Contraloría General de la República para que se haga respetar, han puesto en los último años en jaque no solo a los personas que viven en estos territorios, sino también a las municipalidades que están obligadas a ejecutar los desalojos.
Pescadores de estas comunidades costeras de Bahía Salinas ya empezaron a buscar sitios en donde ubicar sus viviendas y centros de acopio, a fin de cumplir con la legislación.
Sin embargo, en playas cercanas a las comunidades de Puerto Soley y Colonia Gil Tablada Corea, se presentan claros irrespetos a la ley, al poseer edificaciones dentro de la ZMT que debe estar libre de todo tipo de construcciones.
Así, en playa Rajadita, que colinda con terrenos de la empresa Santa Elena Preserve, se pudo observar que dentro de los 50 metros públicos inalienables se sembró césped y palmeras ornamentales, al tiempo que a los mojones que instala el Instituto Geográfico Nacional para delimitar la ZMT se les cambió el color amarillo tradicional, por un verde que se confunde a la distancia con la vegetación.
De igual manera, el hotel Bolaños Bay tiene dentro de estos mojones una piscina, parte de un rancho y de sus jardines, aunque al menos han respetado el color oficial de estos.
El tiempo dirá si en este territorio la Municipalidad de La Cruz aplicará igual la ley, que por lo general empieza por aplicarse a los pescadores y sectores socialmente marginados.


Otros Artículos

La candidata del Partido Liberación Nacional (PLN) Laura Chinchilla, a través de su jefe de prensa Carlos Roverssi, envió una aclaración sobre la publicación

El representante de la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (SETENA), Eduardo Murillo, reconoció ante la Sala Constitucional que esta entidad no realizó un estudio de

La exposición estuvo a cargo del profesor, antropólogo y geógrafo, Neil Smith. Las propuestas de análisis dieron paso a una reflexión sobre las formas

Sintéticamente, es el reconocimiento que hace la doctrina jurídica respecto de los remedios que el Estado debe ofrecer al ciudadano frente al drama de

Su creación fue dedicada a plasmar las experiencias de las personas refugiadas, la violencia que sufren en su país de origen y el proceso

“Psicoanálisis y Marxismo” fue esa primera obra que conocimos. Publicada en 1969, reunía varios ensayos en que trataba de las relaciones entre estas dos

El Ministro de Agricultura y Ganadería, Javier Flores, así como la gerente  de vigilancia y control de plagas del Servicio Fitosanitario del Estado (SFE),

Los 33 estudiantes de quinto año de microbiología de la Universidad de Costa Rica (UCR) se llevaron la sorpresa de que varias de las